Domingo, 20 de Agosto de 2017 Actualizado: 13:33 h.

MEMORIA HISTÓRICA

Denunciado el alcalde socialista de Almadén por negarse a retirar los honores a Franco

El abogado Eduardo Ranz emprende acciones legales contra Siro Ramiro. Tras rechazar la petición de IU argumentando tener "quinientos problemas" más que resolver, el regidor del PSOE dice ahora que buscará el consenso para cumplir la ley.

Fotografía de archivo de Siro Ramiro, alcalde del PSOE en Almadén (Ciudad Real)
Fotografía de archivo de Siro Ramiro, alcalde del PSOE en Almadén (Ciudad Real)

CIUDAD REAL.- El letrado Eduardo Ranz, en representación de la Asociación Memorialista Ranz Orosas, ha interpuesto una denuncia penal al alcalde de Almadén, Siro Ramiro, por prevaricación al no retirar los honores que aún mantiene el dictador Francisco Franco en dicha localidad ciudadrealeña.

Una denuncia que ha sido presentada tras el pleno celebrado el pasado 19 de julio, en el que Izquierda Unida presentó una moción para instar al Consistorio a quitar la Medalla de Oro que se le otorgó a Franco en 1953 y que le reconoce como "el más justo" y "salvador de España".

Además, la propuesta también pretendía cambiar el nombre a una calle que actualmente está dedicada a un gobernador civil franquista, así como la creación de un grupo de trabajo para determinar aquellas distinciones, reconocimientos, calles o símbolos aún presentes en la localidad que no hayan sido retirados e incumplan por tanto lo establecido en la Ley de Memoria Histórica.

Esta moción  fue rechazada al ser votada en contra por el PSOE, que gobierna con mayoría absoluta, y el Partido Popular, argumentando desde ambas formaciones que en Almadén hay muchos más problemas que resolver en estos momentos antes que retirar la Medalla de Oro al dictador.

Ante esta situación, el abogado del colectivo memorialista, Eduardo Ranz, recuerda que la legislación que está incumpliendo el regidor socialista lleva ya una década en vigor y que, por tanto, se ha tenido tiempo suficiente para preverlo. Tras la denuncia presentada ahora contra el alcalde de la localidad se abren dos caminos: "el judicial o que impere el sentido común y se retiren estos honores y distinciones". 

RAMIRO BUSCA AHORA EL CONSENSO

La repercusión mediática de la negativa del PSOE a la retirada de la distinción de la villa a Franco y la denuncia presentada por la Asociación Memorialista han llevado al alcalde de Almadén a anunciar su intención de reunir a todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento para consensuar y aprobar una moción que quite los honores a Franco.

El socialista lamenta que el rechazo por parte de su formación y del PP a la moción presentada por IU "se haya sacado de contexto" y lo considera "un intento oportunista por parte de uno de los concejales de IU que lleva un año sin acudir a los plenos". 

Según Ramiro, la moción de IU se rechazó al no existir ningún tipo de dialogo ni intento de consenso previo con el resto de grupos políticos del Consistorio y porque fue presentada "en un momento inoportuno para la población, que se prestaba a comenzar sus fiestas patronales". 

Una falta de consenso que el alcalde sí recriminó a IU al término de su intervención en este punto del pleno, pero habiendo sido su principal argumento para el rechazo a la moción que la localidad tiene "quinientos problemas" que resolver antes que esta cuestión. 

Asimismo, durante el pleno aseguró "no compartir" la moción "por un motivo de justicia, pero también por conciencia", al tiempo que justificaba el voto en contra de su partido señalando que aun habiendo pasado 40 años desde el final de la dictadura, y habiendo muchísimos sitios del país en el que se puede reivindicar lo sucedido durante la guerra y donde permanecen heridas abiertas que puedan molestar, "Almadén no es el caso". 

HACE UNA SEMANA "NO ERA EL MOMENTO"

Durante el pleno Ramiro reconoció la importancia de la ley de Memoria Histórica aprobada bajo el gobierno de otro socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, y gracias a la cual -recordó a los ediles de IU- "podéis estar presentando mociones así".  Una norma que "respetar y acatar", dijo incluso durante el pleno, pero para la que "no era el momento" hace una semana. "Es el momento de tirar para adelante y que aquellas cuestiones que importan a los ciudadanos sean las primeras", sentenciaba. 

Y al igual que en el último pleno no era el momento para el alcalde, tampoco lo fue ‑como él mismo reconoció‑ hace un año, cuando en su grupo se planteó la posibilidad de elevar una moción sobre este mismo asunto, algo que finalmente no hicieron.

Ramiro asegura que el PSOE de Almadén y su equipo de gobierno están en total acuerdo con el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y por ello, ahora sí, asegura que establecerá un grupo de trabajo o una comisión "para que Almadén cumpla con la ley desde el diálogo y el consenso de todos los grupos municipales e intentar así evitar la confrontación entre vecinos". 

Argumenta que "en un pueblo pequeño es muy importante conservar la convivencia, con independencia de sus ideas políticas, y los partidos debemos dar ejemplo de diálogo, humildad y sentido común". 

Desde Izquierda Unida de Almadén se congratulan de esta decisión adoptada por el alcalde, aunque consideran que se debe a la "presión política y social" ejercida desde que se conoció el rechazo del PSOE de Almadén a la moción. Un cambio de postura motivado, según IU, por el "escándalo a nivel regional y estatal que ha supuesto su negativa". Exigen que de forma inmediata se cumpla con la Ley de Memoria Histórica y se retiren las distinciones "a personajes tan dañinos como el dictador Francisco Franco".