Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 10:39 h.

MEMORIA HISTÓRICA

El PSOE rectifica y acepta retirar la medalla de oro que le mantuvo a Franco en Almadén

Los socialistas, que en julio se aliaron con el PP para prolongar los honores al dictador, llegan a un acuerdo de mínimos con IU para enmendar esta polémica decisión y exigir a la Fundación Francisco Franco la devolución física de la condecoración.

Imagen del NO-DO de cuando Francisco Franco recibió la medalla de oro de Almadén
Imagen del NO-DO de cuando Francisco Franco recibió la medalla de oro de Almadén

CIUDAD REAL.- La localidad ciudadrealeña de Almadén retirará finalmente la medalla de oro de la ciudad concedida a Francisco Franco en 1953. Tras una agria polémica, suscitada tras el voto en contra del equipo de Gobierno municipal del PSOE a la propuesta al respecto presentada por Izquierda Unida hace unos meses, finalmente ambas formaciones se han puesto de acuerdo y elevarán al próximo pleno, a celebrar el 29 de noviembre, una moción conjunta para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. 

Esta moción es el resultado de los trabajos llevados a cabo en el marco de la comisión municipal creada a finales de verano para abordar la aplicación de dicha legislación en el municipio, comprometida por el alcalde, Siro Ramiro, tras el controvertido pleno de julio. En ella también se encuentra representado el Partido Popular, pero finalmente ‑como ya hicieran en el pleno del mes de julio, entonces acompañados por los ediles socialistas‑ votarán en contra de quitar los honores al dictador

El texto de esta moción conjunta no solo recoge la decisión del pleno municipal de retirar la medalla de oro a Franco, sino también la petición expresa de que la misma sea devuelta al Ayuntamiento de la localidad, por parte de la Fundación Francisco Franco, por ser "propiedad de todos los almadeneses". 

Asimismo, con esta iniciativa, el Consistorio se declarará a disposición de las organizaciones o ciudadanos particulares que lo deseen para cumplir los objetivos que marca la Ley de Memoria Histórica. 

Desde Izquierda Unida valoran positivamente el resultado de esta propuesta en la que se venía trabajando desde hace meses. El portavoz municipal de la formación, Alfonso Bejarano, lamenta que no se hayan podido concretar más medidas, como la retirada de la calle Jacobo Roldán, gobernador civil franquista, puesto que IU se quedó sola ante esa propuesta en el marco de la comisión.  

A pesar de ello, subraya la existencia del compromiso de que si alguna asociación o particular solicitara la aplicación de la ley "en este caso o en otro", el Ayuntamiento de Almadén colaborará con ellos. 

Bejarano manifiesta su satisfacción porque finalmente "Almadén se desvincule de una dictadura tan atroz como la franquista". Algo que, subraya, se ha conseguido "tras más de 40 años de democracia, gracias a la iniciativa de nuestros concejales". 

Además, valora el "cambio de postura del PSOE y su equipo de Gobierno", quienes en un principio se negaron a aceptar la iniciativa planteada desde Izquierda Unida el pasado mes de julio, argumentando que en la localidad había otros temas que atender antes que retirar la medalla de oro al dictador. Al mismo tiempo desde IU agradecen el apoyo recibido por parte de vecinos de Almadén durante todas estas semanas.  

ALCALDE Y AYUNTAMIENTO FUERON DENUNCIADOS

Un acuerdo plenario que se producirá tan solo días después de que desde la Asociación Ranz Orosas se iniciaran acciones legales contra el Ayuntamiento de Almadén, al no haber retirado las distinciones concedidas a Franco tras la muerte del mismo, algo que ‑según el colectivo memorialista‑ supone un incumplimiento del ordenamiento jurídico, al margen de considerar su mantenimiento como "exaltación de franquismo"

Concretamente, en el momento de interponer esta denuncia ante el decanato del Juzgado de lo Contencioso‑Administrativo de Ciudad Real, el abogado que representa a la asociación, Eduardo Ranz, consideraba que esta "inacción" del Consistorio infringe el Código Civil debido a que  "los honores tienen eficacia jurídica mientras haya vida", por lo que en el momento del fallecimiento "deben ser retirados", algo que debería haberse hecho en este caso hace más de cuatro décadas. 

Este contencioso se sumó a la denuncia penal contra el regidor almadenense que interpuso esta misma asociación en julio, tras el pleno que rechazó quitar la medalla de oro al dictador. En aquella ocasión, Siro Ramiro manifestó que la ciudad tenía "quinientos problemas" que resolver antes que esta cuestión y que no compartía la moción de Izquierda Unida "por un motivo de justicia, pero también de conciencia". Una postura que ahora el propio alcalde socialista se dispone a enmendar para poner fin a los privilegios que aún hoy posee Franco en este municipio ciudadrealeño.