Domingo, 30 de Abril de 2017 Actualizado: 05:09 h.

PLAN DEL GOBIERNO DE PAGE

¿Cuáles son las claves de la estrategia cultural de Castilla‑La Mancha hasta 2020?

Una nueva hoja de ruta para el sector da respuesta al vacío dejado tras la conclusión del anterior documento aprobado en 1997. Entre las principales medidas se encuentra la tan reclamada ley de mecenazgo.

Page en la presentación del Plan Estratégico de Cultura | Foto: José Ramón Márquez
Page en la presentación del Plan Estratégico de Cultura | Foto: José Ramón Márquez

TOLEDO.- Convertir la cultura en una prioridad política en Castilla-La Mancha, ganar terreno para la industria cultural, así como establecer un modelo organizativo metodológico y financiero que la permita dejar de ser una "marioneta", son los tres pilares del ambicioso Plan Estratégico de Cultura 2015-2020 que se ha presentado en Toledo.  

Durante el acto, celebrado en el Museo de los Concilios y la Cultura Visigoda, se han desgranado cuáles serán las principales líneas de actuación de este Plan, entre cuyas medidas se encuentra la tan reclamada ley de mecenazgo, que contemplará de bonificaciones hasta 25% para las empresas que contribuyan y destinará el 1% del importe de los mayores contratos públicos a la actividad cultural, y la implantación de una red de centros regionales específicos para cada una de las "patas" de la cultura. 

Así lo ha subrayado el presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, para quien el objetivo común debe ser que el sector de la cultura en Castilla-La Mancha sea "puntero" y se juegue "al máximo nivel". Para ello se ha elaborado este Plan Estratégico, fruto del trabajo que se ha venido desarrollando desde el último trimestre de 2015 de la mano del sector, que pretende ser un instrumento para que la cultura sea entendida "como derecho". 

Para ello, el Plan Estratégico de Cultura se articula en seis objetivos estratégicos, para cuya consecución se establecen un total de 46 planes de acción y 108 programas, que marcan el valor de este proyecto. 

LOS SEIS OBJETIVOS DEL PLAN

El primero de los objetivos es precisamente reafirmar el valor de la cultura como derecho, asegurando la pluralidad y la igualdad en el acceso a ella, tal y como recoge la Constitución española en su Preámbulo. Para conseguirlo, el Plan contempla 6 planes de acción y 18 programas, a través de los cuales lograr que "nadie se quede fuera" de la cultura. 

Lo ha apuntado así el viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa,  quien ha detallado que el segundo objetivo planteado en el Plan Estratégico es que la cultura se considere como una oportunidad para el desarrollo social y económico de Castilla-La Mancha. Un punto clave en la "cohesión" y el crecimiento económico, para el que se han diseñado 7 planes de acción y 15 programas. 

El tercero de los grandes objetivos estratégicos es potenciar el papel de la cultura en la región a través de la coordinación de las distintas entidades y agentes que intervienen en ella, garantizando así un mejor funcionamiento y racionalizando los esfuerzos. Este objetivo contempla un total de 8 planes de acción y 19 programas específicos. 

Pero no solo se trabajará en materia de coordinación, sino también en el ámbito de la participación. Concretamente, el cuarto objetivo es la creación de modelos que "aseguren y faciliten" la participación de la sociedad civil en Castilla-La Mancha. Se pretende así crear un marco de actuación para el tejido cívico, sin cuya colaboración en los momentos difíciles la cultura no habría podido seguir avanzando. Se prevén para ello 5 planes de acción y 10 programas. 

El quinto objetivo es la formación permanente de todos aquellos que intervienen en el campo de la cultura. Se pondrán en marcha así actuaciones encaminadas a potenciar la calidad del producto, pero también se trabajará con la demanda social. El Plan Estratégico prevé así actuaciones que favorezcan la asistencia de nuevos públicos y la ampliación del interés por las distintas manifestaciones culturales. Para ello se han establecido cuatro planes de acción y nueve programas. 

El sexto objetivo estratégico es el de la conservación del patrimonio cultural de Castilla-La Mancha. Hacer que "nuestras señas de identidad" no solo perduren en el tiempo, sino que también se enriquezcan, contribuyendo a aumentar el legado para las futuras generaciones. Ha explicado Carrascosa que se pondrán así en marcha diversas medidas de actuación para priorizar esfuerzos y asegurar vías de financiación. Se trata de uno de los objetivos "más ambiciosos" y por ello contempla un total de 16 planes de actuación articulados en 39 programas. 

CON RUMBO CLARO 

Un ambicioso Plan Estratégico que debe marcar el rumbo de la cultura en Castilla-La Mancha. Una necesidad "imperiosa", tal y como ha señalado el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, quien recordaba que desde la finalización en 2006 del anterior Plan, en la región "se ha vivido de las rentas" y del camino trazado desde que Castilla-La Mancha es comunidad autónoma. 

Por ello es fundamental "volver a marcar el rumbo", estableciendo objetivos claros, que lleven a comprender que "la cultura es una oportunidad". En esta labor, serán claves los programas destinados a atraer talento y empresas culturales y los proyectos anuales que puedan ser declarados de interés público. Algo que el Ejecutivo regional no quiere hacer solo, por lo que pide la colaboración del Gobierno de España, así como del resto de administraciones con las que se viene trabajando dentro del ámbito regional, jugando también un papel destacado la iniciativa privada, a través del mecenazgo. 

Entre las medidas a poner en marcha, Felpeto ha destacado que "urge" un nuevo modelo de gestión de parques arqueológicos y yacimientos, dado el "abandono" y la "insensibilidad" que han sufrido en los últimos años. Para ello es fundamental su conservación y puesta en valor, que además conllevará la generación de riqueza y empleo. 

Asimismo, el consejero ha subrayado la apuesta por valorar y potenciar la creación artística en todos sus campos, nuevas señas de identidad cuyo valor difundir "dentro y fuera de la región". En esto, avanzaba, el arte contemporáneo que tan ligado ha estado a esta tierra, "debe recuperar su espacio". 

REVOLUCIÓN EN TOLEDO Y ADIÓS A LA "PEDREA" 

En esta línea también se ha pronunciado el presidente del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, quien avanzaba que se está planteando, "para 2018 o 2019" un "magno evento" que vuelva a "revolucionar" Toledo. Una revolución que vuelva a atraer visitantes a la ciudad, pero en este caso "con un pretexto diferente", una de las mejores exposiciones de arte contemporáneo

Y junto a esta iniciativa, en la que ya se trabaja desde la Fundación Impulsa, García-Page ha apuntado otras medidas concretas, como la creación en Talavera de la Reina del centro de formación de la artesanía, el dedicado a su promoción en la toledana Mezquita de Tornerías, y el dedicado a la cultura popular y el folclore en Ciudad Real. Centros para los que ya hay "ubicaciones claras", pero a los que seguirán otros dedicados a la filmografía, la música, las artes escénicas y la fotografía, entre otros, para los cuales "se está dando vueltas" al lugar en el que establecerlos. 

Se trata así de establecer unas "bases sólidas" desde el punto de vista organizativo, para que la cultura en Castilla-La Mancha sea "independiente de la pedrea". Algo "sostenido" y que no pueda ser discutido por los sucesivos gobiernos, que permita a la región tener mecanismos de financiación estables e instituciones que "emitan, gestionen y organicen" cada expresión cultural conforme al sector. De conseguirse esto en un plazo de "seis o siete años", ha aventurado Page, se habrá dado "un salto de gigante", teniendo "el metabolismo garantizado y bien enfocado a largo plazo".