Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 10:41 h.

MEMORIA HISTÓRICA

El búnker republicano del teniente coronel anarcosindicalista Cipriano Mera, declarado Bien de Interés Cultural

Castilla-La Mancha da categoría de Monumento al refugio 'Posición Saldón', popularmente conocido como 'búnker de Mera' porque se construyó en plena Guerra Civil por orden del líder cenetista Cipriano Mera, que estaba al mando del IV Cuerpo del Ejército de la República.

Cipriano Mera junto a una imagen interior del bunker | Foto y vídeo de Nueva Alcarria
Cipriano Mera junto a una imagen interior del bunker | Foto y vídeo de Nueva Alcarria

GUADALAJARA.- El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica este jueves el acuerdo del Gobierno que preside el socialista Emiliano García‑Page por el que se declara Bien de Interés Cultural el búnker 'Posición Saldón', también conocido como refugio antiaéreo de Alcohete, con la categoría de Monumento. Dicha estructura subterránea, que en algunos tramos alcanza los diez metros de profundidad, está situada en la localidad alcarreña de Yebes, a cinco kilómetros al norte del núcleo urbano y a pocos metros del antiguo sanatorio de tuberculosos que en la actualidad es residencia rehabilitadora de enfermos psíquicos.

El refugio se edificó en plena Guerra Civil, en 1937, por orden del teniente coronel anarcosindicalista Cipriano Mera, militante de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), por lo que también se le denomina ‘búnker de Mera’, aunque 'Posición Saldón' fue el nombre en clave que realmente adoptó este búnker del Cuartel General del IV Cuerpo de Ejército de la República, unidad que cubrió un extenso frente entre los Montes Universales (Cuenca) y Guadarrama‑Somosierra en Madrid.

Fue construido tras los fracasos del ejército de Franco por tomar Madrid mediante un ataque directo entre noviembre de 1936 y enero de 1937 y entonces decidiera adoptar una nueva táctica para aislar la capital. Consecuencia de este nuevo planteamiento fueron las batallas del Jarama (febrero de 1937) y la de Guadalajara (marzo de 1937). Esta última se inició el 8 de marzo y, tras el fracaso en su objetivo final, el bando fascista abandonó los intentos de tomar Madrid, limitándose durante el resto de la guerra a mantener el asedio en la capital.

En un principio, el Cuartel General del IV Cuerpo del Ejército de la República se encontraba en Guadalajara, pero los constantes bombardeos de la ciudad aconsejaron su traslado a un lugar más seguro, el anteriormente citado sanatorio antituberculoso de Alcohete, a unos diez kilómetros de la capital provincial, después de que se hicieran algunas reparaciones y se construyera el refugio antiaéreo.

A mediados de diciembre, pocos meses después de que Mena asumiera el mando del IV Cuerpo del Ejército de la República ‑el 7 de octubre de 1937 sustituyó al mayor de milicias Guiérrez‑, ya se había efectuado el traslado, según indica el propio líder cenetista en sus memorias.

El refugio de Alcohete responde en sus conceptos generales a los patrones de las construcciones subterráneas tras la Primera Guerra Mundial, y que en Madrid alcanza su máxima expresión en la Posición Jaca, nombre con el que se conocía el búnker del general Miaja que se encuentra en la Alameda de Osuna y que sirvió como refugio del Cuartel General del Ejército Republicano del Centro.

CARACTERÍSTICAS DE 'POSICIÓN SALDÓN'

La razón por la que se encuentra a diez metros de profundidad era para garantizar la seguridad contra la explosión de proyectiles de artillería de 156 milímetros y de bombas de aviación de 100 kilogramos. Asimismo, se efectuó el refuerzo de la capa de tierra protectora con estructuras intermedias de hormigón.

Contaba también con sistemas autónomos de aire, agua y electricidad que permitían la permanencia en su interior de un número importante de personas.

El búnker, que es el más grande de España, se organiza en torno a tres pasillos unidos entre sí en forma de U, con un núcleo central en el que se disponen la mayoría de las salas, y cuenta con tres accesos, aunque uno está cegado y se desconoce su ubicación exacta en superficie.

Tiene en total once cámaras, dos nichos y cuatro pasillos principales, además de los secundarios que comunican las habitaciones, y toda la obra está muy bien rematada, por lo que visualmente resulta muy atractivo.

El entorno de protección engloba completamente la parcela donde se encuentra el Bien de Interés Cultural, incluyendo el edificio del Sanatorio con sus instalaciones auxiliares, y se extiende al noroeste para proteger la vía de escape del refugio.

La delimitación del entorno de protección de 'Posición Saldón' se ajusta a motivaciones geográficas, históricas y arqueológicas, y dado que se trata de una estructura subterránea, el entorno trazado busca preservar el bien objeto de la declaración y sus diferentes accesos mediante el control de todas las actividades que se pretendan desarrollar en superficie o que supongan una alteración del subsuelo.