Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 23:33 h.

MEMORIA HISTÓRICA

La Justicia admite la querella de la Fundación Franco por la retirada de una estatua

Los seguidores del dictador acusan a la alcaldesa de Ciudad Real y a uno de sus concejales de un delito de prevaricación y otro de daños sobre el Patrimonio por quitar el monumento al Alférez Provisional, un símbolo vinculado al ejército franquista.

Momento de la retirada del Alférez Provisional de Ciudad Real | elsayon.blogspot.com
Momento de la retirada del Alférez Provisional de Ciudad Real | elsayon.blogspot.com

CIUDAD REAL.- El Juzgado de Instrucción número 3 de Ciudad Real ha admitido a trámite la querella presentada por la Fundación Francisco Franco por prevaricación y daños sobre el patrimonio por la retirada, a su parecer irregular, del Alférez Provisional. Cabe recordar que esta polémica estatua vinculada al ejército franquista fue eliminada de la vía pública por el Consistorio ciudadrealeño el pasado 29 de junio.

La querella fue interpuesta por este colectivo ultraderechista contra la alcaldesa de Ciudad Real, la socialista Pilar Zamora, y el concejal de Promoción Económica, Cultural y Turística, José Luis Herrera, después de que el 14 de julio presentara un requerimiento al Ayuntamiento para que repusiera el monumento en un plazo de diez días, una petición que no fue atendida.

Según ha informado hoy la propia Fundación Francisco Franco en un comunicado, el auto del juzgado señala que la querella reúne los requisitos que establece la Ley y que los hechos presentan características que hacen presumir la posible existencia de delito de prevaricación administrativa.

De igual manera en el auto se instruyen diligencias previas para determinar las personas participantes e investigar las circunstancias de los hechos.

A juicio de la Fundación, se cometió un delito contra el patrimonio y otro de prevaricación tipificados en el código penal al retirar la estatua realizada por Marino Amaya que se encontraba colocada en la Plaza de España de Ciudad Real, por hacerlo "de manera arbitraria y sin seguir el más mínimo procedimiento administrativo".

Además de la presunta prevaricación por prescindir de cualquier garantía jurídica en la retirada de la estatua, la Fundación ha comentado que al ser "un elemento cultural registrado por el propio Ayuntamiento de Ciudad Real como Mueble de Carácter Histórico Artístico, no cumple ni siquiera con lo requerido" por la Ley de Memoria Histórica, ha concluido.

EL POLÉMICO ASESOR DE CIUDADANOS

Frente a lo que argumenta la Fundación Franco, cabe destacar que la decisión de retirar la estatua del Alférez Provisional fue adoptada el pasado mes de noviembre en el seno de la comisión creada para tal efecto en el Consistorio. Una medida que, como contamos en periodicoclm.es, no sentó bien incluso a algunos de los que formaron parte de dicha comisión, como es el caso de un asesor de Ciudadanos, Emilio Martín Aguirre, quien no solo criticó duramente la retirada del monumento, sino que argumentó su rechazo citando a la institución franquista que ahora ha conseguido que la Justicia admita a trámite su querella y en cuyos estatutos recoge como prioritaria la difusión de la “obra” del dictador.

Según plasmó este asesor del partido naranja en su blog, la medida de quitar la escultura, así como la de cambiar el nombre de ciertas calles de Ciudad Real que mantenían denominaciones franquistas, no fue más que un "ajuste de cuentas a la Historia" por parte de PSOE y Ganemos, "aplicando una suerte de venganza tardía e innecesaria" al tratar de "abrir una herida que, para la inmensa mayoría de nuestros conciudadanos, hace tiempo que cicatrizó". Una argumentación en la que llegó a calificar esta estatua como "obra de arte".