Lunes, 22 de Mayo de 2017 Actualizado: 17:41 h.

Padres denuncian que un maestro agrede y amenaza a sus hijos de cinco años

Tensión y preocupación en el colegio público 'Divino Maestro' de Argamasilla de Alba (Ciudad Real). Las familias han comenzado a movilizarse contra un profesor del centro, al que acusan de ocasionar "crisis de ansiedad" en alumnos.

Interior del colegio 'Divino Maestro' de Argamasilla de Alba
Interior del colegio 'Divino Maestro' de Argamasilla de Alba

CIUDAD REAL.- Tensión y preocupación la que se vive durante estos días entre las familias de los alumnos del Colegio de Educación Infantil y Primaria 'Divino Maestro' de la localidad ciudadrealeña de Argamasilla de Alba, a raíz de las quejas que se han ido acumulando en los últimos cursos respecto a un profesor del centro por su actitud hacia los menores.

Tanto es así que algunos padres han comenzado a movilizarse para que sus hijos no tengan como docente a este profesor, a cuyo comportamiento en las aulas atribuyen el traslado de dos alumnos a otros centros a petición de sus padres "tras presentar partes médicos por cuadros de ansiedad".

En un comunicado, este grupo de padres señala que las quejas que se han ido acumulando en torno a este profesor "hacen referencia a miedo de los niños y niñas a asistir a clase; humillaciones, amenazas, coacciones; estados de ansiedad en algunos alumnos", así como "agresiones", patrones de conducta que "atentan contra su equilibrio emocional e integridad moral", señalan.

Asimismo apuntan al "miedo" existente entre las familias a denunciar los hechos por la posible repercusión hacia sus hijos, pero también a que "sus hijos reciban clase de dicho profesor".

Pero esta preocupación no solo afectaría a los padres y madres de los alumnos del centro, sino también ‑siempre según explican en el comunicado‑ al profesorado y al resto de la comunidad educativa al poder estar el resto de alumnos del centro "expuestos a actuaciones que atenten contra la integridad moral o física y el libre desarrollo de la personalidad".

Ante esta situación, los padres explican que ya se ha mantenido una reunión con el director provincial de Educación, Francisco Navarro, así como con el concejal de Educación, José Antonio Navarro para informarles sobre la situación que se vive en el CEIP 'Divino Maestro'. Además, también ha dado cuenta a la Fiscalía General del Estado y al Defensor del Pueblo. Actuaciones todas ellas que han llevado a la apertura de un expediente disciplinario por parte de la Dirección Provincial de Educación ‑el cual permanece aún abierto, según detallan en el comunicado‑; un expediente por parte del Defensor del Pueblo y otro de diligencias previas en la Fiscalía Provincial de Ciudad Real.

Actuaciones que, sin embargo, no habrían tenido hasta este curso la repercusión esperada por parte del propio centro educativo. "Hasta el presente curso estas quejas presentadas por los padres no habían provocado reacción alguna ni en la dirección del centro ni en el servicio de Inspección", denuncian, a pesar de que sí la tuvo por parte de los servicios jurídicos del Centro de la Mujer de la localidad. Allí, señalan los padres, se detectaron "quejas en los alumnos durante unas charlas contra el acoso y la violencia de género", por lo que se envió un informe al centro, provocando "la apertura de un expediente de instrucciones" durante el curso pasado.

Desde el AMPA del centro se ha convocado a todas las familias de los alumnos a una reunión para explicarles qué está ocurriendo, así como acordar la puesta en marcha de una recogida de firmas para remitirlas al consejero de Educación, Ángel Felpeto, junto a una solicitud de entrevista personal con él "para mostrarle la preocupación de los padres ante la posibilidad de que algún profesor sobre el que recaigan sospechas tan graves pueda seguir dando clase a niños, sean del centro que sean".

Por último, y mientras que se adoptan medidas al respecto, algunos padres de los alumnos de cinco años han optado por solicitar un cambio de centro "ante la posibilidad de que este conflicto no se resuelva de forma satisfactoria" mientras que otros podrían plantearse "no escolarizar a los niños el curso que viene si se mantiene en el claustro a cualquier profesor con conductas tan graves como las presentadas en las quejas".