Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 03:04 h.

SORIANO ANUNCIA QUE PAGARÁ LOS GASTOS DE SU BOLSILLO

Un edil de Albacete alquila un local porque el PP no le deja recibir vecinos en el Ayuntamiento

El alcalde se excusa asegurando que no está obligado a facilitar un lugar en el Consistorio para este concejal no adscrito. Además, tampoco le permiten acceder al correo corporativo.

Oficina abierta por Pedro Soriano bajo el nombre de "Concejalía Vecinal"
Oficina abierta por Pedro Soriano bajo el nombre de "Concejalía Vecinal"

El concejal no adscrito del Ayuntamiento de Albacete, Pedro Soriano, ha puesto en marcha un punto de atención al ciudadano para atender peticiones y reivindicaciones de los vecinos, ante lo que él mismo califica como “boicot” del equipo de Gobierno del Partido Popular al no cederle un espacio para esta labor, pese a reiteradas peticiones por su parte.

El edil ha denunciado que desde que se convirtió en no adscrito se le ha negado, en repetidas ocasiones, poder utilizar un espacio en el Ayuntamiento para poder atender a la ciudadanía por quejas, sugerencias o reivindicaciones.

En este sentido, Soriano afirma que ha presentado numerosos escritos en los que expone esta pretensión, pero que “lamentablemente” siempre ha recibido negativas por parte de los 'populares', con la argumentación de que, según normativa, no están obligados a facilitar un lugar para que el concejal pueda ejercer su labor.  

Pagará todos los gastos de su bolsillo

Ante esta situación, Pedro Soriano asegura que ha tomado la decisión de alquilar un despacho cerca del consistorio albaceteño para “atender a mis vecinos con dignidad y como se merecen”, ya que, según explica, lleva varios meses recibiendo a ciudadanos en parques o bares de Albacete. Además, ha declarado que así podrá consultar la documentación de las comisiones y plenos que se celebran en el consistorio, ya que lo tiene que hacer de pie y, a veces, sentado en el suelo al no disponer de espacio para trabajar.

Del mismo modo, el concejal no adscrito certifica que va a poner de su bolsillo el dinero que le costará el alquiler de la mencionada oficina, -unos 175 euros-, y lo que gaste en la cartelería y material necesario. Asimismo, incide en que así podrá ejercer su labor para “ayudar a la gente que quiera hacer peticiones o reivindicaciones respecto a los barrios y, en general, sobre la ciudad”.

No puede acceder al correo corporativo

Otra denuncia que el edil ha querido hacer pública es la “imposibilidad” de acceder al correo corporativo que “por derecho” posee en el consistorio, pero que al no disponer de acceso a la red interna del Ayuntamiento no puede consultar “los mensajes que muchos ciudadanos me han enviado y me consta, ya que me lo han comentado por la calle”. Además, Soriano alega que ha tenido que configurar un correo personal en una conocida plataforma de internet y que, a través de comunicados a la prensa, lo está dando a conocer a la ciudadanía.

Por último, Pedro Soriano advierte que, pese al “boicot” de todos sus “compañeros”, va a seguir trabajando en las labores que corresponden a un concejal, y aunque no cuenten con él para actos importantes o mociones conjuntas, según su versión, “no me voy a casar con nadie, lo que vea mal lo denunciaré porque es mi obligación”, sentencia.

Pedro Soriano se presentó con el partido Ciudadanos (C´s) en las pasadas elecciones municipales y fue elegido edil, junto a otros tres miembros del partido, aunque actualmente es “concejal no adscrito”, ya que fue expulsado de la formación naranja por no abstenerse y votar en blanco en la investidura del alcalde de la ciudad, Javier Cuenca, tal y como pactaron entre los dos partidos. Soriano no renunció a su acta de concejal y sigue ejerciendo su cargo.