Miércoles, 22 de Noviembre de 2017 Actualizado: 13:37 h.

POLÉMICA DECISIÓN

La responsable de Violencia de Género en Castilla-La Mancha solo colabora con dos asociaciones vinculadas al PP

El PSOE registra una pregunta escrita en el Congreso pidiendo explicaciones al Gobierno de Rajoy sobre por qué su nueva coordinadora regional de Violencia de Género, Asunción Reyes, solo cuenta con dos organizaciones relacionadas con el Partido Popular para trabajar en materia de igualdad.

Asunción Reyes, nueva coordinadora de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno en Castilla‑La Mancha | Archivo
Asunción Reyes, nueva coordinadora de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno en Castilla‑La Mancha | Archivo

TOLEDO.- El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados ha pedido explicaciones al Gobierno de Mariano Rajoy sobre la actuación de su nueva coordinadora de Violencia de Género en Castilla-La Mancha y excandidata del PP de Talavera de la Reina, Asunción Reyes, por no abrir la colaboración a todas las organizaciones de mujeres de la región, y sin embargo anunciar que trabajará con la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (Amfar) y con la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (Afammer), ambas vinculadas al Partido Popular

Una pregunta que se produce después de que Reyes manifestase el pasado 27 de octubre su intención de trabajar junto con Amfar y Afammer por la igualdad de la mujer rural, declaraciones que realizó justo antes de que tuviera lugar la reunión de las cinco unidades contra violencia de género que tiene la Administración General del Estado en la región, y que presidió el delegado del Gobierno, José Julián Gregorio. 

A pesar del polémico anuncio, Gregorio se mostró convencido de que la nueva coordinadora realizará un trabajo "perfecto",  destacando su trayectoria profesional enfocada a la educación y a la convivencia escolar.

Algo que no comparten desde las filas socialistas, que no han pasado por alto el hecho de que los dos nombres que diera la nueva coordinadora regional pertenezcan a dos organizaciones relacionadas abiertamente con los ‘populares’, puesto que sus presidentas a nivel nacional son dos conocidas diputadas conservadoras. Concretamente, la líder de Amfar es la parlamentaria regional Lola Merino, conocida por vincular el atentado de Berlín de diciembre de 2016 a la llegada de refugiados, y presidenta de Afammer es la diputada nacional Carmen Quintanilla, que copó las portadas de la prensa cuando se filtraron sus presiones y amenazas al candidato alternativo a María Dolores de Cospedal en el PP castellano‑manchego.

Así lo critica una de las diputadas que firman esta pregunta escrita dirigida al Gobierno, Ángeles Álvarez, para quien resulta "chocante" que la coordinadora regional de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha diese nombres concretos de asociaciones, y más aún que los dos que diese sean "afines al Partido Popular". 

La coordinadora regional aseguraba que iba a trabajar con esos dos colectivos por la igualdad de la mujer rural para atender a aquellas mujeres que viven en localidades en las que no hay asociaciones de mujeres, de modo que "puedan expresar sus dudas y sus inquietudes, y ayudarles en todo lo que sea necesario". Y es que, según aseguraba Reyes, es "muy difícil" establecer "si realmente hay mayor violencia de género en el ámbito rural, porque no hay denuncias", siendo éste, en su opinión, el problema. "Si no tenemos denuncias no podemos tener medidas de protección hacia ellas y hacia sus hijos, ni que ellas adquieran esas medidas de autoprotección", sentenciaba. 

Manifestaciones tras las que Álvarez recuerda a la nueva coordinadora regional que "está en el cargo no para trabajar solo con organizaciones del PP", sino "con toda la sociedad". Por ello considera "sorprendente e indignante" que Reyes señalara públicamente a esas dos asociaciones en concreto, al frente de las cuales se encuentran destacadas y "reconocidas por todo el mundo" dirigentes vinculadas al Partido Popular. "En Castilla-La Mancha hay muchas organizaciones que trabajan el tema de violencia", añade Álvarez, por lo que se pregunta "por qué unas sí y otras no". 

