Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 03:05 h.

PERO NO LAS PROHÍBE

Castilla-La Mancha restringe las fiestas donde maltratan toros hasta la muerte utilizando vehículos

El Ejecutivo de García-Page ha modificado la normativa para impedir la participación de vehículos especiales en los polémicos encierros por el campo. También se suspenderán los festejos taurinos cuando los animales sean, a juicio de los veterinarios, objeto de maltrato.

TOLEDO.- El Gobierno de Emiliano García-Page ha reaccionado a estos polémicos encierros, celebrados en Castilla-La Mancha a lo largo de los últimos meses, aprobando una modificación del Reglamento de Festejos Taurinos Populares de 2013 encaminada a impulsar una mayor protección de los animales y mejorar, además de los aspectos sanitarios, la celebración de estos festejos desde el punto de vista técnico y organizativo.

Este cambio, que hoy se publica en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y que entrará en vigor en veinte días, ha atendido la mayoría de alegaciones presentadas por ayuntamientos, colegios de veterinarios, entidades del mundo del toro y ecologistas, contando además con el informe favorable tanto de la Mesa de la Tauromaquia como del Consejo Regional de Municipios, informa la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.

El Ejecutivo castellano-manchego ha decidido aprobar la modificación de este decreto coincidiendo con la temporada baja de festejos, al considerar que es la fecha más adecuada para que las entidades y organizaciones implicadas en la organización y celebración de este tipo de festejos tengan tiempo suficiente para conocer la nueva normativa hasta que llegue la temporada alta.

SUSPENSIÓN CUANDO HAYA MALTRATO ANIMAL

Esta reforma incorpora diversos progresos encaminados a incrementar la protección de los animales, como la posibilidad de que el presidente del festejo pueda ordenar la suspensión de la celebración del mismo cuando las reses sean, a juicio de los veterinarios, objeto de maltrato.

Además, con carácter general, para todos los encierros por el campo se prohíbe expresamente la participación de vehículos especiales, entre los que se incluyen los quads y motocicletas. Respecto a estos festejos, habrá una mayor concreción en las ordenanzas municipales en relación con las zonas, el plan del encierro y la duración.

También se regula el contenido mínimo de las actas de los delegados gubernativos, que deberán incluir, entre otras, las posibles incidencias y las circunstancias de la muerte de las reses.

En los encierros por el campo que consistan en la conducción por el campo de los animales desde la finca ganadera hasta la zona de los corrales también se prohíbe la participación a pie de aficionados o conduciendo cualquier tipo de vehículo y se incrementa la distancia mínima de seguridad entre la zona de suelta y la zona de espectadores hasta los trescientos metros.

Asimismo, se añaden una serie de limitaciones para los encierros de reses que después vayan a ser toreadas o participen en una lidia, como que los participantes no podrán recortarlas o quebrarlas y que el encierro finalice con, al menos, cinco horas de antelación al inicio del toreo.

ELIMINAN LOS FESTEJOS ENCADENADOS

En materia sanitaria se aumenta la cobertura del seguro por gastos hospitalarios, se exige una segunda ambulancia cuando los toros sean mayores de 24 meses con cuernos íntegros o, en todo caso, cuando sean mayores de 36 meses y se establece que en el reconocimiento previo de las reses que van a participar en el encierro el veterinario compruebe especialmente que el estado de las astas es acorde con el reglamento, según el festejo en el que participen.

Además, desde el punto de vista sanitario, el compromiso del organizador sobre el cumplimiento de los recursos médicos y de transporte sanitario se materializará en una declaración responsable.

Por otra parte, las principales mejoras técnicas que se recogen en la reforma del Reglamento de Festejos Taurinos son la aclaración de la definición de los ciclos de festejos, eliminando los festejos encadenados; la inclusión en el Registro de Festejos Taurinos Tradicionales de los festejos tradicionales singulares para dotarlos de mayor seguridad jurídica y la extensión de la tramitación electrónica a los espectáculos taurinos.