Domingo, 30 de Abril de 2017 Actualizado: 05:11 h.

ENTREVISTA CANDIDATO DE UNIDOS PODEMOS POR GUADALAJARA

Ariel Jerez: “Unidos Podemos conseguirá el escaño en Guadalajara”

Además de calificar al candidato socialista de esta provincia como “un político rescatable”, el cabeza de lista de Unidos Podemos también ha respondido a preguntas sobre el trasvase Tajo-Segura y la agresión que sufrió un militante de su partido al comienzo de esta campaña.

Ariel Jerez, cabeza de lista de Unidos Podemos al Congreso por Guadalajara
Ariel Jerez, cabeza de lista de Unidos Podemos al Congreso por Guadalajara

Ariel Jerez es el cabeza de lista de la coalición ‘Unidos Podemos’ al Congreso de los Diputados por la provincia de Guadalajara. Es profesor de Ciencias Políticas e investigador en participación, movimientos sociales y comunicación política. Nacido en buenos Aires y criado en Calahorra (La Rioja), estudió en Madrid, donde conoció a Juan Carlos Monedero y fueron compañeros de facultad. Es militante de Podemos desde su fundación. Actualmente vive en Galapagar, Madrid. Sustituyó, a propuesta de Pablo Iglesias, a Blanca Calvo, que fue elegida candidata para el 20D, pero dimitió a tan solo dos días de cerrar las listas por Guadalajara, un puesto que finalmente ha ocupado Jerez.

¿Sus prioridades para Guadalajara con un hipotético gobierno de Unidos Podemos?

Tendríamos que distinguir iniciativas legislativas del alcance estatal, que son importantes porque afectan a Guadalajara de manera especial, de otras que implicarán concertar y presionar al gobierno para que tomen decisiones de inversión en nuestra provincia.

Entre las primeras se sitúan temas que vienen de lejos y tienen pendientes en el Congreso debates dignos de tal nombre, como los trasvases, la energía nuclear y sus residuos, la despoblación o la reindustrialización, o más recientemente el fracking. Son temas que exigen además de debate en profundidad, acuerdos en forma de Política de Estado y ligados al futuro de la Unión Europea.

Entre los segundos, destacaría dos temas urgentes: la importancia de la ampliación de la N-320 en el tramo de conexión entre la A1 y A2, un tramo de alto tránsito y siniestralidad que reclama una intervención urgente. Y el Parador de Molina, que atiende una demanda ya histórica de una comarca con una alta movilización ciudadana, que lamentablemente ha sido modificado en contra del criterio de vecinos y ayuntamientos, pero que tiene que finalizarse como un instrumento clave de relanzamiento de una zona con un enorme patrimonio natural y cultural, de particular interés para un nuevo turismo de interpretación que nos acerque al modelo italiano, que tan bien ha sabido aprovechar su patrimonio rural.

Dicen las encuestas que usted va a tener un sillón en el Congreso de los Diputados ¿Se lo cree?

Siempre somos prudentes con las encuestas, nos vaya bien o nos vaya mal. No obstante, creo que vamos a conseguir el escaño en Guadalajara dada la corta distancia que tuvimos del tercer diputado en las elecciones del 20D. Para conseguir este objetivo nos ayuda mucho la suma de votos alcanzada en la dinámica de confluencias con IU y Equo, que en el caso de Guadalajara incluye otros espacios municipalistas como Plataforma + un Ciudadano y movimientos incluidos en Ahora Guadalajara. 

¿Cómo definiría usted su partido? ¿Socialdemócrata o comunista?

Lo definiría como un partido creado en el siglo XXI que viene a interrogar las etiquetas ideológicas del siglo XX, y a proponer un nuevo ciclo de reformas para embridar un mercado desregulado salvaje y que busca gobernar la globalización para los ciudadanos. Lamentablemente el pacto social de la Europa de posguerra, que logró distribuir con políticas keynesianas, hoy ya no funciona.

Venimos a proponer nuevas ideas y nuevas agendas de reforma a una ciudadanía española y europea, que ve como en este contexto la coalición entre viejos socialdemócratas y conservadores no garantiza sus derechos básicos. Queremos que España y Europa estén orientadas por los derechos humanos y la participación democrática activa.

En el inicio de campaña periodicoclm.es sacó a la luz una agresión a un militante de Podemos en Guadalajara ¿Se está alimentando un clima de confrontación excesivo?

Fue una situación lamentable por un ultra exaltado, en un pueblo donde el PP gobierna a nivel local con maneras caciquiles, lo que sin duda alimenta esta cultura prepotente y agresiva. No es un problema de todos los partidos, si no de la derecha conservadora y su sistema de medios, que machaca con esta lectura entre buenos “constitucionalistas” y malos que “quieren romper España”.

Nosotros nos estamos limitando a señalar una situación de injusticia y corrupción sin precedentes e insostenible, y ellos a agitar ciertos fantasmas ideológicos como comunistas, antisistemas y bolivarianos… algo que legitima entre nuestros adversarios comportamientos muy pocos edificantes desde el punto de vista democrático. Pero nosotros seguimos apostando por la ilusión y la sonrisa de la gente, porque un país con miedo nunca puede cambiar para bien.

