Sábado, 21 de Octubre de 2017 Actualizado: 01:23 h.

MEMORIA HISTÓRICA

La Justicia obliga al Obispado de Cuenca a retirar los símbolos franquistas de la Catedral

Una sentencia pone fin a la inscripción de Primo de Rivera y tres escudos falangistas, que serán eliminados previa autorización del Gobierno regional, al tratarse de un Bien de Interés Cultural. La Iglesia católica, forzada a correr con los gastos.

Inscripción de José Antonio Primo de Rivera en la Catedral conquense | Archivo
Inscripción de José Antonio Primo de Rivera en la Catedral conquense | Archivo

CUENCA.- El Obispado conquense tendrá que retirar los símbolos franquistas de la fachada lateral de la Catedral por orden judicial. Una sentencia dictada por el Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Cuenca ha establecido que las resoluciones del Pleno municipal en las que se instaba a retirar estos símbolos, se ajustan a derecho y por tanto el Obispado debe acatarlas. 

Antes, según recoge también la sentencia, deberá pedir autorización a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, al ser éste el órgano competente en materia de Patrimonio, por tratarse la Catedral de Cuenca de un Bien de Interés Cultural. 

Una vez que el Gobierno regional autorice la retirada, la Iglesia católica tendrá un mes para retirar los símbolos voluntariamente, o bien el Consistorio tendrá que hacerlo de forma subsidiaria, debiendo hacerse cargo de los gastos el Obispado, al encontrarse en un edificio de su propiedad. 

Una sentencia en la que se detallan asimismo los símbolos que deberán ser retirados: el nombre de José Antonio Primo de Rivera y tres escudos de la Falange, "simbología que identifica visualmente el régimen franquista", lo cual se ha negado desde el Obispado de Cuenca en todo momento. 

Establece el juez que la cruz, por el contrario, no deberá ser retirada, al tratarse de un símbolo cristiano "perfectamente incardinado" en la fachada de la Catedral, pero sí "las inscripciones menciones que figuran sobre (José Antonio Primo de Rivera) y al pie de la cruz (yugo y flechas)", recoge la sentencia. 

Símbolos cuya retirada exigía a la autoridad eclesiástica una resolución del Pleno municipal de fecha 14 de diciembre de 2016, en base a la Ley de Memoria Histórica. Se le advertía entonces de la ejecución subsidiaria en caso de incumplimiento a costa del Obispado, así como de la retirada de ayudas y subvenciones. 

Una resolución que fue impugnada por la institución eclesiástica conquense, tras suponer esta a su vez la desestimación del recurso de reposición formulado contra la moción conjunta presentada en octubre de 2016 por los grupos municipales de Izquierda Unidad y PSOE, en la que se pedía la retirada de los símbolos exhibidos en la vía pública, y contra la que únicamente votaron en contra los ediles del Partido Popular

Con esta sentencia, el juzgado reconoce que el Pleno municipal, como órgano de máxima representación política de los ciudadanos en el Gobierno local, adopte este tipo de decisiones dadas las "divergencias" que aún provocan este tipo de símbolos. 

Por ello considera que el Ayuntamiento debe actuar, aun no tratándose de un bien de su titularidad, y adoptar las medidas oportunas para que estos símbolos desaparezcan, más aún, teniendo en cuenta que se encuentran a la vista en una vía pública. 

Sentencia que obliga al Obispado a retirar la simbología franquista de la Catedral conquense

"QUE ACATE Y CUMPLA A LA MAYOR BREVEDAD" 

Una sentencia por la que ha manifestado su satisfacción la asociación Ciudadanos por la República de Cuenca, parte codemandada en el procedimiento contencioso-administrativo instado por el Obispado conquense. 

Agradecen el apoyo con su voto en el Pleno a los grupos municipales de PSOE, IU y Ciudadanos, al tiempo que reprochan al PP su "labor obstaculizadora" del procedimiento, al votar en contra de las mociones y empleando para justificarlo "argumentos peregrinos". Critican la "desfachatez" del alcalde conquese, el ‘popular’ Ángel Mariscal, al asegurar en nota de prensa que ha actuado "con diligencia" en cuanto a plazos, competencias y procedimiento. 

Respecto a la parte demandante, desde Ciudadanos por la República de Cuenca recomiendan al obispo de Cuenca, José María Yanguas, que deje de "empecinarse en seguir aferrado a la retórica y simbología fascistas", al tiempo que le instan a acatar y cumplir "a la mayor brevedad" lo dispuesto por el juez. Recuerdan que la sentencia ratifica los acuerdos plenarios, lo establecido por la legislación y los dictámenes de las Naciones Unidas, por lo que debe retirar lo antes posible "la simbología fascista exhibida en la vía pública desde la Catedral", puesto que su "ostentación", además de contraria a derecho, "constituye una incitación al odio, una humillación para las víctimas del franquismo y un insulto para todos los demócratas". 

PSOE E IU VALORAN POSITIVAMENTE LA SENTENCIA

Una sentencia sobre la que, por el momento, el Obispado de Cuenca prefiere no pronunciarse hasta estudiarla con detenimiento, pero respecto a la cual ya se han pronunciado otros colectivos. 

Entre ellos el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Cuenca, desde el que consideran que esta sentencia representa "un nuevo correctivo" al equipo de Gobierno del PP, encabezado por su regidor Mariscal, al haber sido los únicos en votar en contra de la moción presentada para la retirada de la simbología franquista de la fachada de la Catedral. 

En este sentido, la portavoz socialista, María Jesús Gómez del Moral, recordaba que fue su grupo el que el pasado diciembre instaba al Ayuntamiento a remitir el expediente completo al Juzgado, con el fin de poder llevar a cabo la ejecución subsidiaria del acuerdo del Pleno. 

Por su parte desde Izquierda Unida, cuyo grupo municipal también impulsó la moción para la retirada de los símbolos franquistas, valoran positivamente la sentencia y anuncian la presentación de un ruego al Pleno en la próxima sesión de octubre, para que se solicite cuanto antes el informe de Patrimonio. Como ha confirmado el juzgado "esto es competencia del Ayuntamiento y está en nuestra mano, por lo que tampoco debemos demorarlo en el tiempo", han sentenciado. 

Y mientras que al PP le reprochan su voto en contra argumentando cuestiones legales "que se han demostrado falsas", al Obispado conquense le critican que tratara de "negar lo evidente, que se trata de símbolos franquistas". De esta forma lo recoge el juez, en vista del informe de la Secretaría del Ayuntamiento emitido en marzo de 2015, el cual fue "obviado" por el equipo de Gobierno de Mariscal durante meses. 

Ahora comienza la cuenta atrás para la retirada. Una vez que el Gobierno bipartito de Emiliano García-Page y Podemos autorice la intervención en la fachada catedralicia de la calle Obispo Valera, la autoridad eclesiástica tendrá un mes de plazo para suprimir los elementos señalados por el juez.