Domingo, 20 de Agosto de 2017 Actualizado: 22:56 h.

POLÉMICA EN LA DIPUTACIÓN

El PP premia con un sueldo público de 49.000 euros a la tránsfuga de C's en Guadalajara

Con dicho escaño, Yolanda Ramírez puso el Gobierno de la Diputación de Guadalajara en manos del Partido Popular.

Albert Rivera junto a Ramírez, diputada provincial en Guadalajara | Foto Archivo
Albert Rivera junto a Ramírez, diputada provincial en Guadalajara | Foto Archivo

GUADALAJARA. Yolanda Ramírez cobrará 49.000 euros anuales de la Diputación de Guadalajara gracias a los votos del Partido Popular. La que fuera representante de Ciudadanos, que dimitió del partido este mes de enero y en la actualidad es parlamentaria no adscrita porque se negó a entregar el acta, ocupa un escaño decisivo en dicha institución, el cual decantó el Gobierno provincial en favor del PP, que está a un solo diputado de la mayoría absoluta.

Ante esta polémica retribución, el PSOE ha anunciado emprenderá acciones judiciales al calificarla como “ilegal”, opinión que también comparte el otro grupo de la oposición, Ahora Guadalajara.

Precisamente, en el último pleno de la Diputación de Guadalajara, celebrado el pasado viernes, ambas formaciones se opusieron a modificar la normativa para que los presidentes de las comisiones informativas perciban un salario, medida que finalmente fue aprobada por los doce representantes ‘populares’ y la propia Ramírez, abriendo así la puerta al sustancioso salario que va a recibir la exdiputada de C’s, ya que preside la Comisión de Promoción Económica, Empleo y Bienestar Social.

Según el equipo de Gobierno del PP, la maniobra está avalada por informes de los servicios técnicos de la Diputación de Guadalajara, por lo que han pedido “respeto a la institución provincial, dejando al margen de la misma las discrepancias en el seno interno de los partidos”.

Mientras tanto, Ramírez ha defendido su autonomía y ha negado ningún pacto con el PP, así como que se haya producido una situación de transfuguismo. "Lo único que he hecho es darme de baja de un partido", ha afirmado justo antes de lamentar el "escarnio al que la están sometiendo".

C’S ESTUDIA MEDIDAS LEGALES

Por su parte, el delegado territorial de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Alejandro Ruiz, ha anunciado que estudia medidas judiciales contra Ramírez después de que los representantes del PP hayan facilitado un sueldo a esta diputada "tránsfuga", al considerar que se trata de un acto ilícito.

"Esta modificación será legal en tanto en cuanto se vote en pleno, pero hay una situación que se llama fraude de ley, que es alterar la realidad para vulnerar aquel fin por el cual esa norma fue creada", ha explicado Ruiz tras calificar la medida como “tomadora de pelo”, pues considera que “los diputados del PP han retorcido la legislación para beneficiar a su partido”.

Además de reclamar a Ramírez que devuelva el acta, Ruiz denuncia que en la Diputación de Guadalajara “se está vulnerando el pacto antitransfugismo que aprobaron PP y PSOE”.

SOSPECHAS DE PACTO

Así lo ha desvelado Alejandro Ruiz a los periodistas tras afirmar que "desde hace unas semanas sabemos que se está fraguando este acuerdo, pues han existido conversaciones entre Ana Guarinos ‑presidenta del PP en la provincia del Guadalajara‑ y Ramírez para asegurarle un salario a esta persona y que salga de Ciudadanos".

De hecho, hace un par de meses, según Ruiz, Ramírez preguntó a los servicios de Diputación si era posible cobrar como grupo no adscrito, lo que en su opinión evidencia que esto se estaba tramando desde hace tiempo.

"La señora Ramírez hasta que no ha tenido asegurado su salario no ha dado el paso de irse de Ciudadanos", ha afirmado Ruiz que cree que la "ambición personal" de Ramírez ha sido la causante de su baja en la formación naranja.