Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 10:34 h.

MOCIÓN DE CENSURA FALLIDA

El PSOE salva el Ayuntamiento de Puertollano gracias a la disputa de PP e IU por el bastón de mando

La falta de acuerdo entre los 'populares' e Izquierda Unida sobre quién debía hacerse con la Alcaldía frustra el intento de moción de censura contra la socialista Mayte Fernández. Ambas formaciones, junto a C's, gestaban esta iniciativa desde julio.

Emiliano García-Page junto a la alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández | Archivo
Emiliano García-Page junto a la alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández | Archivo

CIUDAD REAL.- La pugna por hacerse con el bastón de mando del Ayuntamiento de Puertollano entre el Partido Popular e Izquierda Unida ha dado al traste con el intento de moción de censura que pretendía despojar del Gobierno municipal a la socialista Mayte Fernández. Una moción que se venía negociando desde la oposición, en la que también se encuentra Ciudadanos, desde el pasado mes de julio y que no ha conseguido llegar a materializarse debido a las discrepancias sobre quién debía ocupar la Alcaldía. 

Para los ‘populares’ estaba claro que sus siete concejales debían prevalecer sobre los cuatro con los que cuenta IU, pero estos reclamaban la Presidencia de la Corporación al haber partido de su grupo la iniciativa de la moción de censura, aunque no se negaron a que la proporcionalidad de la representación municipal se mantuviera en la nueva Junta Local de Gobierno. 

Desde el tercer grupo en discordia, Ciudadanos, han reconocido que el intento "ha sido un fracaso y una pena", puesto que no se ha dado respuesta al "sentir de la ciudadanía" que reclamaba un cambio de Gobierno municipal. 

Una negociación fallida que, sin embargo, coinciden en señalar que se han creado "lazos y argumentos" para conformar una oposición "más fuerte" en el Ayuntamiento de Puertollano, de modo que se ven capaces de "frenar los desmanes del equipo de Gobierno". 

Desde la formación naranja creen que las "injerencias externas" de PP e IU desde Ciudad Real y Toledo han influido para que la discusión "fuera más sobre las personas que sobre los contenidos e ideas", haciendo así que se haya perdido una oportunidad para "construir un gobierno temporal" que fuera "eficaz, colaborador y transparente". Una ocasión para acabar con las políticas del gobierno socialista "incapaz de dar soluciones a la ciudadanía y a Puertollano". 

Y mientras que desde C's aseguraban que "el tiempo de la mano tendida al PSOE se ha acabado", desde IU se han mostrado convencidos de que este proceso ha hecho que los socialistas "se muevan", obteniendo en estos meses "más compromisos de la Junta y la Diputación" para Puertollano que en los dos años de legislatura. 

En este sentido, el portavoz municipal de IU, Jesús Manchón, afirmaba que "Page y Caballero han puesto en marcha toda la maquinaria necesaria para salvar a un equipo de Gobierno y a una alcaldesa incapaz de capitanear este barco". 

Cabe recordar que esta opción de moción de censura el Grupo Municipal de Izquierda Unida comenzaba a sopesarla seriamente el pasado mes de julio, al considerar que el Gobierno de Fernández faltaba a la verdad constantemente, incumpliendo los compromisos alcanzados en el Pleno, y que además faltaba al respeto y tomaba "por ignorantes" tanto a la oposición como a la ciudadanía de Puertollano, al acusarles de "montar un circo" y saturar los servicios municipales con sus acciones. 

EL PP NO QUIERE "CAMBIO DE CROMOS" 

Por su parte, desde el PP municipal ven el momento actual como un "punto de partida" para que los tres grupos de la oposición puedan hacer "propuestas conjuntas" en favor de los ciudadanos. 

Asimismo, su secretario provincial, Antonio Lucas-Torres, insinuaba este lunes que su partido no apoyaría una posible moción de censura a dos bandas, planteada por IU y Ciudadanos, al no estar dispuestos a "cambiar cromos con nadie". Los consideran "la única alternativa de gobierno en Puertollano", por lo que aseguran que no van "a dejar en manos de nadie esta ciudad". 

A pesar de ello aseguran que harán "lo que necesiten los ciudadanos y lo que decida la dirección del PP de Puertollano", incluido apoyar propuestas de otros grupos que consideren positivas para la ciudad. Insistía Lucas-Torres en que la obsesión de su partida "no son los sillones ni los sueldos", y sí la preocupación que sienten por la situación que vive Puertollano, de la cual culpabilizan "única y exclusivamente" a Mayte Fernández. 

Por último, advertía a Fernández que, haya o no moción de censura, "no debe estar relajada", puesto que debe ser consciente de que tiene "un problema institucional y municipal muy grave en Puertollano". 

FERNÁNDEZ TIENDE LA MANO, PERO RECUERDA SUS VOTOS

Y ya sin la espada de Damocles sobre su cabeza, la alcaldesa Mayte Fernández volvía a tender la mano a la oposición, aunque dejándoles claro que el PSOE obtuvo en las últimas elecciones el 40 por ciento de los votos, y que por tanto en ellos recae la responsabilidad y el mandato de gobernar. 

La socialista ve bien que la oposición haga "propuestas constructivas", pero considera que unir sus fuerzas con el único objetivo de "destruir" al Gobierno municipal "es para hacérselo ver". Y advierte, que la salida a la fracasada moción de censura no debe ser ir "a molestar por molestar" e intentar hacer "ingobernable" el Ayuntamiento de Puertollano con una "pinza tripartita".