Viernes, 22 de Septiembre de 2017 Actualizado: 08:26 h.

El dilema de González Ramos: escoger entre líder provincial del PSOE o la Ejecutiva de Sánchez

El secretario de los socialistas albaceteños y recién designado responsable federal de Agricultura, Ganadería y Pesca, Manuel González Ramos, deberá elegir entre uno de los dos cargos, al ser "incompatibles" según una enmienda aprobada en el 39 Congreso.

Manuel González Ramos junto a Pedro Sánchez | Foto: lacerca.com
Manuel González Ramos junto a Pedro Sánchez | Foto: lacerca.com

ALBACETE.- Secretario provincial del PSOE de Albacete o miembro de la Ejecutiva federal socialista, por una de las dos opciones deberá decantarse el también diputado nacional Manuel González Ramos, una vez aprobados los nuevos estatutos del partido resultantes del 39 Congreso, que serán publicados en los próximos días.  

Una cita en la que se acordaba la incorporación de diversas enmiendas al documento marco planteado por Pedro Sánchez, entre las que se encuentra una relativa a la limitación e incompatibilidades de cargos públicos y orgánicos, para seguir avanzando en el principio de "un militante, un cargo". Una enmienda en la que se señala expresamente que "un militante solo podrá tener un cargo orgánico ejecutivo", excepto los que no sean incompatibles entre el nivel de agrupación municipal y provincial o de federación, "siendo incompatible simultanear un cargo orgánico provincial o de Federación y un cargo federal". 

Una encrucijada a la que se deberá enfrentar en breve González Ramos, quien en estos momentos compagina la Secretaría provincial del PSOE albaceteño con la Secretaría Federal de Agricultura, Ganadería y Pesca en la Ejecutiva de Sánchez. 

De momento Manuel González Ramos no se ha pronunciado sobre el asunto, a la espera del "literal" que adopte esta enmienda en los nuevos estatutos, quizás a la espera de un resquicio que le permita mantenerse en ambas responsabilidades. 

No obstante, y si se recoge tal y como se aprobó la enmienda en los estatutos, el albaceteño tendría varias alternativas. Una de ellas sería la de dimitir como secretario provincial del PSOE y continuar en la Ejecutiva federal, lo cual implicaría tener que elegir sustituto en Albacete. De elegir esta opción, ya son varios los nombres que se barajan para tomar el relevo de González Ramos, como el secretario de Organización del PSOE albaceteño y presidente de la Diputación, Santiago Cabañero, o quien fuera coordinador de la plataforma de apoyo a Pedro Sánchez en la provincia, Francisco Tierraseca

Otra opción sería dejar el cargo para el que ha sido recién designado por Sánchez e intentar revalidar su cargo como secretario provincial del PSOE, en caso de que hubiera primarias. Finalmente, también podría mantenerse en ambos cargos y que desde la dirección federal del partido se buscara una fórmula que hiciera compatibles ambas responsabilidades. 

El caso de González Ramos no es el único en el nuevo equipo de dirección de Pedro Sánchez, puesto que su secretario de Organización, José Luis Ábalos también se encuentra al frente de una Secretaría provincial, en este caso la de Valencia. 

Pero la introducción de esta enmienda en los estatutos del PSOE no solo pone límites a sus cargos actuales, puesto que también estaría condicionando tener que dejar alguno en caso de que González Ramos finalmente se decidiera a dar el paso y optar a la Secretaría regional, midiéndose con García-Page. Un extremo que el albaceteño ha negado por el momento, manifestando su respaldo al actual líder autonómico de los socialistas y presidente de Castilla-La Mancha, aunque todavía tendría un verano por delante para cambiar de opinión, puesto que no será hasta principios de septiembre cuando se convoque el congreso regional para el mes de octubre.