Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 08:50 h.

TENÍAN UN ESTADO DE SALUD EXTREMADAMENTE GRAVE

Arrojados a la basura en una bolsa de plástico, así murieron dos perros recién nacidos en Albacete

Estaban mojados y cubiertos por sus propios excrementos, llenos de gusanos y con una gran infección. Los cachorros fallecieron pocas horas después de ser encontrados a pesar de recibir atención veterinaria.

Los cachorros 'Ringo' y 'Pol' unas horas antes de que fallecieran | Dejando Huella
Los cachorros 'Ringo' y 'Pol' unas horas antes de que fallecieran | Dejando Huella

Por desgracia tenemos que seguir informando de otro caso extremo de abandono animal en Albacete, esta vez se trata de dos cachorros de perro recién nacidos encontrados en una bolsa de basura por una persona que paseaba por las afueras de esta ciudad castellano-manchega.

Concretamente, los animales fueron divisados gracias a que dicho vecino escuchó unos gemidos que procedían de una bolsa tirada en el suelo. Al ver que se trataba de dos cachorros de perro, de muy pocas horas de vida, alertó a una clínica veterinaria, quienes tomaron las medidas urgentes e inmediatas para estabilizar a los animales.

Desde la asociación ‘Dejando Huella’, que fue avisada inmediatamente para hacerse cargo de la situación, han informado a periodicoclm.es que se trataban de dos cachorros de galgos o quizás podencos con un estado de salud extremadamente grave, desnutridos, con hipotermia e infectados de parásitos. “Estaban en una bolsa tirados entre la basura, abandonados cruelmente, mojados y cubiertos de sus propios excrementos, llenos de gusanos y con una gran infección”, ha relatado Lola, voluntaria de la asociación que ha llevado este caso.

Fallecieron a las pocas horas

‘Dejando Huella’ asegura que desde el primer momento se les proporcionó atención veterinaria, se les administró antibiótico, se les dio calor y comida, aunque eran conscientes de que se trataba de un caso muy difícil. “Como necesitaban alimento cada dos horas, no se quedaron ingresados y los llevamos a una casa de acogida especializada y con mucha experiencia en estos casos”, afirma Lola con tristeza, pues aunque la cuidadora hizo todo lo que pudo, los dos bebés fallecieron a las pocas horas.

“Ringo, el blanco y negro, murió a media tarde y Pol, que era completamente negro, duró solo cuatro horas más hasta que falleció también”, lamenta la voluntaria.

“Abandonados en medio de la nada, recién nacidos para que mueran agonizando de hambre y frío es un acto extremadamente cruel, abocados a una muerte horrible. Sabían que era muy poco probable que los encontraran, hubiesen perecido solos si esta persona no los hubiese encontrado, por lo menos así han tenido en sus últimas horas cariño y cuidados, aunque no han sido suficientes ante la gravedad de sus estado”, denuncia Lola.

Estudian emprender acciones legales

Como en otras ocasiones, desde ‘Dejando Huella’ están estudiando interponer una denuncia para que se reflejen en las estadísticas y, por supuesto, encontrar a los responsables del cruel abandono.

Asimismo, aseveran que estos hechos les dan más fuerza y ánimo “para seguir luchando y concienciar a la gente para que no cometan esta barbaridad” y añaden que están muy agradecidos por la ayuda de las familias de acogida, a los veterinarios y los medios de comunicación “que se hacen eco de estos hechos para que la gente sea consciente de la barbaridad que supone abandonar a su suerte a un animal indefenso”.

Recordemos que está siendo un verano muy crítico ante la multitud de casos de abandono animal que están llegando a esta asociación protectora, todos ellos en un penoso estado de salud y que en gran porcentaje está acabando en muerte. Estos colectivos quieren mostrar a la opinión pública esta situación con el objetivo de trabajar para concienciar sobre esta realidad.