Sábado, 16 de Diciembre de 2017 Actualizado: 19:46 h.

CUENTAS REGIONALES PARA 2017

Podemos se ofrece a Page para renegociar los presupuestos de Castilla‑La Mancha

La propuesta de García Molina incluye varias condiciones, entre las que se encuentra la participación del presidente autonómico en la negociación. Hace apenas tres semanas, el dirigente de la formación morada dijo que quería reunirse directamente con Pedro Sánchez.

José García Molina, secretario general de Podemos en Castilla‑La Mancha
José García Molina, secretario general de Podemos en Castilla‑La Mancha

TOLEDO.- Podemos quiere una negociación de los presupuestos "cara a cara", tranquila pero decidida y, sobre todo, transparente, para que en ningún momento pueda conducir a "engaños o malos entendidos, como quizás ha sucedido en otros momentos".  Así lo ha reconocido el secretario general de la formación morada castellano‑manchega, José García Molina, quien  aunque hace apenas tres semanas se 'saltaba' al presidente autonómico y planteaba que su interlocutor en la negociación debía ser el recién elegido líder nacional del PSOE, Pedro Sánchez, ahora ya parece tener claro que es Emiliano García-Page con quien tiene que hablar.

Concretamente, García Molina ha dicho hoy que quiere negociar directamente con el propio presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional de los socialistas, puesto que en este proceso no solo se tratarán de sentar las bases económicas de los presupuestos, sino también "la dirección política" de lo que deben ser "unas buenas cuentas". 

De esta forma, con una invitación a García-Page a enfundarse "el uniforme de trabajo" y sentarse a negociar unos presupuestos con una orientación política "diferente", ha dado por contestada a la carta remitida la pasada semana por el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina. Una misiva a la que el líder de la formación morada en la región responde con una rueda de prensa al considerar que en la carta "nada" se decía y por tanto "nada hay que contestar", según ha apuntado. 

Para García Molina es "fundamental" que sea el propio Page el que en este momento "tome las riendas" y negocie con él, "mano a mano" unos presupuestos que son necesarios para la región. En este sentido, ha advertido que de lo que se trata es de "no cometer los mismos errores, ni transitar los caminos que ya se han trillado", por lo que si el presidente autonómico considera importante "desbloquear" la situación debe estar presente en la negociación y manifestar qué orientación política plantea para estos presupuestos. "Todo lo que se ha hecho hasta ahora ha fracasado", ha subrayado Molina, por lo que es necesario dar un paso "más decidido". 

Pero la presencia de García-Page en la negociación no es el único requisito de Podemos, puesto que también entre sus condicionantes ha apuntado que la ciudadanía debe poder saber "en todo momento" de qué se está hablando, en qué se quieren invertir los recursos públicos y en qué no. 

Con esta "oferta formal", sirviéndose de la prensa como mensajero, García Molina da por planteada su respuesta. Ahora es el turno del Gobierno regional: "Si quieren, este paso es muy sencillo, solo tienen que darlo", ha asegurado el líder de Podemos en Castilla-La Mancha, quien señala que en su formación les estarán esperando "si su voluntad es firme". 

Por otra parte, y preguntado sobre la posibilidad de que el PP apruebe los presupuestos vía 'abstención técnica', García Molina ha considerado que "parlamentariamente es posible" y que "no lo descartaría absolutamente", puesto que ya existen precedentes, como el del actual Gobierno de España, por lo que podría llegar a plantearse como "un intercambio de favores". 

Lo que no ha querido comentar Molina han sido otras especulaciones realizadas desde el Partido Popular, en las que se apunta a una posible entrada de Podemos en el Gobierno de García-Page. Así, con un "las ocurrencias del PP ni las comento" y un "también hay gente que piensa que hay vida en Marte", el secretario general de Podemos ha despachado las preguntas al respecto. 

EL PSOE NO ACEPTA LAS LÍNEAS ROJAS DE MOLINA

Un órdago al que desde el Grupo Parlamentario Socialista respondía su presidente, Rafael Esteban, quien calificaba como "excusas" las "líneas rojas" que ahora pone Podemos para negociar los presupuestos, y que "no van a ser admitidas" por el Gobierno regional. 

En este sentido Esteban ha asegurado que el Ejecutivo va a sentarse a negociar los presupuestos "con quien realmente quiera negociar". "Si Podemos quiere sentarse" lo tendrá que hacer "sin ninguna condición", ha insistido el socialista, quien ha instado también a García Molina a "dejar de engañar" y decir realmente si quiere negociar o no. Una negociación que debe hacerse "con todas las cartas encima de la mesa", ha sentenciado. 

Por su parte desde el Partido Popular, el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario, Francisco Núñez, ha señalado que lo primero que debe hacer García-Page para que se puedan sentar a hablar sobre los presupuestos es "romper públicamente" con Podemos. En este sentido ha explicado que el PP no puede negociar unos presupuestos si estos ya están siendo negociados con la formación morada; un partido, por otra parte, que tiene un proyecto político "antagónico" al del Partido Popular.