Junto a Álvarez, portavoz socialista en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, firman esta pregunta dirigida al Gobierno, registrada el pasado 2 de noviembre y calificada el día 6, los diputados castellano-manchegos José María Barreda, Pablo Bellido, José Miguel Camacho, Manuel González Ramos, Guadalupe Martín, Isabel Rodríguez y Luis Carlos Sahuquillo. 

"Estaremos muy atentos a qué hace la delegada de Violencia de Género en Castilla-La Mancha en éste y en otros espacios", advierte la portavoz socialista en la Comisión de Igualdad. Y es que, apunta Álvarez, los ‘populares’ también podrían estar intentando "meter" a estos dos colectivos en el Observatorio Estatal de Violencia de Género. Un foro en el que se va a dar presencia también a los colectivos que trabajan con la mujer rural, pero para los que se debería adoptar un sistema similar al del resto de organizaciones que participan en el mismo en calidad de 'no expertas', turnándose cada determinado tiempo de dos en dos, para asistir en representación de todas las demás. Pide así "un mismo criterio", que impida que otras organizaciones que no son afines al Partido Popular se queden fuera. 

Además de las dos organizaciones vinculadas al PP, la nueva coordinadora regional también apuntaba su intención de colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como con todos los agentes sociales que intervienen en educación, en el marco del Plan Director para la convivencia de los centros escolares y en su entorno.

RECTIFICACIÓN 'IN EXTREMIS'

Una situación sobre la que PeriódicoCLM intentó obtener alguna aclaración el pasado viernes, aunque sin éxito puesto que el equipo de comunicación de la Delegación del Gobierno de Mariano Rajoy en Castilla-La Mancha nos remitía a este lunes. El motivo expuesto era la imposibilidad de contactar con la coordinadora regional de Violencia de Género hasta hoy. Sin embargo, a pesar de volver a solicitar explicaciones hoy, todavía no hemos recibido respuesta al respecto.

Casualmente, tras nuestra insistencia, quienes sí han recibido una llamada por parte de la coordinadora regional de Violencia de Género ha sido la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur), a la cual no citó en su intervención ante los medios. Una llamada en la que, según ha podido saber este periódico, les ha emplazado a una reunión "para conocer a las tres federaciones" que trabajan en Castilla-La Mancha. Un encuentro que se celebrará en torno al 28 de noviembre, aunque aún está por cerrar la fecha.

Preguntada sobre las declaraciones de Reyes en las que sí citaba a las federaciones afines al PP, la presidenta de Fademur, Elisa Fernández, reconoce que "no es la primera vez" que sucede cuando se convoca a las asociaciones y federaciones implicadas en materia de igualdad o violencia de género desde el Ministerio, mientras que cuando las convocatorias vienen por parte de la Junta "estemos todas".

Fernández considera que se debe dar oportunidad a todo el mundo, aunque no oculta sentirse "orgullosa" de que a pesar de todo sí haya otras administraciones, otros partidos políticos que "se den cuenta de que Fademur es también una federación representativa".

En este sentido, recordaba que Fademur comenzó a trabajar en Castilla-La Mancha en el año 2008, con un tema tan importante como la titularidad compartida, y que desde entonces ha demostrado ser también una federación representativa en la región. Casi 10 años de trabajo en los que, sin embargo, durante el Gobierno de Cospedal se dejó de convocar a esta federación, privándola de tener representación en los distintos foros, situación que desde 2015 se ha revertido y ahora "estamos todas", "como es lo normal".

Aseguran que la llamada de la nueva coordinadora regional les ha sorprendido, puesto que también les ha manifestado su interés por ver "qué recursos necesitamos, si tenemos red de voluntarios y hasta qué municipios llegamos".

Una llamada a tiempo con la que, parece, Asunción Reyes ha querido aplacar las posibles reacciones ante el 'olvido' en su declaración de intenciones tras tomar posesión del cargo, al mencionar como federaciones con las que iba a colaborar exclusivamente a las vinculadas al Partido Popular.