Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 07:00 h.

RECADO AL NUEVO SECRETARIO GENERAL

Page condiciona su futuro a la fotografía del Congreso Federal del PSOE tras felicitar a Sánchez

En su primera comparecencia pública después de las primarias socialistas, el presidente de Castilla-La Mancha reconoce la victoria "clara" de Pedro Sánchez y ha dejado en el aire si optará a revalidar el liderazgo regional del partido.

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha | Foto: José Ramón Márquez
Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha | Foto: José Ramón Márquez

TOLEDO.- La felicitación pública del secretario regional de los socialistas castellano-manchegos, Emiliano García-Page, al nuevo líder nacional del PSOE, Pedro Sánchez, se ha hecho esperar, pero finalmente se ha producido hoy en el transcurso de una comparecencia con excusa institucional pero dedicada en buena parte al proceso de primarias. Una enhorabuena que asegura ya le hizo llegar a través de un mensaje la misma noche del domingo, aunque reconoce que todavía no ha hablado con él. 

Así lo ha detallado durante la rueda de prensa que ha ofrecido como presidente regional en el toledano Palacio de Fuensalida, sede del Gobierno de Castilla-La Mancha, donde ha apuntado que no felicitó a Sánchez a través de las redes sociales porque si ya son numerosas las críticas que recibe, muchas veces por parte de ‘trolls’, en esta ocasión "no estaba el horno para bollos". Aclarado que sí hubo felicitación, y después de dos días de "dar muchas vueltas a la cabeza", García-Page que apoyó abiertamente a la presidenta andaluza, Susana Díaz, en su carrera a la Secretaría General, comparecía ante los medios para reconocer el "claro" resultado, y su confianza en que éste se traduzca en el congreso federal del próximo mes de junio en "una importante imagen de unidad" del partido. Algo, ha subrayado, en lo que se empeñará "personal y políticamente". 

Un congreso que pondrá punto final a este proceso y cuyo resultado influirá en su propia "posición política y personal" respecto al proyecto partidario en Castilla-La Mancha. Insiste en que no dejará a un lado su "lealtad" a quienes le votaron, pero apunta que "en función de la fotografía de ese Congreso y de las políticas que entre todos saquemos adelante" hará su propio análisis respecto a su papel "a medio y largo plazo" en el partido, como militante o como dirigente del mismo. 

Una decisión que "antes que a nadie" comunicará a sus propios compañeros "en el momento en que se abra el debate en la fase regional" del PSOE. Algo en lo que tiene claro que su "lealtad al partido no se contrapondrá a su lealtad absoluta a los intereses de los ciudadanos de Castilla-La Mancha", los cuales ‑ha precisado‑ "están por delante de los míos". 

Reconoce que en estos últimos meses el debate ha sido "especialmente árido", "uno de los más violentos" que ha conocido en su trayectoria política; incluso "descarnado", en el que "todos hemos cometido errores".  

Por ello considera que una vez resulta "la principal controversia" que era la Secretaría General, es el momento de "arrimar el hombro", con franqueza y defendiendo las posiciones de cada uno, pero con el ánimo "claro y determinado" de que el Congreso de junio sirva para ofrecer una imagen "de unidad y solidez". 

Para García-Page es "sano" que cuando la herida cicatriza haya "voluntad de aunar", para lo cual se deben evitar "conflictos innecesarios" aunque "sin renunciar a las convicciones y planteamientos que cada uno ha tenido en ese proceso interno". Algo que, reconoce, va a ser complicado, pero para lo cual será imprescindible llevar a cabo "un diálogo franco y sincero". 

A pesar de las dificultades que pueda presentar el encaje de todas las sensibilidades, el secretario general del PSOE castellano-manchego cree que hay "muchas posibilidades de que salga bien el Congreso". Considera que debe ser Pedro Sánchez quien "lleve la iniciativa", planteando cuál es su proyecto de estructura de partido y cuáles son sus planteamientos. 

"No quiero marcar la pauta a Sánchez de lo que tiene que hacer", pero apunta que si a él le tocara estar en este papel lo primero sería "salir sinceramente" y reconocer que en el último año el PSOE ha estado "abierto en canal". Un periodo en el que se han cruzado por una parte los intereses "más extraordinarios" de la dinámica política de España, las formas de entender el sistema político, que ahora deben "reencontrarse" en el congreso. 

Asimismo, está convencido de que la mejor manera de recuperarse "como alternativa al PP" es "capitaneados por el secretario general", sumando esfuerzos pero también respetando "las opiniones contradictorias que pueda haber". "Hemos hecho lo más difícil, ahora toda lo más importante, recomponer el puzle del PSOE", ha subrayado García-Page, recordando al mismo tiempo que "la política da mil vueltas" y que si hace seis meses no se imaginaba lo que ha pasado ahora en el Partido Socialista, "tampoco" se puede imaginar lo que ocurrirá dentro de medio año. 

Se trata ahora de ofrecer una imagen unida y recuperar los votos perdidos. Y es que el líder regional de los socialistas tiene claro que "para ganar en España" un partido como el PSOE necesita "tener una fuerza inmensa en los territorios". Por ello, ha advertido, si alguien está "en otra clave" y piensa "entrar en La Moncloa sin necesidad de tener pies, y menos en el suelo", se equivoca. 

Por último, Emiliano García-Page ha subrayado la importancia de "no fallar en lo esencial", en la defensa de la unidad de España como garantía de igualdad de oportunidades. 

CRÍTICAS RECIBIDAS

Por otra parte, y respecto a quienes le han cuestionado en estos últimos días, García-Page asegura que de cada una de esas personas "podría explicar por qué". Considera que la mayoría de estas críticas responden a "motivos personales" y les advierte que con él "lo mejor es ir de frente, porque si no me pondrán enfrente". 

Así a quienes le piden que se marche, responde que "si alguno quiere conseguir que me vaya, no tienen más que insistir", puesto que eso "acelerará mi decisión", aunque ésta -advierte- "no les va a gustar"

Asegura sentirse "muy querido en la calle, entre la ciudadanía de Castilla-La Mancha y en el PSOE regional". No obstante, y puesto que su apoyo "de manera determinada" fue hacia Susana Díaz, considera "lo decente" vincular su futuro a lo que se vaya a decidir en el seno del partido en los próximos meses. "Lo decente cuando alguien se moja con una candidatura es ser consecuente con los planteamientos que se vienen defendiendo, con lo que se ha avalado y, en buena medida, con lo que sigo planteando", ha sentenciado.