Miércoles, 22 de Noviembre de 2017 Actualizado: 13:38 h.

Denuncian a la Policía Local de Miguelturra por arrastrar a un perro atado al coche patrulla

La asociación Justicia Animal pone en conocimiento de la Junta la actuación de los agentes, que amarraron al mastín con una cuerda a su vehículo oficial. El vídeo que recoge la escena está suscitando numerosas críticas tras hacerse viral en las redes sociales.

CIUDAD REAL.- Atado al coche patrulla, así es como agentes de la Policía Local de Miguelturra han trasladado a un mastín abandonado en la vía pública. Una situación grabada por un ciudadano indignado con el vejatorio trato recibido por el animal, y que ahora ha sido puesto en las manos de la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural. Concretamente, la asociación Justicia Animal ha sido la encargada de dar este paso y presentar la denuncia contra el Ayuntamiento y los policías locales de este municipio ciudadrealeño. 

Desde el colectivo consideran "inadmisible" el trato recibido por este animal, que se encontraba abandonado y los agentes optaron por recogerlo poniéndole una cuerda al cuello y atándolo al coche patrulla en marcha. "Se ve perfectamente al pobre animal con dificultad para andar" y en caso de que el mastín se hubiera caído "los agentes no tenían visibilidad" sobre él, explican en su página de Facebook. 

Para Justicia Animal resulta "evidente" que el Ayuntamiento miguelturreño, presidido por la socialista María Victoria Sobrino, "no pone los medios necesarios para la recogida de animales abandonados, tal como marca la ley de protección animal". No obstante, continúan desde el colectivo, "los agentes deben ser conocedores de la situación de maltrato a la que sometieron al animal". Y es que, recuerdan, "maltratar no es solo golpear y dañar físicamente". 

Aseguran que las imágenes de este mastín siendo arrastrado por un coche patrulla de la Policía Local de Miguelturra "han dado la vuelta al mundo", dejando claro una vez más "el trato que damos a los animales en España", siendo aún más grave en este caso al tratarse de agentes de la autoridad los protagonistas. 

Justicia Animal hace un llamamiento a denunciar este tipo de situaciones "para que no vuelvan a ocurrir", puesto que ya ‑explican‑ "no creemos en la buena voluntad de las personas". 

LA POLICÍA LOCAL DEFIENDE SU ACTUACIÓN

La grabación del polémico traslado de este animal ha incendiado las redes sociales, algo que ha llevado a la Policía Local de Miguelturra a emitir un comunicado para "aclarar" lo sucedido. Explican que el pasado 1 de noviembre, sobre las once y cuarto de la mañana, los agentes recibieron más de una veintena de llamadas en las que vecinos de la localidad alertaban sobre la presencia de dos perros, de raza mastín, que estaban provocando situaciones de riesgo en el tráfico rodado en diferentes rondas.  

Los agentes localizaron a los animales, tumbados sobre la calzada. Explican que realizaron "múltiples intentos para desalojarlos", pero los animales "se mostraban muy reacios a ser capturados y su actitud era agresiva con los peatones que se les aproximaban". 

De este modo, y sirviéndose de una cuerda, "los agentes procedieron a levantar a uno de ellos" ‑momento que recoge la grabación hecha viral, según apuntan en su comunicado‑ "desplazándolo seis metros, hasta la reja de una ventana" a la que fue atado. 

El otro animal, relatan, "reaccionó siguiendo al primero", siendo también atado a la ventana. A continuación, los agentes pidieron a un vecino un cubo para facilitarles agua, ya que se encontraban deshidratados

La Policía Local de Miguelturra explica así que mediante el lector de microchip se averiguó que el propietario de los animales vive en una finca de la localidad y se pusieron en contacto telefónico con él. Señalan que, aunque en un primer momento el propietario del animal se negó a recogerlos, solicitando que el Ayuntamiento se hiciera cargo hasta el día siguiente, posteriormente un familiar se hizo cargo de ellos, tras informarles los agentes de que se procedería a incoar una denuncia por abandono de animales. 

Los agentes aseguran en su comunicado que "en todo momento" se procuró que los animales "no sufrieran ningún daño". Detallan que la cuerda empleada para moverlos "era gruesa y el nudo no era corredizo". 

Respecto al hecho de utilizar el coche para levantar al animal, argumentan que fue para hacerlo "sin peligro para los agentes" ya que el mastín "se mostraba agresivo cuando los policías se aproximaban a pie". Además apuntan que el desplazamiento del animal fue "de apenas seis metros (lo que dura el vídeo colgado en las redes sociales) y en ningún caso se ha arrastrado al animal (siempre ha ido caminando)", precisan en su comunicado. 

Dicho esto, explican que en la actualidad el Ayuntamiento de Miguelturra no dispone de ningún servicio de recogida de animales en días festivos, y que los agentes "no cuentan con elementos", tales como lazos o una red, "para capturar perros". 

La Policía Local termina su aclaración señalando que los animales "se encuentran sanos y salvos con su propietario" y que la seguridad del tráfico quedó restablecida, "evitando que se produjeran accidentes", subrayan.  

Aseguran admitir todas las críticas "siempre que se hagan con espíritu constructivo". Por ello creen que "los insultos" que han recibido durante los últimos días a través de las redes sociales a raíz de esta actuación "están de más", por lo que no descartan emprender acciones legales contra quienes "descalifican y tratan de manipular los hechos". 

"AÚN MÁS EN EVIDENCIA" 

Una aclaración que, sin embargo, para Justicia Animal pone "aún más en evidencia" la actuación de la Policía Local miguelturreña. 

Y es que, según el colectivo, aunque los agentes alegan que los perros eran agresivos, sí les pudieron poner una cuerda al cuello, pasarles el lector de microchip y que los vecinos pudieran ponerles agua, "sin que ninguno de ellos haya sido atacado" por los animales. 

A ello se añade que "los propios agentes incumplieron la ley de seguridad vial al circular con un perro atado con una cuerda al vehículo policial", denuncian en su página de Facebook. 

Por último, recuerdan que las entidades de protección animal llevan años solicitando "más formación" en esta materia "tanto a las fuerzas policiales como a personal municipal". Consideran necesario que se deje de tratar a los animales "como si fueran objetos que hay que retirar de la vía pública", puesto que "son seres sintientes y como tal hay que tratarlos".