Uno de los problemas de su provincia es la gran cantidad de pequeños pueblos con despoblación creciente ¿Alguna propuesta para evitar esta situación?

Nuestro programa ha sido el mejor valorado en las comparaciones que han realizado la Plataforma Rural y Greenpeace. Planteamos la necesidad de que las enormes ayudas que llegan de Europa anualmente se manejen mejor, y garanticen el futuro del mundo rural como han hecho Francia, Italia o Alemania.

El principal problema es que las políticas se hacen de manera aislada y mal coordinada a nivel territorial. Utilizo la metáfora de que hay que dejar de regar por aspersión esos millones de euros, como si fuésemos nuevos ricos, y que hay que pensar en la lógica de riego por de goteo, sobre distintos proyectos que deben ser estratégicos para asentar nueva población en el medio rural. Hoy son muchos los fondos que siguen llegando puntualmente para la agricultura y la ganadería -PAC, en sus pilares I y II-, el cuidado de la naturaleza -Red Natura- y el desarrollo rural -programas Leder-. Pero se reparten de manera abiertamente injusta, tienen escasa conexión y no hacen sinergias con este objetivo.

Entre los actores de la sociedad civil rural existe un amplio consenso en este sentido, que reclaman una ordenación territorial participativa desde las comarcas y el reforzamiento financiero de los pequeños ayuntamientos y otros instrumentos de las entidades locales menores, que les dé independencia de redes clientelares que obligan a pasar a pedir “ayudas graciables” por diputaciones y consejerías.

De hecho, este es un tema viejo ya detectado por el Partido Socialista, que en el último gobierno quiso avanzar en esta materia con la ley 45/2007 para el desarrollo sostenible del medio rural y la ley de bases de Gobierno y administración local. Pero que por la crisis y las presiones internas el gobierno Zapatero las terminó dejando encajonadas, y durante el gobierno popular no han sido reclamadas hasta que llegamos nosotros, lo que hicimos en el mes de marzo con apoyo del PSOE en el Congreso. Actualizar y relanzar ambas leyes son dos vectores fundamentales de nuestro programa para el mundo rural, junto al de un mejor reparto de la las ayudas de la PAC para potenciar la agricultura profesional y familiar, hoy embolsadas por los grandes propietarios y empresas que ya de por sí son rentables.   

El ‘fracking’ y el basurero nuclear son temas que preocupan a bastante gente de la región ¿Cuál es su postura?

Como hemos dicho antes, son temas que requieren políticas y pactos de estado. Nuestra perspectiva es que en el caso de la energía nuclear debemos transitar hacia modelos energéticos basados en renovables, hacerlos más sostenibles planteando una eliminación de la nuclear en el largo plazo. El tema del fracking planteamos abiertamente su prohibición por los riesgos que presuponen para bienes estratégicos tan valiosos como los acuíferos y hemos firmados este compromiso con la plataforma que trabaja en nuestra provincia.

Hábleme sobre los trasvases del Tajo al Segura ¿Cree que se deben seguir produciendo?

En este tema sucede lo mismo. Es necesario una política de estado coherente y responsable, que no haga demagogia con un bien común tan fundamental como es el agua. Por eso, nuestro marco es el de una Nueva Cultura del Agua, una perspectiva impulsada por un experto internacionalmente reconocido como Pedro Arrojo, hoy diputado de Podemos por Zaragoza, que nos ha hecho comprender a todos que es una apuesta vital y que en las próximas décadas será central en nuestra lucha contra el cambio climático.

Frente a los otros tres, somos el único partido que decimos lo mismo en todas las regiones lo mismo: Pacto Nacional por el agua y nunca realizar trasvases por debajo del caudal ecológico y los usos prioritarios pactados con las comarcas de cabecera. Es ilógico que en verano haya camiones cisterna en los pueblos ribereños y de alrededores, y encima se les cobre el agua más cara que la trasvasada.  

¿Y por qué razón el PSOE le acusa de rehuir un debate sobre el agua y los trasvases?

Porque el PSOE está muy nervioso ante las encuestas... Ya he tenido cuatro debates públicos, ante medios de comunicación, tres con Pablo Bellido y uno con Jesús Alique, y en todos he dicho lo mismo. Pero el PSOE no es nuestro adversario: espero poder trabajar por Guadalajara y por un nuevo proyecto progresista con Pablo Bellido en el Congreso. A diferencia de Alique, Bellido me parece un político rescatable y con la posición constructiva que necesitamos.

¿Cómo valora el primer año de Gobierno de García-Page con el apoyo de Podemos?

Un gobierno de transición, sobre el que tenemos escasa influencia con dos diputados. No obstante, creo que el incansable trabajo de José García Molina y David Llorente ha conseguido apoyar una agenda social y ambiental positiva y de avance, como la rápida reincorporación de trabajadores públicos que habían sido víctimas de los salvajes recortes de Cospedal en sanidad y educación, o en la defensa de los productores agroecológicos.

