Viernes, 20 de Octubre de 2017 Actualizado: 03:28 h.

MEMORIA HISTÓRICA

Guadalajara solo cambia el nombre a dos de sus siete calles franquistas

El Foro por la Memoria critica que el detonante de esta retirada parcial ha sido la imagen de la Casa Real ante el próximo desfile de las Fuerzas Armadas, que como ha anunciado el Ministerio de Cospedal se celebrará en Guadalajara.

Placa de la Plaza de los Caídos de Guadalajara que ha sido retirada
Placa de la Plaza de los Caídos de Guadalajara que ha sido retirada

GUADALAJARA.- Antonio Román, alcalde del Partido Popular de Guadalajara, ha firmado este viernes un decreto que contempla cambiar tan solo el nombre a dos de las siete calles franquistas de la ciudad que tenían que ser retiradas en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, según la moción impulsada por ‘Ahora Guadalajara’, que fue aprobada en septiembre de 2015 a pesar de los votos en contra de los ediles ‘populares’.

En concreto, la Plaza de los Caídos en la Guerra Civil pasará a llamarse Plaza de España que, según un comunicado emitido por el Ayuntamiento, es el nombre apropiado para el lugar en el que se encuentra el monumento más emblemático y visitado de Guadalajara, el Palacio del Infantado.

Además, la nota de prensa del equipo de Gobierno del PP indica que esta nueva denominación rendirá homenaje a la nación española y "el cambio no significará que aquellas personas de ambos bandos que perdieron la vida en tan lamentable guerra fraticida, vayan a ser olvidadas por la ciudad".

Por otro lado, la calle Gutiérrez Orejón, que homenajeaba al policía que el 21 de julio de 1936 se unió a la sublevación participando en la detención del gobernador democrático Miguel Benavides Shelly, se denominará a partir de ahora como calle Buen Vecino. De esta forma, se recobra el nombre de esta callejuela, que históricamente se llamó Buen Vecino en memoria de Francisco Buenvecino ‑o Buen Vecino‑, personaje que a finales del siglo XVI cedió una porción de terreno de su propiedad para poder crearla y comunicar la Carrera de San Francisco con la calle de La Mina.

LA IMAGEN LA CASA REAL COMO DETONANTE

Tras conocer la decisión, el Foro por la Memoria de Guadalajara ha lamentado que el alcalde no cumpla con toda la moción aprobada en el Ayuntamiento y cambie solo el nombre de dos de las siete vías que deben modificar su denominación por tener reminiscencia franquista.

En un comunicado, el colectivo ha señalado que "es lamentable que el mandato del pleno municipal aprobado en septiembre de 2015 siga sin cumplirse, pues el cambio incluía que serían consultados los consejos de Barrio".

"La forma en que se ha producido el cambio de calles demuestra que es la falta de voluntad democrática del alcalde la que frena la aplicación de la ley de Memoria en nuestra ciudad", denuncian desde el Foro.

Además, el portavoz de la asociación memorialista, Xulio García, ha declarado a periodicoclm.es que “el detonante de este cambio parcial han sido las necesidades de imagen de la Casa Real ante el próximo desfile de las Fuerzas Armadas, que como ha anunciado el Ministerio de Cospedal se celebrará en Guadalajara".

CALLES QUE ROMÁN NO CAMBIA

El resto de vías cuyos nombres debían ser modificaron, pero que el conservador Antonio Román ha decidido no alterar por el momento, son la de Hermanos Ros Emperador, que eran tres militares que secundaron a los golpitas y que cuentan con calle y travesía; la calle Fernando Palanca, exalcalde que formó parte de la dirección golpista instalada en el Gobierno Civil; la calle del General Moscardó Guzmán, que secundó el alzamiento y cruzó el estrecho para armar de tropas regulares a los golpistas, además participó en la campaña de Extremadura, estuvo presente en la toma de Toledo y en el Frente Norte, finalmente en 1953 fue Gobernador Civil de Guadalajara, y la plaza del Capitán Boixareu Rivera, que conquistó Lérida con el bando franquista y que era cuñado del que posteriormente fue alcalde de Guadalajara, Pedro Sanz Vázquez.