Sábado, 29 de Abril de 2017 Actualizado: 19:26 h.

EL PSOE SE QUEDA SOLO

Podemos y PP tumban los presupuestos de Castilla‑La Mancha

A pesar de que tenían un acuerdo con los socialistas, los diputados regionales de la formación morada han votado en el último momento con la bancada ‘popular’ para rechazar las cuentas del Gobierno de Page para 2017.

Page, en las Cortes regionales, durante el debate de los presupuestos para 2017 | EFE
Page, en las Cortes regionales, durante el debate de los presupuestos para 2017 | EFE

TOLEDO.- El proyecto de presupuestos para 2017 presentado por el Gobierno de Emiliano García-Page ha sido rechazado en las Cortes de Castilla-La Mancha con el voto en contra de los diputados del PP y Podemos. La formación morada ha retirado así su apoyo al Ejecutivo, impidiendo con el sentido de su voto que estas cuentas, en las que se había incluido su Plan de Garantías, no salgan adelante. Tras 18 horas de debate, 14 de ellas de forma ininterrumpida este jueves, el Pleno ha rechazado la propuesta.

Una situación inédita hasta ahora en el Parlamento regional y que ha cogido por sorpresa tanto al Gobierno como al Partido Popular, e incluso al propio presidente de la Cámara, el socialista Jesús Fernández Vaquero, que hasta incluso ha llegado a preguntar directamente a los dos diputados de Podemos, José García Molina y David Llorente, si habían votado en contra.  

Incredulidad y decepción en el Ejecutivo de García-Page, desde el cual aseguran que el presupuesto estaba "absolutamente negociado" con Podemos. Así lo ha asegurado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, quien considera que los diputados de la formación morada "han debido recibir instrucciones de Madrid" para modificar el sentido de su voto, demostrando así que están "al servicio" de lo que dicte su partido en lugar de velar por los intereses de los castellano-manchegos. 

Ruiz Molina, que ha confesado sentirse "totalmente decepcionado" por el comportamiento de estos diputados, considera que García Molina y Llorente "no son conscientes" de lo que supone "una decisión de este tipo" y de las "consecuencias" que acarrea. 

Por otra parte y respecto al PP, quiere pensar que no estaban al tanto de lo que iban a hacer los diputados de la formación morada, y que se hayan encontrado así con "un ejemplo de la gran alianza" PP-Podemos.

Desde la formación morada, sin embargo, se han mostrado convencidos de que el resultado "era de esperar" y confían en que los socialistas hayan "aprendido la lección". Así lo ha subrayado José García Molina quien asegura que "las imposiciones ya no pueden funcionar en Castilla-La Mancha". Acusaba así al Ejecutivo de prácticas antidemocráticas, "de estilo mafioso", que se habrían empleado para "intimidar" a distintos colectivos, empleando incluso recursos públicos para "advertir" de las posibles consecuencias.

LAS RAZONES DE PODEMOS

Para los diputados de Podemos el acuerdo no debe plantearse como un "conmigo o contra mí", aunque reconoce que finalmente ha sido el rechazo del Grupo Socialista a 20 de las 25 enmiendas que había presentado la formación morada lo que ha decantado el sentido de su voto. "Tras la comisión era más o menos evidente" la decisión, aunque ‑ha precisado García Molina‑ "hemos esperado hasta el último momento para ratificarla". "Ese era el cambio", ha apuntado, al tiempo que advertía que "ahora los socialistas de corazón tendrán que valorar si los presupuestos estaban a la altura". 

Un mensaje que dejaba caer para continuar acusando al PSOE de "estar más pendiente de Madrid", por lo que el resultado no les debería haber sorprendido. Y junto a estos 'recaditos', García Molina ha dejado otras claves de su ‘no’ a los presupuestos. 

La primera de ellas abriendo fuego contra el consejero de Hacienda ‑junto al que Llorente presentó el supuesto acuerdo sobre los presupuestos‑, recordándole que está "bajo la sombra de la sospecha", para a continuación apuntar que aún sigue sin fecha el inicio de la comisión de investigación sobre el vertedero de Seseña

Y en este contexto, García Molina ha insistido en que aun cuando Page había dicho que iba a cumplir "punto por punto" el ya "difunto pacto de investidura", en estos presupuestos ha seguido "sin asumir el acuerdo". Así, declaraba a Podemos libre de toda vinculación con las decisiones adoptadas por el Gobierno, ya que dicho acuerdo "murió" el pasado verano. 

Por su parte David Llorente ha defendido que Podemos se ha quedado "solo" en la "defensa de lo público". 

"ABIERTOS A DISCUTIRLO" 

Pero con este ‘no’ al proyecto de presupuestos del Gobierno de Page, Podemos no cierra totalmente las puertas, y aseguran estar "abiertos" a revisarlos, dispuestos a "discutirlo". 

Consideran que "quien ha dicho no a la recuperación de la Sanidad y la Educación públicas, a unas mejores condiciones de vida de los ciudadanos, a la agricultura" y también a la limitación del salario de los altos cargos "han sido el PSOE y el PP". 

Preguntado sobre si la decisión ha sido propia o inducida desde Madrid, García Molina ha asegurado que Podemos Castilla-La Mancha es un grupo "autónomo", a pesar de que desde el PSOE se les acuse de hacer la pinza con el PP y estos les reprochen su sumisión con los socialistas. 

