Sábado, 24 de Junio de 2017 Actualizado: 03:58 h.

TRAS MÁS DE SEIS MESES DE TRABAJO

El cementerio ilegal de neumáticos que ardió en Seseña ya es historia

La última rueda de las 10.000 toneladas que no ardieron ya ha sido retirada. En cuanto a la limpieza de las cenizas, la previsión es concluir la restauración medioambiental en marzo.

Foto de archivo del incendio del vertedero de neumáticos de Seseña | EFE
Foto de archivo del incendio del vertedero de neumáticos de Seseña | EFE

TOLEDO.- Este martes se ha retirado el último neumático de las 10.000 toneladas que no ardieron en el incendio del vertedero de ruedas situado en el municipio toledano de Seseña, el más grande de Europa, que comenzó el pasado 13 de mayo y quedó extinguido veinte días después; mientras que la previsión es acabar la retirada de cenizas en marzo.

A este histórico acontecimiento ha acudido el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, el socialista Francisco Martínez Arroyo, que ha estado acompañado por el alcalde de Seseña, el ‘popular’ Carlos Velázquez.

En declaraciones a los periodistas, el consejero ha explicado que “se ha hecho un gran esfuerzo por parte de la Administración pública regional con el objetivo de recuperar el entorno", manifestando además su "satisfacción por el trabajo bien hecho".

Tras más de seis meses de trabajo por parte de la empresa pública Tragsa, se han retirado 1.300 toneladas de alambres y 10.000 toneladas de ruedas que quedaron sin combustionar en la parcela de Castilla-La Mancha, de las 21.000 toneladas que se acumulaban en este lugar desde finales de los años 90.

Además, el consejero ha adelantado que "para primeros de marzo" la parcela estará "completamente restaurada desde el punto de vista medioambiental". Mientras tanto, cabe destacar que las ruedas que han sido retiradas serán utilizadas para generar combustible a través de un proyecto de compra pública innovadora de neumáticos.

Estado actual de la parcela que albergaba los neumáticos | Ignacio López

PAGE ENDURECE LA NORMATIVA

Por otro lado, el consejero ha informado también de que el Gobierno de Page ha aprobado un nuevo Plan regional de Gestión de Residuos. Dicha normativa, ha explicado Martínez Arroyo, "pretende que no vuelvan a suceder hechos como el que ocurrió en Seseña".

Para ello, se pedirá a todas las empresas que se quieran instalar en Castilla-La Mancha para gestionar residuos de todo tipo, peligrosos o no, una fianza para hacer frente a las multas que se les pueda poner por parte de la Administración por incumplimiento de la normativa ambiental.

"Esta fianza va a garantizar el pago por parte de las empresas de sus incumplimientos, se va a llevar a cabo el principio de quien contamina, paga", ha explicado Martínez Arroyo, quien ha advertido de que la responsabilidad "no la tienen los ciudadanos de Castilla-La Mancha, sino las empresas que incumplen con la política ambiental". Además, el plan contempla exigir a todas las empresas un seguro de responsabilidad civil, que "no se está exigiendo de forma específica en lo que tiene que ver con el medio ambiente".

En tercer lugar, ha apuntado el consejero, el Plan regional de Gestión de Residuos prevé la posibilidad de que se aplique un canon de vertidos en Castilla-La Mancha. "Es la primera vez que esto sucedería. De esta manera, todas las empresas que quisieran traer a Castilla-La Mancha residuos, y hay un atractivo importante por la cercanía a Madrid, tendrían que pagar un canon que aumentaría los ingresos en Castilla-La Mancha", ha afirmado el consejero antes de desvelar que este canon “es una forma de desincentivar que vengan residuos de otras comunidades autónomas”.

Estado actual de la parcela que albergaba los neumáticos | Ignacio López

EL ALCALDE APROVECHA PARA ENFOLLONAR

Por su parte, el alcalde de Seseña se ha mostrado "sorprendido" ya que, según critica, el Ejecutivo de García-Page no le informó ayer de la celebración de este acto, que dice haber conocido "por la prensa".

"Entiendo que se debe a un error importante que no se haya tenido en cuenta al Ayuntamiento de Seseña", ha continuado enfollonando Velázquez, quien seguidamente ha decidido reconducir su discurso para celebrar la limpieza del vertedero, así como el nuevo Plan de Gestión de Residuos aprobado hoy por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha.

"Hemos visto como se ha agilizado la retirada de los residuos. Ahora queda retirar las cenizas, el elemento que más preocupaba a los vecinos, para tratar de dar por cerrado este asunto", ha aseverado.

Además, ha recordado que el Ayuntamiento de Seseña ha encargado un análisis de "las posibles afecciones para la salud de las personas que se pudieron ver afectadas", tanto a la Universidad Rovira i Virgili en colaboración con Ecologistas en Acción, como al Instituto de Salud Carlos III de Madrid. Velázquez ha señalado que su intención es presentar el informe públicamente durante el primer trimestre de 2017.