Martes, 16 de Enero de 2018 Actualizado: 22:26 h.

EDUCACIÓN

Castilla-La Mancha revoca el pacto de interinos de Cospedal con el consenso de todos los sindicatos

El nuevo acuerdo impulsado por Page elimina el agravio comparativo con los interinos de otras comunidades, acaba con la discriminación económica que sufría el colectivo en verano y contempla recuperar a los opositores que no lograron superar la primera prueba, de modo que no sean necesarias bolsas extraordinarias. 

El consejero Ángel Felpeto firma el nuevo pacto en presencia de Emiliano García‑Page
El consejero Ángel Felpeto firma el nuevo pacto en presencia de Emiliano García‑Page

TOLEDO.- Todos los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Educación han firmado por unanimidad el nuevo pacto de profesores interinos de Castilla‑La Mancha, que revoca el suscrito hace cuatro años por el Gobierno de María Dolores de Cospedal. Aquel acuerdo salió adelante sin consenso, descolgándose el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza (STE) de la firma tras ser 'expulsado' por el Ejecutivo del Partido Popular, argumentando que su carácter asambleario no garantizaba la confidencialidad de la negociación. 

No obstante, en esta ocasión, el Gobierno que preside el socialista Emiliano García-Page ha logrado la complicidad de los cinco sindicatos con representación en la mesa, los cuales han considerado adecuado firmar el pacto ‑a pesar de matizarlo en ciertos aspectos‑, al mejorar sustancialmente el de la pasada legislatura. Un pacto de interinos, el de Cospedal, cuyos efectos se extendían durante los cuatro cursos escolares posteriores a su entrada en vigor ‑hasta el 2016/17‑, prorrogándose uno más ‑hasta el actual‑ salvo la denuncia expresa de una de las partes, tal y como recogía el acuerdo firmado el 22 de marzo de 2013 por el entonces consejero de Educación, Marcial Marín, y los representantes de cuatro sindicatos.

En cuanto a la entrada en vigor del nuevo pacto, se producirá tras su publicación en el Diario Oficial de Castilla‑La Mancha, teniendo vigencia hasta el curso 2021/22

Su firma se escenificaba este jueves en el transcurso de un acto celebrado en el Palacio de Fuensalida, tras la reunión extraordinaria de la Mesa Sectorial de Educación, que presidía el jefe del Ejecutivo regional. Los representantes de los sindicatos ANPE-CLM, STE, CCOO, CSIF-CLM y FeSP UGT-CLM rubricaban, junto al consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, este acuerdo que regulará la composición de las futuras listas de interinos para los próximos cuatro cursos. 

Un pacto para la ordenación de las bolsas de trabajo de los aspirantes a interinidades en la función pública docente no universitaria que se ha venido negociando a lo largo de los últimos meses, consiguiendo poner de acuerdo a un "heterogéneo" colectivo, "con diferentes posicionamientos e intereses". Así lo subrayaba Felpeto, quien ha querido agradecer a los sindicatos el trabajo desarrollado, puesto que su "seriedad, compromiso y voluntad negociadora" han hecho posible dar "una respuesta unitaria y coherente". 

En este sentido, el consejero recordaba que el anterior pacto se firmó "en unas condiciones anómalas", de lo cual han sido conscientes todas las partes, por lo que en la negociación de este nuevo era obligado "superar desde el principio ciertos prejuicios". Se trataba así de iniciar una negociación que debía ser "transparente" y en la que todas las partes se sintieran "en igualdad de condiciones". 

Respecto a los términos del acuerdo, Felpeto se refería a la necesidad planteada desde el inicio de la negociación de encontrar una fórmula que permitiera acabar con la discriminación que sufría el colectivo de interinos de Castilla-La Mancha respecto a otras comunidades, al verse desposeído de los meses de julio y agosto, no solo de los derechos económicos, sino también de los de carácter administrativo. 

Una situación a la que se da respuesta en este acuerdo, de modo que a partir de la próxima baremación, todos los interinos alcanzarán la máxima puntuación por el apartado de experiencia previa con nueve meses de trabajo, igualando así a aquellos interinos de otras comunidades autónomas que no se vieron penalizados como sí ocurrió en Castilla-La Mancha.  

