Miércoles, 29 de Marzo de 2017 Actualizado: 21:12 h.

ENTREVISTA AL NÚMERO DOS DE UNIDOS PODEMOS POR ALBACETE

Javier Sánchez: “En IU no somos socialdemócratas; defendemos el socialismo del siglo XXI”

La relación con sus compañeros de confluencia durante la campaña electoral, la problemática de los desahucios y la valoración que hace del Gobierno de Castilla-La Mancha, entre las preguntas que ha tenido que responder Javier Sánchez, candidato de Unidos Podemos por Albacete.

Javier Sánchez junto a Teresa Arévalo, su compañera de lista en Unidos Podemos
Javier Sánchez junto a Teresa Arévalo, su compañera de lista en Unidos Podemos

Javier Sánchez se presenta en la lista de Unidos Podemos como independiente. Albaceteño, diplomado en Magisterio, Licenciado en Geografía e Historia, Licenciado en Antropología Social y Cultural y Experto Universitario en Cultura y Religión Islámica. Actualmente desempeña la profesión de docente en el IES Ramón y Cajal y en la Universidad de la Experiencia de la Universidad Popular de Albacete, aunque también ha sido profesor voluntario en proyectos de cooperación internacional.

En cuanto a su vida política, cabe destacar que es simpatizante de Izquierda Unida, está afiliado al Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza y es activista de la Marea Verde. Además, también forma parte del Colectivo Puente Madera que publica artículos en diversos medios de comunicación digitales.

¿Qué aporta usted como candidato de Unidos Podemos? ¿Cómo convencería a los indecisos para que se decantaran su papeleta?​

Personalmente, creo que aporto dos cosas: en primer lugar, mi compromiso con movimientos sociales como la Marea Verde, en la que he estado luchando durante todos estos años; y, en segundo lugar, mi experiencia como cabeza de lista por Izquierda Unida-Unidad Popular en las pasadas elecciones. Por otro lado, aunque soy independiente estoy propuesto por Izquierda Unida, por lo que también aporto los valores de esta formación que, a mi juicio, son imprescindibles en una plataforma de convergencia de izquierdas.

A los votantes indecisos, les diría que no se dejen asustar por la miserable campaña del miedo que está llevando a cabo al PP, que hay otra forma de gobernar más democrática, más justa y más decente.

Usted fue cabeza de lista de IU el 20-D y ahora es el número dos de Unidos Podemos, ¿cómo valora que se haya conseguido esta coalición?​

Lo valoro, como la inmensa mayoría de nuestro entorno social e ideológico, de una manera muy positiva. La necesidad de unidad era un clamor social, nos lo estaba pidiendo la gente constantemente y, además, la gente de Unidos Podemos ya estaba unida en las protestas, en las calles y en las plazas… Sólo nos faltaba unirnos en una plataforma política que nos llevase a ocupar el poder para hacer leyes justas, pensadas para la inmensa mayoría de la población y no para unos pocos.

Y a propósito de Podemos, ¿cómo están trabajando esta campaña con sus compañeros de confluencia?

Bien. Tenemos actos propios y actos en común. Los actos unitarios están teniendo una excelente respuesta. Ya hemos estado juntos en Almansa, Caudete y Villarobledo, y próximamente iremos a Tarazona. También hicimos juntos una bicicletada, que es una forma de acción que coincide mucho con nuestro espíritu ecologista y deportivo…

Las encuestas reflejan que conseguirán al menos un escaño en Albacete, aunque viendo el crecimiento del porcentaje a nivel nacional... ¿cree que podrá ser diputado?

En efecto, todas las encuestas indican que le arrebatamos el diputado a Ciudadanos, lo cual nos llena de alegría porque no sólo avanza nuestra opción política, sino que hacemos retroceder a la derecha. En cuanto a la posibilidad de que yo salga como diputado, pues no es fácil pero tampoco es imposible. Todo depende de lo que este domingo decida la ciudadanía. Yo les animaría a votar masivamente a Unidos Podemos, no tanto por ambición personal, que no la tengo, sino por interés general.

¿Qué medidas priorizaría como diputado? Explíquenos también lo que defendería para Albacete

Es difícil priorizar cuando la lista de necesidades son tantas, pero creo que lo más urgente es aplicar un Plan de Emergencia Social que resuelva los casos de pobreza extrema que se han derivado de las políticas del PP. En segundo lugar, derogar la LOMCE, una ley que nos devuelve a la escuela del siglo XIX. Y en tercer lugar, y ya hablando específicamente de Albacete, es fundamental reordenar una política de trasvases que está condenando a nuestros agricultores al secano permanente a favor, muchas veces, de actividades especulativas o inapropiadas como los famosos campos de golf del levante.

El basurero nuclear sigue de actualidad, ¿Qué propuestas llevan sobre este tema? ¿Son partidarios de acabar con energía nuclear?

