Martes, 24 de Octubre de 2017 Actualizado: 11:20 h.

SEGÚN DENUNCIA EL CÍRCULO ANIMALISTA DE PODEMOS

Muere una perra en Cuenca por negligencia de un ayuntamiento y de la Guardia Civil

El animal, que fue atropellado, estuvo agonizando casi un día entero en la carretera a pesar de los reiterados avisos al Consistorio de Casas de Fernando Alonso y a la Guardia Civil.

Fotografía de la perra en el veterinario poco antes de morir | periodicoclm.es
Fotografía de la perra en el veterinario poco antes de morir | periodicoclm.es

CUENCA.- El círculo animalista de Podemos en Castilla-La Mancha ha denunciado la muerte de una perra como consecuencia de una posible negligencia de la Guardia Civil y el Ayuntamiento de Casas de Fernando Alonso. Concretamente, dicho colectivo ha detallado que, el pasado 28 de diciembre, sobre las 10:00 horas, un particular encontró en la carretera CM-3117 que une esta localidad conquense con Minaya (Albacete) a una perra atropellada, aún con vida, en medio de la vía. El punto en el que se ubicaba pertenece al término del municipio perteneciente a la provincia de Cuenca, pero está muy cerca de la provincia de Albacete.

Según relatan, dicha persona “se apresuró a llamar al 112, a la Guardia Civil y al consistorio conquense” para que se hicieran cargo del animal, “tal y como les corresponde por ley”. Tras producirse este primer aviso, la formación morada confirma que “tanto Guardia Civil como Ayuntamiento aseguraron que irían a ver qué podían hacer”.

“La persona, a sabiendas de la insensibilidad de la mayoría de instituciones y autoridades, insistió llamando al Ayuntamiento, donde le comentaron que la Guardia Civil había acudido al lugar para comprobar si tenía chip y había apartado al animal en la cuneta sin socorrerlo, a pesar de la gravedad de la situación”, ha criticado el círculo.

Posteriormente, personal del ayuntamiento se trasladó al lugar, desplazando a la perra a un lugar un poco más resguardado y limitándose a comunicar que le quedaban pocas horas de vida ya que sangraba abundantemente. “Solo dijeron que volverían al día siguiente para ver en qué condiciones estaba y para decidir qué hacer”, reprochan los animalistas.

Ante esta situación dantesca, varias de las personas que llamaron a las autoridades a lo largo del día se pusieron en contacto con el alcalde de la localidad para intentar salvar al animal. “El regidor, que desconocía el suceso, tardó varias horas en recopilar la información”, han explicado desde Podemos justo antes de asegurar que, alrededor de las 19:00 horas, “varios voluntarios se acercaron al lugar y vieron que el animal estaba a la intemperie, en unas condiciones deplorables”.

Finalmente, un individuo decidió llevar al animal al veterinario para hacerle una serie de pruebas cuyo diagnóstico fue muy grave. A pesar de ser trasladada a Albacete, la perra falleció sobre las 02:00 horas.

INCUMPLIERON LA LEY

Este caso ha escandalizado al colectivo de animalistas de Podemos, pues consideran que “la Guardia Civil y el personal del Ayuntamiento de Casas de Fernando Alonso incumplieron su deber de asistencia, dejando que el animal se desangrara y sufriera una lenta agonía que se podía haber evitado”.

Por este motivo y citando el Título III, artículo 12.2 de la Ley 7/1990, de 28 de diciembre, de protección de los animales domésticos, que dice literalmente que “corresponde a las administraciones locales la recogida de los animales abandonados y aquellos que, aun portando su identificación, vaguen libremente sin el control de sus poseedores”, la formación morada ha exigido al consistorio conquense que depure responsabilidades.

“No tenemos calificativos para las personas que, ante una situación como esta, no son capaces de ayudar a un animal”, ha condenado el círculo, que también denuncia el incumplimiento de dicha legislación en su título VI, artículo 28, apartado 3.i, donde queda especificado que mantener animales heridos sin la asistencia sanitaria adecuada se considera falta grave

Los animalistas han pedido también una investigación en la Guardia Civil para localizar a los responsables que no cumplieron con sus funciones. “Queremos recordarles que la ciudadanía paga sus impuestos para que cumplan también esta labor”, han concluido.