Apunta el secretario regional de Podemos que el "quizás el PSOE no se ha dado cuenta de que el tiempo político es distinto" y que ya no puede hacer como hizo durante casi 30 años.  "Estamos dispuestos a sentarnos" para presentar "un presupuesto mejor que éste", ahora "el Gobierno y el PSOE tienen que decidir si dan continuidad a lo que sucedía en legislaturas anteriores o "dan un paso decidido" hacia el cambio. 

LA BANCADA SOCIALISTA, INDIGNADA

Y si decepcionado se encontraba el Gobierno, en la bancada socialista el sentimiento es de indignación. Así lo transmitía la portavoz socialista en las Cortes, Blanca Fernández, quien se preguntaba si "ha valido algo la palabra de Podemos en algún momento". Para Fernández algo que "escama" de la intervención del diputado y secretario regional de la formación morada, José García Molina, han sido las "palabras huecas" que ha dedicado "a los socialistas de corazón", y advierte que si su intención es interferir en el proceso de primarias del PSOE "le va a salir el tiro al revés". 

En este sentido, Fernández ha asegurado que los socialistas de Castilla-La Mancha han demostrado durante mucho tiempo saber hacer las cosas, como García-Page ha demostrado "que sabe recuperar los servicios públicos, dar una segunda oportunidad a la gente, convertir la región en un lugar atractivo para las empresas, pagar y cumplir el objetivo de estabilidad presupuestaria". Quizás sea esto, planteaba, lo que "haya roto el discurso a Podemos", ese acuerdo exigido "a bombo y platillo" por García Molina. 

Consideran que Molina no ha medido "absolutamente nada", salvo "verse retratado en la irresponsabilidad de unas enmiendas" que ocultó al PSOE en todo momento. Y es que, confesaba la portavoz socialista, se mantuvo una reunión con Podemos en la que el PSOE les mostró sus enmiendas. Un momento en el que Fernández dice que ya tuvo sospechas sobre la ocultación de enmiendas por parte de Podemos, algo que trasladó a García Molina y a lo que él habría respondido que no se las enseñaba, pero que no se preocuparan.  

"Hemos negociado con Podemos hasta la extenuación", asegura Blanca Fernández, "lo que no podemos hacer es ceder a enmiendas que no mejoraban absolutamente nada la calidad de vida de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, solo para que se salga alguien con la suya". 

EL PSOE SEÑALA A PABLO IGLESIAS

Enmiendas, ha recordado la portavoz del Grupo Socialista, que "se querían cargar medio millón de euros de la Fundación Sociosanitaria" dejando así de atender a adictos y enfermos mentales sin una vivienda  supervisada. O el millón de euros que se pretendía recortar para la atención a los enfermos de diálisis, o que se cargaran el Museo de las Ciencias en Cuenca. "Recortes" a manos de Podemos en los que el PSOE no está dispuesto a entrar, menos aún si se utilizan como "chantaje". Los presupuestos son "política de verdad" y si se recorta tiene sus consecuencias, ha sentenciado. 

Y si su actuación no responde a que se han asustado a encontrarse con la política de verdad, entonces lo hace a una estrategia que les ha venido marcada desde Madrid "diseñada por Pablo Iglesias". Para Fernández una de las dos posibilidades es la respuesta, al no ser coherente que alguien que "exija" presentar los presupuestos de la mano del consejero de Hacienda para después votarlos en contra

Así acusaba a Podemos de emplear los "fuegos artificiales" propios de la "vieja política" que "venían a cambiar", olvidándose  de lo más importante: "la buena política". 

Ahora habrá que hacer una valoración de lo que va a suponer el tener que funcionar con los presupuestos prorrogados y desde Podemos tendrán que explicar a los colectivos afectados por qué con su voto "impiden que se suba el sueldo a los funcionarios, que se invierta más en Sanidad y que se ponga en marcha lo que ellos llaman el Plan Podemos"

"No es un buen día para Castilla-La Mancha" ya que estos presupuestos "venían cargados de esperanza", ha sentenciado. 

“ABSOLUTAMENTE INTOLERABLE EN DEMOCRACIA”

Por su parte desde el Partido Popular también reprochaban a los diputados su actitud y comportamiento, "absolutamente intolerables en democracia". Así lo ha señalado el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Cañizares, quien les ha acusado de "jugar con el futuro y los derechos de los ciudadanos como si de una partida de ajedrez se tratara". 
Asegura que las de Podemos "no son formas de actuar en política", y apuntaba que "si el engaño y la mentira es la nueva política, no esperen allí al PP"

Y es que para los conservadores lo vivido esta mañana en el Parlamento castellano‑manchego ha sido un espectáculo "bochornoso". Por primera vez en la historia de la región "un Gobierno ha sido incapaz de sacar adelante unos presupuestos". Un "golpe" recibido hoy por el Ejecutivo regional que, según los ‘populares’, debe explicar Emiliano García-Page, a quien critican que no haya salido "a dar la cara". Para Cañizares, lo ocurrido es fruto de la simiente sembrada cuando pactó con Podemos, y lamentaba que unos y otros estén "más preocupados por sus líos internos" que por lo que ocurre en Castilla-La Mancha.