Domingo, 20 de Agosto de 2017 Actualizado: 23:06 h.

AUDIENCIA PROVINCIAL DE ALBACETE

El acusado de triple violación a una niña con discapacidad intelectual dice que fue sexo consentido

Visto para sentencia el juicio contra el joven albaceteño al que se le imputan tres delitos de agresión sexual por abusar presuntamente de una menor. El fiscal y la abogada de la acusación particular piden que el procesado sea condenado a 42 años de prisión.

Momento del juicio en la Audiencia Provincial | Foto: Kiko Aznar/CadenaSER
Momento del juicio en la Audiencia Provincial | Foto: Kiko Aznar/CadenaSER

ALBACETE.- Hoy ha sido juzgado el joven albaceteño acusado de violar hasta en tres ocasiones a una niña de trece años con discapacidad intelectual. Durante la vista oral que se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Albacete, el presunto agresor ha admitido que mantuvo relaciones sexuales con la menor, pero ha señalado que fueron consentidas.

En el transcurso del juicio, que ha quedado visto para sentencia, el procesado ha alegado que el sexo se produjo en un período de tiempo en el que ambos llevaron una relación sentimental "secreta". Asimismo, ha precisado que dicha relación tuvo lugar unos pocos meses antes y después de que él alcanzara la mayoría de edad.

"Teníamos una relación de amistad y tonteamos por las redes sociales", ha relatado el acusado antes de señalar que "los encuentros sexuales existieron, pero sin obligar a la niña a nada", pues asegura ante el tribunal que "era ella la que lo llamó para ir a su casa".

La denuncia se debió a "rencor o celos", porque "yo andaba con otra novia, jugué a dos bandas, ese fue mi error", ha comentado el procesado, quien preguntado por qué primero, tras la denuncia, negó las relaciones sexuales, ha dicho que lo hizo "por miedo, me asusté".

LA MENOR DICE QUE FUE FORZADA

Sin embargo, la denunciante ha explicado que accedió a las relaciones sexuales "forzada", menos la última vez, que tuvo lugar el 7 de octubre de 2013, dos días antes de denunciar, porque esa vez quiso experimentar "lo que se sentía al tener relaciones consentidas".

En el juicio también ha salido a la luz un mensaje que la menor colgó en su perfil de una red social un año después de denunciar, donde con una foto del procesado puso como título "mi novio".

Sobre la violación, las forenses que han testificado en la vista oral han dicho que no siente "temor ni rechazo" al agresor, y que la discapacidad que sufre le hace "no entender la entidad de los hechos de los que fue víctima".

Por su parte, la madre de la menor, que ya no convive con ella, ha señalado que no notó ningún cambio en su hija, y que "miente" muchas veces, incluso ha denunciado también a su padrastro por presuntos tocamientos.

PIDEN 42 AÑOS DE PRISIÓN

En la vista, el fiscal y la abogada de la acusación particular han mantenido su petición de que el procesado sea condenado a 42 años de prisión ‑14 años por cada delito de agresión sexual mientras que la defensa ha solicitado la libre absolución del procesado.

Según las acusaciones, los hechos juzgados ocurrieron entre abril y octubre de 2013, cuando el procesado violó a la niña ‑que ahora tiene 17 años‑, que sufre un déficit cognitivo que la hace "vulnerable" a manipulaciones y engaños.

Han sostenido que el procesado acudió un día de abril de 2013 y dos días de agosto de ese mismo año a la casa de la menor, y la obligó a abrirle bajo intimidaciones, para luego forzar a la niña a mantener "relaciones sexuales completas".