Nuestra propuesta es muy clara: paralizar la construcción del cementerio nuclear de Villar de Cañas. Siempre hemos estado en contra, y más desde que se conocieron los informes de los geólogos que advertían de que los suelos de aquella zona no son los más apropiados para ese tipo de instalaciones, Y sí, somos partidarios de acabar con la energía nuclear, como están haciendo ya muchos países de nuestro entorno, empezando por Alemania. Nuestro propósito es desarrollar un Plan de Transición Energética que nos permita la sustitución de las energías convencionales por las renovables en 2050.

En su día, hubo polémica con la llegada del AVE a la región. Se aseguró que todas las capitales estarían conectadas y no ha sido así... ¿Cuales son sus propuestas en políticas de transporte ferroviario?

En efecto, el AVE ha exigido unas inversiones costosísimas, es muy caro y ha repercutido en la disminución de la frecuencia de ferrocarril convencional. En nuestro Plan de Movilidad Sostenible se apuesta por el ferrocarril eléctrico regional, más barato y que realmente sirve para vertebrar el territorio.

Ante los desahucios, ¿qué plantean para evitar este drama? ¿Qué opinión le merece que el Gobierno de Page haya puesto en marcha oficinas de intermediación hipotecaria?

Tanto el programa de Izquierda Unida como el de Podemos ya incorporaban en las elecciones pasadas las demandas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, de manera que estamos comprometidos con la paralización de desahucios por motivos económicos, la dación en pago, la conversión de la Sareb en un banco de vivienda pública, la lucha contra la pobreza energética…

Como comentaba antes, la problemática social que vivimos nos obliga a priorizar las políticas relacionadas con este campo. La iniciativa de creación de oficinas de intermediación hipotecaria está bien, pero, según tengo entendido, ha seguido aumentando el número de ejecuciones hipotecarias, con lo cual está claro que esos organismos no son suficientes. Habrá que emplear más recursos jurídicos, económicos y administrativos.

La violencia de género parece ser el tema más olvidado en esta campaña por algunos partidos ¿Qué harían para solucionar esta lacra?

El programa de 50 pasos para gobernar juntos propone igualar los permisos de paternidad con los de maternidad, incrementar las atribuciones de la Inspección de Trabajo para perseguir la discriminación laboral, aprobar un Plan de Empleo para mujeres mayores de 45 años, modificar la Ley de Violencia de Género… Pero eso no es suficiente. Hace falta un cambio cultural que pasa cambiar nuestro modelo educativo, que sigue reproduciendo los modelos del patriarcado tradicional. Según los manuales escolares, la mujer prácticamente no existe.

¿Qué opina de los candidatos que no son de la provincia por la que se presentan, como es el caso de la candidata de su partido por Albacete, que es de Ciudad Real, o del candidato de Guadalajara, que vive en Madrid?

En Izquierda Unida defendemos la realización de primarias para confeccionar las listas, y así lo hicimos en diciembre en el marco de Unidad Popular. Mi presencia en la candidatura de Unidos Podemos se debe a la decisión de Izquierda Unida de respetar los resultados de aquel proceso.

Por lo que se refiere a Podemos, a quien, según las negociaciones, correspondió designar cabeza de lista de Albacete, nos consta que se ha atenido a unas primarias nacionales celebradas con motivo de las elecciones de diciembre. Como es lógico, nosotros respetamos los procedimientos de selección de candidatos utilizados por el resto de organizaciones que integran Unidos Podemos. Y por lo que respecta a Teresa Arévalo, nuestra cabeza de lista, no me cabe duda de que va a trasladar perfectamente nuestro proyecto político al Congreso. Tampoco me cabe duda de que no se va a desconectar de nuestra provincia una vez que sea diputada.

¿Qué valoración haría sobre el primer año de Gobierno de García-Page con el apoyo de Podemos, sus socios de coalición?

Somos conscientes de las dificultades económicas que atravesamos, pero, sinceramente, esperábamos más avances. La televisión pública sigue controlada por el gobierno regional, no se avanza en laicismo, el personal sanitario ya está advirtiendo del cierre de camas este verano, este 24 de junio son despedidos todos los profesores interinos… Y, para colmo, el gobierno regional ha utilizado la base de datos de los beneficiarios del Plan de Empleo para hacer propaganda de sus “logros” en plena campaña electoral. La Junta Electoral Central ya ha ordenado la suspensión de esos envíos. No creo que Podemos esté muy de acuerdo con estas políticas, pero la correlación de fuerzas es la que es, y con tan sólo dos diputados no es fácil hacer la revolución pendiente. En Izquierda Unida sabemos mucho de situaciones similares.

Si se cumplen los pronósticos y se materializa el 'sorpasso', ¿cómo convencerían al PSOE para que gobernasen con ustedes?

