Viernes, 23 de Junio de 2017 Actualizado: 17:35 h.

MEMORIA HISTÓRICA

Ciudad Real, territorio libre de fosas comunes antes de 2019

La Diputación que preside el socialista José Manuel Caballero destinará 50.000 euros anuales a exhumar los restos de las víctimas del franquismo, además de otras actuaciones para recuperar la memoria histórica en toda la provincia.

Exhumación en el Cementerio Municipal de Abenójar (Ciudad Real) | ARMH
Exhumación en el Cementerio Municipal de Abenójar (Ciudad Real) | ARMH

CIUDAD REAL.- La Diputación de Ciudad Real sí cumple la Ley de Memoria Histórica. Tras firmar un convenio con el Centro Internacional de Memoria y Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, la institución provincial que lidera el socialista José Manuel Caballero se fija como objetivo exhumar a todas las víctimas del franquismo antes de 2019.

A través de este acuerdo, la Diputación destinará 50.000 euros anuales para llevar a cabo diferentes iniciativas con las que se quiere dignificar la memoria de los asesinados durante la Guerra Civil y de los represaliados en la Dictadura.

Concretamente, el convenio prevé trabajar en la localización de todas las fosas comunes que existen en la provincia, donde se realizarían trabajos de exhumación, identificación y traslado, en su caso, de los restos de las personas desaparecidas, de acuerdo con el actual protocolo de actuación de exhumaciones aprobado por el Gobierno de España.

Además, otra línea de actuación que plantea el acuerdo es poner en marcha una iniciativa para señalizar aquellas fosas, edificios y espacios geográficos vinculados a la memoria histórica del territorio ciudadrealeño.

En la actualidad, la institución tiene constancia oficial de la existencia de dieciséis fosas comunes en la provincia, si bien los investigadores que han venido trabajando en la recuperación de la memoria consideran que esta cifra es aún mayor.

Durante la presentación del convenio, Caballero ha señalado que la iniciativa no busca "reabrir ninguna herida ni ajustar ninguna cuenta del pasado", sino “reparar el daño causado para que las familias afectadas sean escuchadas en cumplimiento de la normativa vigente”.

El objetivo, según ha señalado, es que “la provincia esté libre de fosas comunes”, salvo aquellos casos en los que no se exprese la intención de recuperar los restos o si los científicos certifican la imposibilidad de actuación.

3.800 VÍCTIMAS EN LA PROVINCIA

Por su parte, el director del Centro Internacional de Memoria y Derechos Humanos de la UNED, Julián López, ha verbalizado su satisfacción por el acuerdo que han logrado con la Diputación para iniciar un proyecto de investigación que permitirá documentar e intervenir en fosas generadas fundamentalmente a partir de la Dictadura, porque la Universidad de Castilla-La Mancha trabaja centrándose en la Guerra Civil.

López ha indicado que este convenio servirá para completar un estudio que se prolongó durante tres años y que fue parado en 2011 por falta de financiación. En cuanto a las cifras de víctimas, ha recordado que los primeros trabajos de investigación realizados sobre la memoria histórica han permitido cifrar en 3.800 las personas de la provincia que murieron en actos violentos, fusilamientos, fallecimientos en prisión o campos de concentración nazis.