Dicen que van a subir los impuestos a las rentas más altas, algo que están utilizando otros partidos para atacarles ¿Les perjudica o les beneficia?

Estamos haciendo una tarea de pedagogía democrática importante, porque entre otras cosas explicamos que recaudamos poco y mal: estamos alejados de la media de impuestos que se cobran en la Unión Europea, ocho puntos por debajo de la media, y las empresas y mayores rentas son las que menos pagan de Europa a pesar de tener las tarifas más altas, como sucede con la electricidad.

En este sentido, creo que nos ayuda ante los votantes indecisos, porque una inmensa mayoría de españoles quieren mayor intervención pública, una administración eficaz que de prestaciones razonables y un estado que garantice los derechos sociales básicos.

Pedro Sánchez asegura que Pablo Iglesias no será presidente del Gobierno ¿Cree que es un guiño a una gran colación?

Lamentablemente, el PSOE se está confundiendo de adversario. Somos conscientes de que tendremos que gobernar juntos, y nuestra mano está y seguirá estando tendida. Creo que una gran coalición con el PP pondría al PSOE en una situación muy difícil.

Pero si finalmente se produce el ‘sorpasso’ al PSOE, ¿qué ofrecerían a Pedro Sánchez para que gobierne con ustedes?

Es evidente que estas negociaciones dependerán de los resultados del 26J, pero hemos dejado claro por activa y por pasiva que, si bien tenemos planteamientos estratégicos que impiden cualquier tipo de acuerdo, sobre todo en materia fiscal y económica, tenemos una total disposición al diálogo y no existen las líneas rojas como tal.

La directora del Instituto de la Mujer ha dicho sobre usted que, y cito textualmente: “ni vive aquí ni nos conoce”, asimismo, el candidato del PSOE, Pablo Bellido, ha afirmado que “solo viene a Guadalajara por el acta” ¿Cuál es su respuesta?

Primero, que para hacer efectivo el compromiso de los representantes con sus distritos, lejos de hacer demagogia hace falta hacer una profunda reforma del sistema electoral, que hoy por hoy centraliza el poder en los cúpulas partidarias. Somos un partido joven, en formación, que está consolidando sus áreas de trabajo, y en una situación de la dimisión sobrevenida de Blanca Calvo, me plantearon la posibilidad de presentarme. Lo que acepte desde mi compromiso como miembro del Consejo Ciudadano Estatal responsable del área de mundo rural, porque abría la posibilidad de apuntalar nuestra propuesta programática en un tema tan estratégico como este, además en una provincia donde el despoblamiento tiene particular incidencia en Guadalajara. No por casualidad, nuestro primer encuentro de círculos rurales se realizó en Molina de Aragón y gente de Guadalajara ha tenido particular peso en la confección de nuestro programa.

Segundo, los candidatos oriundos de las últimas décadas, no puede decirse que hayan sacado a Guadalajara, ni a su parte rural ni a la parte que podemos considerar metropolitana del Corredor del Henares, del abandono institucional y la desidia política del bipartidismo.

Tercero, Podemos ha venido para trasladar a las instituciones las propuestas de la gente, que lleva mucho sufriendo los problemas y organizándose y participando para aportar soluciones. Considero que personalmente tengo una capacidad de trabajo y escucha importante, estamos trabajando activamente con la información local que nos aportan nuestros concejales, nuestros círculos y las entidades de la sociedad civil con las que mantenemos un contacto constante.

Cabe recordar que el PSOE presentó el 20D a una candidata que tampoco era de Guadalajara.

¿Qué tal están trabajando junto a Izquierda Unida?

Estamos al inicio de un proceso que ha abierto mucha esperanza en a la gente, creo que a pesar de inevitables roces pasajeros, se está avanzando de manera firme en la confluencia. No obstante, es un proceso largo, que acaba de empezar y, tal y como marcan nuestros  estatutos, sobre el que nuestras bases se tendrán que pronunciar en diversos momentos.

Han existido quejas debido a que en el debate del pasado lunes solo se dedicó un minuto a tratar el problema de la violencia de género ¿Qué medidas llevaran a cabo en este tema?

El tema de la violencia de género, es complejo, porque pivota sobre cuestiones culturales de largo recorrido, como por ejemplo, sobre la presencia cultural de la Iglesia católica, como pudimos ver en las insultantes declaraciones hacia las mujeres de una alta autoridad como Cañizares. Entender la naturaleza ideológico cultural de esta problemática, nos ha llevado a calificarla de machista, porque en el género se diluye una realidad sociológica evidente: en la inmensa mayoría de los casos la violencia y el maltrato la ejercen hombres sobre las mujeres, mucho más dependientes económicamente en los hogares.

Por otra parte, las políticas deben ser mucho más activas, y por eso insistimos en la necesidad de que las mujeres cuenten con alternativa habitacional inmediata tras su denuncia que les permita rehacer su vida distanciada del maltratador es una condición fundamental para que el resto de medidas funcionen.