Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 21:42 h.

TRANSFUGUISMO EN ALDEA DEL REY

Un exconcejal de C's desvela que Rivera da cobijo a tránsfugas en Ciudad Real

Pedro Fernández, edil no adscrito del Ayuntamiento de Ciudad Real tras abandonar Ciudadanos, saca a la luz el caso de transfuguismo de Aldea del Rey, municipio donde el partido de Albert Rivera acoge a dos concejales que fueron electos por UCIN.

Pedro Fernández, antiguo portavoz de C's en el Ayuntamiento de Ciudad Real | EFE
Pedro Fernández, antiguo portavoz de C's en el Ayuntamiento de Ciudad Real | EFE

CIUDAD REAL.- “Para dar lecciones contra el transfuguismo lo primero es aplicarse el cuento”. Esto es lo que piensa el exportavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Ciudad Real y ahora concejal no adscrito, Pedro Fernández, quien responde a través de un comunicado a las declaraciones realizadas el pasado viernes por el líder de la formación naranja, Albert Rivera, en las que apelaba a la lucha contra el transfuguismo a su paso por tierras castellano‑manchegas.

Y es que Fernández, quien dejaba la formación la semana pasada tras no producirse la dimisión de su compañero de grupo, Francisco Javier Fernández-Bravo, al que había tildado de "vago", recuerda a Rivera que para poder tomar "en serio" la lucha de Ciudadanos contra el transfuguismo, antes debería "dar ejemplo", en lugar de "cobijar" a tránsfugas en su partido.  

En concreto, Fernández revela que su antiguo partido ha acogido y "promocionado" a dos concejales tránsfugas, Fulgencio Flox Rodríguez y Fernando Caballero Ciudad, los cuales hasta hace unos meses "constaban como concejales por el partido UCIN en Aldea del Rey (Ciudad Real)", cargos para los que fueron elegidos en las últimas elecciones, y que sin embargo ahora figuran como "concejales no adscritos", habiéndoseles "promocionado" desde la formación naranja y creando incluso una Agrupación Local de Ciudadanos de la que es coordinador Flox y secretario‑tesorero Caballero. 

Una "promoción" de la que Pedro Fernández responsabiliza al propio Albert Rivera, así como al delegado regional, Alejandro Ruiz, y al delegado provincial en Ciudad Real. Estos dos últimos presentes el pasado mes de agosto en la constitución de la Agrupación Local de C's en Aldea del Rey. Un impulso en el seno de la formación el que se ha propiciado a estos "tránsfugas" que ilustra el hecho de que Fulgencio Flox sea actualmente "una de las caras más visibles y con mayor peso de Ciudadanos en la provincia de Ciudad Real", critica Fernández. 

Cabe recordar que el pasado viernes, 21 de abril, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, hizo un llamamiento a que los cargos electos por su formación cumpliesen con el compromiso suscrito con la ciudadanía y con la "carta ética" firmada al ser elegidos. Asimismo aseguraba que "las actas de concejal pertenecen a los votantes y a los militantes, no a los cargos públicos", mostrándose así favorable a que se entreguen una vez de abandonar el partido.  

Respondía así al ser preguntado en Toledo, donde minutos antes mantenía un encuentro con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, sobre los casos concretos de Ciudad Real ‑Pedro Fernández había anunciado días antes que se marcharía si no dimitía su compañero de grupo y coordinador provincial‑ y de Guadalajara ‑donde la diputada Yolanda Ramírez tampoco entregó su acta, lo que le ha servido para conservar un sueldo de 49.000 euros de la Diputación‑, aunque Rivera prefirió no poner nombre ni señalar en concreto ninguno de estos casos. 

Tras su visita a la capital autonómica, Rivera se desplazó a Guadalajara, donde participaba en un acto con más de trescientos militantes y simpatizantes de la formación naranja. Evento en el que tampoco se olvidó de hablar de transfuguismo, señalando que aún hoy hay partidos que "se dedican a comprar concejales y diputados provinciales" porque "lo que no ganan con las urnas lo quieren hacer con mordidas". Algo que, aseguraba, Ciudadanos no va a permitir "porque aquí no tienen cabida ni los tránsfugas ni los corruptos". Afirmación esta última que ha llevado al exconcejal de C's en Ciudad Real, Pedro Fernández, a cargar contra Rivera.

RAZONES DE FERNÁNDEZ PARA DEJAR C’S

El mismo día de la visita de Albert Rivera a Castilla-La Mancha, Pedro Fernández, que hasta ese momento era portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos Ciudad Real, materializó en el registro del Consistorio su petición de dejar de ser edil de la formación naranja para pasar a ser concejal no adscrito.

En declaraciones a los medios de comunicación y visiblemente emocionado, Fernández aseguró que estaba viviendo una situación personal agridulce, pero reconocía que había tomado la decisión adecuada. El que fuera concejal de Ciudadanos se mostró especialmente crítico con su partido, llegando incluso a decir que es lamentable que "una formación que quiere la regeneración política y democrática, prefiera que entre sus filas esté gente con poca implicación en sus cargos".

El ya exportavoz del partido naranja reconoció que con su decisión se quita "un peso muerto", porque, a partir de ahora, podrá "defender los intereses de los ciudadanos con más ahínco y con más ilusión, acorde al proyecto" con el que se presentó.

A preguntas de los periodistas sobre el código ético que existe en Ciudadanos que obliga a quien dimite a dejar su acta de concejal, Fernández indicó que este es un partido que "ni moral y ni éticamente es el adecuado para imponer nada". Y más, advirtió, "cuando prefieren que se queden personas que no han hecho nada por el Ayuntamiento", en clara referencia a Javier Fernández-Bravo, excompañero de bancada.

En este sentido, Fernández comentó que no piensa dimitir pero sí renuncia a la liberación que tenía, por lo que solo cobrará por asistir a plenos y comisiones, como cualquier otro concejal.

También, entre sus razones para abandonar Ciudadanos, Fernández criticó que la formación de Albert Rivera es un partido en el que existen personas que "dicen cosas y no actúan" y donde existe responsables políticos que "hablan muy bien y tienen una gran oratoria", pero, "le quitas eso y por dentro no tienen nada". Para Fernández, Ciudadanos es un partido que "no motiva", en el que está presente siempre "la amenaza y el cizañeo" y donde "no se deja trabajar a nadie".