Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 10:41 h.

Sin casa y sin dinero: siete años de desprotección frente a una estafa inmobiliaria

Veintiocho familias están en pie de guerra contra el constructor tomellosero Santiago Lahoz Soto. Compraron sobre plano unas viviendas que no recibieron a tiempo, pero el empresario no les devuelve el dinero a pesar de revenderlas y de una sentencia condenatoria firme.

CIUDAD REAL.- Sin casa y sin dinero, pero con una sentencia firme que les da la razón y de la que exigen su cumplimiento. Así es como se encuentran veintiocho familias de la localidad madrileña de Pinto, a los que un constructor de Tomelloso, Santiago Lahoz Soto, debe más de un millón de euros que le entregaron por adelantado por la compraventa de sus pisos en el Residencial Cristina Sur. 

Familias jóvenes y trabajadoras que en 2010 decidieron embarcarse en la compra de uno de los pisos de esta promoción de 348 viviendas, firmando sobre plano el contrato con Lahoz, a través de sus empresas Prola S.A. y Cristina Sur Promociones S.L. En marzo de 2013 debía producirse la entrega de llaves, y mientras tanto, en 34 mensualidades, debían abonar cantidades a cuenta que oscilan entre los 35.000 y los 50.000 euros por vivienda. 

Sin embargo llegada esa fecha los pisos no estuvieron terminados, se produjo un "misterioso incendio", tal y como apuntan los afectados, y las obras se retrasaron un año más. Así, ante el miedo de perder la vivienda y el dinero ya invertido en su compra, estas 28 familias solicitaron al constructor tomellosero la rescisión del contrato y la devolución de las cantidades que habían desembolsado hasta entonces.  

No hubo pisos, pero tampoco se les devolvió el dinero. Decidieron entonces reclamarlo judicialmente por incumplimiento de contrato, dándoles la razón el Juzgado de Primera Instancia número 60 de Madrid, condenando a las promotoras de la urbanización, ambas administradas por Lahoz, a devolver 1.050.425 euros más los correspondientes intereses a estas familias. 

El constructor tomellosero, que en un primer momento se había comprometido con las familias a devolver el dinero cuando vendiese los pisos, retrasándolo más tarde hasta cuando hubiera sentencia firme, recurrió ante la Audiencia Provincial este dictamen alargando así otros dos años el proceso. El pasado mes de mayo, la Audiencia Provincial de Madrid ratificaba el fallo de 2015, por lo que el empresario tendría que haber abonado ya las cantidades adeudadas a los afectados.

Sin embargo Santiago Lahoz sigue sin estar por la labor; con dos sentencias en contra y habiendo revendido la mayoría de los pisos del Residencial Cristina Sur, se sigue negando a pagar. Los afectados han solicitado la ejecución forzosa y el embargo de sus bienes. Y es que, aunque el constructor dice ser insolvente, según el Registro Mercantil sigue manteniendo cargos en más de una docena de empresas, entre las que se encuentran inmobiliarias, hoteles y viñedos, parte de ellos localizados en la provincia de Ciudad Real. 

Y aunque desde el juzgado se ha procedido ya al embargo de las cuentas que aún quedaban a su nombre, así como de los nueve pisos que aún están sin vender en la promoción en Pinto, los afectados aseguran tener documentado que Lahoz Soto habría puesto a nombre de varios familiares diversas propiedades de las que antes era titular. Un presunto "alzamiento de bienes" que los afectados de la Urbanización Cristina Sur están dispuestos a llevar a los tribunales, para poder cobrar así lo que el constructor tomellosero les debe. 

Además, cabe destacar que la venta de los inmuebles ahora embargados, al estar hipotecados, tampoco les ofrece garantías de poder recuperar su dinero, puesto que la primera en cobrar tras su venta sería la entidad bancaria ‑La Caixa‑ que financió la construcción. 

Una pesadilla que dura ya más de siete años para estas familias, que únicamente reclaman lo que es suyo, "que se haga justicia y se cumpla la ley". 

Están convencidos de que Santiago Lahoz cuenta con recursos suficientes para hacer frente al millón y medio de euros que les adeuda, puesto que de tenerlos alardea el propio constructor, quien sin embargo se niega a acatar la sentencia contra la que ya no cabe recurso. Eso sí, según han podido saber estas 28 familias afectadas, el empresario sigue poniendo proyectos en marcha, como el que estaría gestando en Perú donde también tiene previsto construir viviendas. 

CONCENTRACIÓN ANTE LA VIVIENDA DE LAHOZ

Algo que volvían a exigir este domingo a las puertas de la vivienda del constructor de Tomelloso, al que piden que "dé la cara" y les devuelva lo que es suyo. 

Pero no lo hizo. "Sabíamos que estaba en casa, pero cuando nos fuimos salió", asegura César Rodríguez Oliva, uno de los afectados que este fin de semana acudía a dicho municipio ciudadrealeño. 

Explica a PeriódicoCLM que la única respuesta que obtuvieron fue la de una sobrina del constructor, que tras negar que ese fuera el domicilio de Santiago Lahoz, defendió que "todo era mentira". 

A pesar de ello, aseguran que la reacción por parte de los vecinos de Tomelloso fue mejor de lo esperado, traduciéndose en numerosas muestras de apoyo y testimonios que les confirmaban que "no es la primera vez" que este empresario deja deudas sin pagar. 

Una concentración en la que no faltaron las pancartas, en las que recordaban cómo Santiago Lahoz les ha dejado "sin piso y sin dinero", ni camisetas con mensajes para este constructor al que tildan de "estafador". 

Pero no solo ante la vivienda del constructor dejaron constancia de su situación las familias afectadas, puesto que también se concentraron frente a varios negocios propiedad del constructor y a las puertas del Ayuntamiento de Tomelloso. 

Precisamente a su alcaldesa, la socialista Inmaculada Jiménez, se dirigía a través de las redes sociales su homólogo pinteño, Rafael Sánchez, quien la invitaba a "enterarse" de quién es el conocido constructor tomellosero y al tiempo a "echar una mano" a las familias afectadas. 

Misma invitación que el regidor de Ganemos Pinto también trasladaba a la alcaldesa de Socuéllamos, la ‘popular’ Pruden Medina, al albergar este municipio también parte del patrimonio empresarial de Lahoz, como su señorial bodega y los viñedos que la rodean.