Martes, 17 de Enero de 2017 Actualizado: 06:46 h.

UN EVENTO PARA REIVINDICAR LOS DERECHOS HUMANOS

Ai Weiwei, el artista que incomoda a China expone en Cuenca la obra sobre su encarcelamiento

'La poética de la libertad' ha abierto sus puertas este martes con una gran variedad de obras. Este importante evento artístico se puede visitar en la Catedral de Cuenca hasta el próximo 6 de noviembre.

Escena del cautiverio sufrido por Ai Weiwei | Exposición 'La poética de la libertad'
Escena del cautiverio sufrido por Ai Weiwei | Exposición 'La poética de la libertad'

La catedral de Cuenca se ha convertido desde este martes en un gran escenario de arte contemporáneo que alberga una gran serie de obras centradas en la libertad y los derechos humanos. En esta exposición, titulada ‘La poética de la libertad’, hay esculturas y pinturas de reconocidos artistas internacionales, destacando principalmente a Ai Weiwei, un activista chino conocido por su defensa de las libertades individuales.

Concretamente, la obra ‘S.A.C.R.E.D.’ de Weiwei refleja el sufrimiento por el que pasó durante 81 días al ser encarcelado en 2011 por el régimen de la República Popular China tras ser acusado de un presunto delito de evasión de impuestos.

El artista chino narra su dramática historia a través de una serie de piezas escultóricas compuestas por 136 toneladas de barras de acero que se retiraron de las ruinas de cinco escuelas chinas que fueron derrumbadas por el terremoto que en 2008 registró la provincia de Sichuan, en el que más de 5.000 niños murieron aplastados.

Además de la serie de dioramas elaborados por Ai Weiwei, la Catedral de Cuenca cuenta también con la exposición ‘Cervantes y la libertad’, donde se analiza ese concepto a través de la obra del autor del Quijote, y ‘Alta Expresión’, en la que se recoge obra de informalistas como Luis Feito, Martín Chirino o Rafael Canogar, retratados además con fotografías de Juan Barte.

En la muestra sobre estos intelectuales españoles se refleja su lucha a nivel ético y cultural contra la dictadura franquista, algo para lo que tuvieron que utilizar un lenguaje críptico y a la vez subversivo para hablar de la libertad sin toparse con la censura del régimen militar de Francisco Franco.

‘La poética de la libertad’, que estará hasta el 6 de noviembre en la catedral de Cuenca, pretende convertirse en un revulsivo para atraer turismo a la ciudad, en el vigésimo aniversario de su declaración como Patrimonio de la Humanidad, con la que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha espera alcanzar la cifra de 200.000 visitas.

Page convierte a Cuenca en un centro de turismo cultural

El presidente de Castilla-La Mancha, que ha inaugurado la exposición junto con otras personalidades como el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha recordado la apuesta por Cuenca de su Ejecutivo y ha adelantado que, actualmente, se encuentran en negociaciones con importantes actores del mundo de la cultura “que están empezando a pensarse la posibilidad de traer inversiones culturales y obras de arte permanentes a la ciudad de Cuenca”.

García-Page ha seguido reiterando que la ciudad tendrá “un aliado cómplice” en el Gobierno regional para impulsar este tipo de eventos, y ha defendido que se ubique la exposcición el catedral a pesar de la polémica que ha generado en algunos colectivos. “Sin la Catedral y sin Cuenca el artista Ai Weiwei no estaría exponiendo aquí”, espetó el presidente autonómico.

Asimismo, se ha mostrado partidario de “llevar la iniciativa” en otro tipo de proyectos que puedan afectar positivamente a Cuenca, como es el de los remontes mecánicos que conectarían el casco histórico con el resto de la capital provincial, al igual que hacen los de Toledo. 

Polémica por los símbolos franquistas de la catedral

La elección de las instituciones conquenses de situar dicha exposición relacionada con las libertades y los derechos más fundamentales en un lugar como la catedral de Cuenca ha levantado ampollas en las organizaciones defensoras de la Memoria Histórica y en Podemos.

La formación morada ha recordado que en dicha catedral aún se conserva una cruz dedicada a José Antonio Primo de Rivera, hijo del dictador Miguel Primo de Rivera y fundador de la Falange Española, el partido que se convirtió en el baluarte del régimen franquista.

Sobre este asunto, Podemos Cuenca ha mostrado “su preocupación” por la imagen que pueda ofrecer la ciudad a los visitantes de la obra de Weiwei, por lo que han criticado que tanto la administración local como el resto de instituciones “desvíen la mirada” ante lo que califican como “un símbolo del totalitarismo”.

Igualmente, han declarado la hipocresía que supone mantener la cruz a Primo de Rivera conviviendo con una exposición titulada ‘La poética de la libertad’, y han comentado que “en una ciudad moderna y democrática no se pueden desatender los preceptos normativos de la Ley de Memoria Histórica”.