Domingo, 19 de Noviembre de 2017 Actualizado: 15:11 h.

TRIBUNALES

Piden 5 años de cárcel para un funcionario de Almansa por robar más de 14.000 euros públicos

El acusado cobró durante casi cuatro años impuestos a los vecinos de este municipio albaceteño y se quedaba con el dinero en vez de ingresarlo en la cuenta bancaria del Ayuntamiento. Ocho años de inhabilitación y la devolución de lo sustraído son otras peticiones del fiscal.

Fachada de la Audiencia Provincial de Albacete | Foto: Google Maps
Fachada de la Audiencia Provincial de Albacete | Foto: Google Maps

ALBACETE.- La Audiencia Provincial de Albacete juzga hoy a un auxiliar administrativo del Ayuntamiento de Almansa al que se le imputa un delito de malversación de caudales públicos. Concretamente, se le acusa de robar el dinero del pago de impuestos de varios vecinos entre los años 2008 y 2011, hasta sumar 14.080 euros.   

Unos hechos por los que la Fiscalía solicita para el procesado cinco años de prisión y la inhabilitación por ocho años. No obstante, el juicio, que se celebra con tribunal jurado, ha sido convocado con la posibilidad de alcanzar un acuerdo de conformidad entre las partes. 

Según recoge el escrito de acusación, el imputado responde a las iniciales B.M.P. y tiene 61 años. Cuenta la Fiscalía que se habría valido de "diversas artimañas" para sustraer cantidades de dinero mientras estaba adscrito a la Unidad de Recaudación, dentro de la Sección Gestión Tributaria y Recaudación del Consistorio almanseño. 

Así, en algunas ocasiones, el funcionario municipal cobraba diversos impuestos, como el de circulación de vehículos, el IBI o el recibo de aguas, basura y alcantarillado, y, aunque entregaba a los contribuyentes los correspondientes justificantes de pago, nunca llegaba a ingresar el dinero recibido en la cuenta bancaria titularidad del Ayuntamiento. 

Esto hacía que el Consistorio volviera a reclamar esas cantidades a los vecinos, "a pesar de haber pagado el impuesto con normalidad", precisa en su escrito la acusación. 

Este funcionario también se valía de los recibos que se encontraban en vía ejecutiva, personándose en el banco y procediendo a cobrar las cantidades de las cuentas titularidad de los contribuyentes ya que el acusado, entre las funciones que tenía encomendadas, se encontraba la de realizar notificaciones a los deudores una vez transcurrido el período voluntario de pago, teniendo así conocimiento de los que eran deudores frente al Consistorios.

Bajo esta estrategia, cobraba personalmente los impuestos a estos vecinos, de los que recibía el dinero en mano, unas cantidades que tampoco ingresaba al Ayuntamiento.

Un expolio que fue descubierto por el Ayuntamiento almanseño, al cual su empleado pidió que le fueran detrayendo de la nómina 100 euros mensuales, desde febrero de 2012, de modo que ya habría devuelto 2.500 euros del dinero malversado.

Además de los años de prisión e inhabilitación teniendo en cuenta "la atenuante de reparación del daño", desde la Fiscalía también exigen la devolución de los 11.500 euros restantes al Consistorio.