Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 08:32 h.

CASTIGO EJEMPLARIZANTE

Castilla-La Mancha multa a Iberdrola con 700.000 euros por electrocutar aves en peligro de extinción

El Gobierno de Emiliano García-Page ha decidido sancionar a esta multinacional porque sus tendidos eléctricos han provocado la muerte de águilas imperiales, perdiceras y milanos reales.

Águila muerta en un tendido eléctrico | Ecologistas en Acción Toledo
Águila muerta en un tendido eléctrico | Ecologistas en Acción Toledo

ALBACETE.- La Consejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha ha resuelto varios expedientes sancionadores contra la empresa Iberdrola imponiéndole elevadas multas que superan los 700.000 euros por la electrocución de águilas imperiales y perdiceras, ambas especies en peligro de extinción.

Según ha informado la Sociedad Albacetense de Ornitología en un comunicado, "a falta de disponer de los datos concretos por cada expediente sancionador", el Gobierno de Emiliano García-Page ha emitido varias resoluciones por las cuales sanciona a dicha multinacional por el valor de cada ave electrocutada.

Asimismo, también ha resuelto que la empresa debe corregir los tendidos donde se han producido las electrocuciones de estas aves para evitar que se repitan hechos similares.

LA EXCUSA DE IBERDROLA

Sobre este asunto, Iberdrola ha venido alegando que “debe ser la administración pública quien financie totalmente la modificación de los tendidos”, omitiendo por ello corregir las líneas eléctricas que se encuentran en zonas de protección, donde siguen muriendo centenares de aves todos los años.

Frente a esto, la Sociedad Albacetense de Ornitología considera que el Ejecutivo regional se ha basado en el principio de “quien contamina paga” de las directivas ambientales europeas para exigir que la distribución de corriente eléctrica se haga de manera sostenible y compatible con el medio natural.

Además, también han recordado que llevan mucho tiempo reclamando al Gobierno autonómico "que exigiera a las compañías eléctricas propietarias de los tendidos el cumplimiento de sus obligaciones de modificar los tendidos".

En cuanto a las muertes de aves por electrocución, dicha sociedad ha subrayado que las cifras hasta agosto de 2016 "son tan alarmantes que la Consejería ha tomado la determinación de sancionar a Iberdrola al hacer caso omiso y no cumplir con sus obligaciones de modificación de los tendidos que vencieron a primeros de año de 2011".

Concretamente, precisado que, sólo en la provincia de Albacete, en lo que va de año, se han electrocutado ya dos águilas imperiales, un águila perdicera más y tres milanos reales, todas ellas catalogadas en peligro de extinción, además de cuatro águilas reales, cinco águilas culebreras, un águila calzada, seis milanos negros, veinticuatro búhos reales y treinta y siete busardos ratoneros.

“Estas cifras dan una idea del sumidero de muerte de aves que suponen las líneas sin adaptar a la legislación sobre protección de la avifauna vigente en la actualidad", han denunciado.

PRINCIPAL CAUSA DE MUERTE

La electrocución es la principal causa de muerte no natural para las especies de aves más amenazadas para las que se gastan ingentes cantidades de dinero público y esfuerzo para la recuperación de sus poblaciones.

El número de electrocuciones es tan habitualmente elevado que la Sociedad Albacetense de Ornitología estima que de haberse cumplido con las obligaciones de modificar los tendidos, la población de Águila Imperial Ibérica, de Águilas Perdiceras y Milanos Reales se habría duplicado con los nuevos nacimientos.

Para concluir, este colectivo critica que Iberdrola se publicite como “empresa verde y respetuosa con el medioambiente, vendiendo una imagen corporativa de empresa comprometida cuando en la realidad lo que sucede es que es la empresa que más daño hace a la avifauna protegida existente en la provincia de Albacete”.