Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 03:05 h.

POR INICIATIVA DE ‘AHORA GUADALAJARA’

Las calles franquistas de Guadalajara desaparecen durante unas horas pese al boicot del PP

Al finalizar el acto varios manifestantes fueron identificados por la Policía Nacional. Seguidamente los bomberos retiraron las placas colocadas durante la protesta, quedando nuevamente a la vista los nombres vinculados a la dictadura.

Manifestante coloca una nueva placa sobre la franquista | Ahora Guadalajara
Manifestante coloca una nueva placa sobre la franquista | Ahora Guadalajara

GUADALAJARA.- Más de un centenar de vecinos de Guadalajara celebraron este domingo un acto reivindicativo para "democratizar" de manera simbólica el callejero franquista que todavía hoy tiene esta ciudad gobernada por el Partido Popular.

Desde ‘Ahora Guadalajara’, formación política que ha impulsado dicha protesta, señalan que eligieron el día que murió el dictador Francisco Franco para recordar que el pleno del Ayuntamiento aprobó hace más de un año, concretamente el pasado 4 de septiembre de 2015, el cambio de seis calles que tienen reminiscencias franquistas, además de la Plaza de los Caídos en la Guerra Civil.

A pesar del tiempo transcurrido, el equipo de Gobierno del PP, liderado por el conservador Antonio Román, no ha hecho ningún avance al respecto, incumpliendo así el mandato plenario.

El acto, articulado a modo de recorrido reivindicativo por alguna de las calles que son objeto de cambio, arrancó en la propia Plaza de los Caídos, y contó también con la presencia de los cuatro ediles de ‘Ahora Guadalajara’, José Morales, Susana Martínez, Elena Loaisa y Sandra Martínez.

Concejales de Ahora Guadalajara cambiando el nombre de la Plaza de los Caídos

Morales, portavoz de la formación, señaló que "por calidad democrática, no podemos seguir permitiendo que nuestras calles homenajeen a golpistas y sublevados, y menos cuando el máximo órgano de representación, el pleno, ha decidido lo contrario".

Por su parte, Susana Martínez insistió en que el equipo de Gobierno del Partido Popular “no ha hecho nada” para cumplir una moción excepto “mandar una vergonzosa carta firmada por el alcalde a los vecinos en los que les instaba a quejarse”.

Antes de proceder al cambio simbólico de esta primera placa, el doctor en Historia Contemporánea y miembro, hasta su disolución, de la Cátedra de Memoria Histórica del siglo XX de la Universidad Complutense de Madrid, Sergio Gálvez, recordó que el franquismo cometió “crímenes de lesa humanidad” y que “aún no ha sido condenado por las Cortes Generales del Congreso”. “Cuando se niegan o ponen trabas a cambiar esos nombres, quedan retratados”, dijo Gálvez.

Justo después, Morales y Martínez colocaron la nueva placa, con la denominación Plaza del Infantado. Cabe destacar que los nombres elegidos fueron los más votados en un proceso abierto a la ciudadanía hace meses, si bien la intención de la formación es llevar las propuestas a los Consejos de Barrio.

La segunda parada del recorrido callejero reivindicativo fue en la actual calle Fernando Palanca, alcalde de Guadalajara que formó parte de la dirección golpista instalada en el Gobierno Civil. La propuesta más votada en su día para sustituir esta vía fue la denominación de Fernando Yela, maestro de Guadalajara y miembro del Seminario de Literatura Infantil. Allí tomó la palabra una de las hijas del profesor fallecido, que aprovechó la ocasión para recitar el último poema que escribió su padre.

Momento en el que se sustituía el nombre de la calle Fernando Palanca

En la calle Gutiérrez Orejón, policía que se unió a la sublevación deteniendo con su arma reglamentaria al gobernador democrático Miguel Benavides Shelly, fue el profesor de Historia Ramón Alario el que recordó que “los que generaron tantísimo dolor siguen siendo homenajeados”. “Seguir homenajeando a golpistas y sublevados es “incompatible con la convivencia pacífica”, según expresó Alario. La placa que fue colocada en esta vía lleva la denominación de Travesía de La Carrera.

La última de las paradas del recorrido fue en la calle Capitán Boixareu Rivera, que conquistó Lérida con el bando nacional y que era cuñado del que posteriormente fue alcalde de Guadalajara, Pedro Sanz Vázquez. El nuevo nombre propuesto para esta arteria de la capital es el de La Carrera.

La calle Gutiérrez Ojerón pasaba a denominarse Travesía La Carrera

INCIDENTES AL FINALIZAR EL ACTO

A pesar de realizar una “reivindicación totalmente legítima”, según afirman desde ‘Ahora Guadalajara’, al finalizar el acto varias de las personas presentes fueron identificadas por parte de la Policía Nacional.

Después de transcurrir unas cuatro horas, los agentes reclamaron la presencia de los bomberos para retirar las placas que habían sido colocadas durante el acto, quedando nuevamente a la vista las denominaciones franquistas.

La protesta, que estuvo amenizada por el grupo de dulzaineros Kalaberas, contó con la presencia de representantes de Podemos, con el diputado regional David Llorente a la cabeza, el Partido Socialista Obrero Español, Unión Progreso y Democracia, Alternativa Republicana y Equo, entre otros.

Las placas franquistas volvían a visualizarse pocas horas después