Creo que quienes deben convencer al Partido Socialista para que acepte un pacto de progreso son sus bases y sus electores, con quienes compartimos muchas cosas. Nosotros lo estamos intentando por todos los medios, pero sus líderes nos responden con sarcasmos o se salen por la tangente. Lo que está claro es que nosotros pondremos “toda la carne en el asador” para formar un gobierno de izquierdas que desarrolle políticas para la mayoría.

Les acusa de cambiar el programa “de la noche a la mañana” para decir lo que la gente quiere escuchar y de que Pablo Iglesias no sabe si es socialdemócrata o comunista ¿Cómo aclararía esta polémica?

La verdad es que yo, que soy independiente pero pertenezco al entorno de Izquierda Unida, no me siento muy autorizado para analizar la evolución del discurso de Podemos. Tampoco recuerdo haber escuchado a Pablo Iglesias reivindicarse como comunista, sino que más bien él y su formación han difundido un discurso transversal, superador del eje izquierda-derecha, más basado en lo viejo-lo nuevo, el pueblo-la casta, etc.

Es cierto que el programa de 50 pasos responde a una concepción socialdemócrata, pero es que ahora lo que urge es defender el estado del bienestar, los servicios públicos, los derechos humanos… Nosotros, en Izquierda Unida, no somos socialdemócratas, sino que defendemos un socialismo democrático del siglo XXI. Y a ese modelo social no renunciamos.

No me gustan mucho las metáforas militares, pero está claro que para ganar una guerra antes hay que ganar las batallas. Pues bien, el objetivo de nuestra lucha es el socialismo; defender lo público, mediante los 50 pasos, no es más que una batalla.

El discurso del miedo ha sido un recurso del PP para evitar que les voten

Sí, nos están diciendo de todo, incluyendo insultos, algunos bastante estúpidos, como cuando Rajoy nos llamó “los malos”, pero también mentiras, como que queremos sacar a España de Europa o que les vamos a quitar las pensiones a nuestros mayores…

Es una estrategia muy mediocre y que parte de la idea errónea de que la gente es idiota. Yo creo que les va a pasar factura, porque afortunadamente la ciudadanía es más inteligente de lo que ellos creen, y saben que nuestras propuestas a lo único que aspiran es a acabar con los privilegios, la corrupción y los abusos. Realmente, lo que nos planteamos es modernizar España y aproximarla a los promedios fiscales, sociales, educativos y culturales de la Unión Europea. Nada más. Así que le pediría a la gente que no se deje asustar, que lo que pasa es que los de siempre tienen miedo de que se les acabe el chollo.

La subida de los impuestos es una medida que a la ciudadanía no le llega convencer y además, el resto de los partidos lo están utilizando para atacaros ¿Cómo aclararía esta cuestión? ¿Cuáles son las propuestas de su coalición en política fiscal?

A mi juicio lo que ocurre es que, sobre todo los dos partidos de derechas, PP y Ciudadanos, hacen demagogia barata con este tema y confunden a la gente, porque hablan de subir o bajar impuestos de forma genérica, cuando lo que hay que decir es qué impuestos se han de subir y qué impuestos se han de bajar.

Nosotros pensamos que hay que subir los impuestos a las grandes fortunas, que, en las últimas legislaturas, incluyendo la última de Zapatero, han bajado, y, por el contrario, hay que aumentar el catálogo de productos alimentarios, sanitarios, culturales, etc. de primera necesidad a los que se le aplica el IVA reducido o superreducido. En eso consiste la justicia fiscal, que está contemplada en la Constitución.

Y sí, no vamos a engañar a nadie, el objetivo es aumentar de esta manera la recaudación por la vía fiscal, entre otras cosas para aproximarnos paulatinamente al promedio de la presión fiscal de la Eurozona, que es ocho puntos superior a la nuestra. Con ello, y con la persecución del fraude fiscal, que asciende a 80.000 millones de euros al año, se podrían financiar las políticas públicas que pueden ayudar a España a salir de la crisis.

Pero, claro, lo más fácil es decir que vas a bajar impuestos, así, sin dar detalles, porque eso da votos fáciles. Como comentaba antes, en eso consiste precisamente la demagogia.

¿Algo que quiera añadir?

Pues sí. Quiero decirles a los lectores de periodicoclm.es que se informen, por ejemplo, leyendo este y otros medios, que reflexionen, que dialoguen con otras personas, y que su voto sea la consecuencia de todo ese proceso razonamiento e intercambio con los demás. Pero que no se dejen vencer por las amenazas y por la campaña del miedo que se está llevando a cabo por parte de ciertos sectores. El voto es el acto supremo de la libertad individual y no puede estar sometido a chantaje.

Y se me olvida algo… Ah, sí, que yo les sugiero que, si no quieren más de lo mismo, voten a Unidos Podemos.