Por otra parte, desde el convencimiento de la "necesidad" de recuperar a todos los opositores que eran expulsados de las bolsas de trabajo por sacar menos de un cinco en la primera prueba, a partir de ahora, todos aquellos que antes desaparecieron serán ordenados, a continuación de los que superan una o más pruebas, por la nota de su ejercicio. De esta manera, formarán parte de las distintas bolsas y, además, se elimina la necesidad de convocar bolsas extraordinarias ya que estarán ordenados y listos para trabajar en función de las necesidades del sistema. 

Otra de las mejoras que introduce en este acuerdo es la eliminación de otra gran discriminación como era el hecho de que los interinos de otras comunidades pudieran alegar para su baremación notas obtenidas en procesos fuera de Castilla-La Mancha, "en tanto que a los nuestros no se les dejaba participar con sus notas en esas mismas comunidades", resaltaba Felpeto. 

Así, a partir del próximo proceso selectivo nadie podrá ser baremado con notas distintas a las obtenidas en Castilla-La Mancha, lo que no significa que voluntariamente un integrante de bolsas en la región no pueda presentarse en otra comunidad autónoma. Podrá hacerlo, pero nunca podrá hacer valer esa nota para ser baremado aquí, sin que ello suponga ser excluido de las listas de la región. 

Además, se recoge la posibilidad de que todo aspirante pueda presentar la mejor nota obtenida en las cuatro últimas convocatorias, es decir la nota de las tres últimas más la nota que obtenga en la próxima que se presenten.  

Otro aspecto prioritario en esta negociación ha sido incrementar el porcentaje de la experiencia y la nota en la fase de oposición hasta el 45 por ciento, el máximo que las distintas sentencias establecen para garantizar el equilibrio entre experiencia y nota de examen. 

Para el consejero de Educación, Cultura y Deportes este acuerdo no solo es importante desde el punto de vista de la clarificación y ordenación de la composición de las bolsas de trabajo, lo cual afecta a las expectativas laborales del colectivo de interinos, sino también por el hecho de que regulará, como mínimo, ya para el curso 2018/19, a más de 3.000 interinos e interinas en vacante, así como a otros tantos que pudieran trabajar a lo largo del próximo curso realizando sustituciones del Cuerpo de Secundaria y Profesores Técnicos de Formación Profesional. 

Al Cuerpo de Maestros les afectará de cara al curso 2019/20, pues las listas se reordenan siempre con ocasión de la convocatoria de oposiciones, y este colectivo tendrá su convocatoria en el 2019. 

"Con estas medidas iremos garantizando el correcto funcionamiento de las bolsas de interinos y, en consecuencia, la minoración de los problemas que en cursos anteriores hemos tenido y, más gravemente, en este inicio de curso", concluía el responsable de Educación. 

MATICES DE LOS SINDICATOS 

Y aunque el acuerdo sale adelante con la unanimidad de todos los miembros de la mesa sectorial, desde los sindicatos se realizaban algunas matizaciones, que mantendrán como reivindicaciones. 

Este es el caso de STE, cuya suma a este acuerdo se producía en el último momento, tras realizar un proceso de consulta telemática en el que la mayoría de sus afiliados han opinado que en esta ocasión, no podían volver a quedar fuera del pacto pese a los "aspectos negativos" que tiene. Así lo señalaba su representante en la mesa, Sonia Blanco, quien avanzaba que seguirán "luchando" para lograr que "a igual trabajo de interinos, iguales condiciones laborales con los funcionarios". 

Por su parte, desde Comisiones Obreras, Mercedes Gómez resaltaba la mejora de la estabilidad de los interinos que supone el pacto, pero precisaba que el sindicato lo que defiende es "una buena oferta de empleo público" hasta llegar al objetivo de que haya un 8 por ciento de docentes interinos. 

Desde CSIF, José Antonio Ranz subrayaba la eliminación del "agravio comparativo" con docentes de otras comunidades, mientras que el representante de UGT, Manuel Amigo, valoraba la importancia de crear una bolsa de trabajo de reserva que podría evitar problemas como la falta de profesores que se ha producido al inicio de este curso escolar. 

Por su parte, Ramón Izquierdo, de ANPE, resaltaba del pacto que computa la experiencia de los meses de verano -algo que perjudicaba a los interinos de la región- y equilibra la fase de oposición y la experiencia, por lo que a su juicio es un acuerdo "justo, equilibrado y necesario"

"Sabemos que ser interino es ser vulnerable y este pacto busca que tengan mayor estabilidad", resumía el representante de CCOO, por su parte.