Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 08:46 h.

CASO DE MALTRATO ANIMAL EN ALBACETE

Amputan las patas a tres cachorros de perro y los arrojan a un contenedor en Hellín

Fueron encontrados entre las bolsas, la suciedad y la tierra que en ese momento contenía el basurero. Los animales están estables y se recuperan lentamente.

Kobu, uno de los cachorros brutalmente maltratados en Hellín | periodicoclm.es
Kobu, uno de los cachorros brutalmente maltratados en Hellín | periodicoclm.es

ALBACETE.- Kobu, Simba y Nala, tres perros con tan solo tres días de vida que ya conocen el sufrimiento que un ser humano puede causar a un animal indefenso. Son dos machos y una hembra, mestizos, que fueron encontrados el pasado lunes en un contenedor de la localidad albaceteña de Hellín.

Desde la protectora de animales y plantas ‘San Francisco de Asís’, han explicado a periodicoclm.es que recibieron una llamada donde unos vecinos les alertaban de que se oían unos “gemidos de gatos” provenientes del interior de un contenedor de la avenida de la Libertad, en pleno centro de Hellín.

En este sentido, cuando varios voluntarios de dicho colectivo llegaron al lugar encontraron a estos tres cachorros entre las bolsas, la suciedad y la tierra que en ese momento contenía el basurero.

Además de la indignación que les causó el hecho de que alguien los hubiese tirado sin ningún escrúpulo, cuál fue su sorpresa al observar que les faltaban, a los tres, varias extremidades.

Se recuperan lentamente

Inmediatamente los llevaron al veterinario, quien hizo los primeros auxilios a los animales, curando las heridas y cosiendo los miembros amputados. También se les administró diversos antibióticos, aunque con peligro de que no pudiesen asimilarlo dada la temprana edad de los cachorros.

En este momento, la asociación asegura que se encuentran en buen estado y que toleran la comida con normalidad, también están tranquilos y duermen perfectamente.

Mari Carmen, miembro de la protectora ‘San Francisco de Asís’, nos cuenta que los ha acogido en su casa y que tiene mucha esperanza de que puedan superar este trance.

Manifiesta que siente rabia por la persona o personas que han cometido esta atrocidad, pues “si no los quieres los puedes llevar a un veterinario o a la perrera”, asegura.

Asimismo, nos revela que Nala tiene la mandíbula rota además de una pata desmembrada, aunque no se teme por su vida.

Simba, otro de los cachorros arrojados a la basura | periodicoclm.es

Dos personas interesadas en adoptar

“Ya son varios días con ellos y parece que todo va bien, comen todos los biberones y los calostros que les suministra el veterinario, al que acudimos a diario” afirma Mari Carmen, y añade que en la asociación están muy contentos por haber recibido ya la petición de dos futuros adoptantes dispuestos a quedarse con un cachorro, además de contar con gente que está colaborando en la recuperación.

“Ahora hay que esperar unos días para descartar cualquier complicación”, aseveran desde la protectora animal, aunque advierten de que a uno de ellos, en un futuro, habría que someterle a una intervención para amputar el trozo de pata que le queda, pues cuando comience a caminar se le producirán heridas en el muñón. 

El caso ha sido denunciado

Por otro lado, en la protectora informan de que ya se han tomado medidas ante estos hechos y han anunciado que han interpuesto una denuncia en la delegación de Medio Ambiente de Hellín, ya que esta asociación gestiona la perrera municipal y les corresponde denunciar allí estos asuntos.

De la misma manera, y con la colaboración de Alma Animal, están estudiando presentar también denuncia ante la Guardia Civil con los informes del veterinario y con los datos que les puedan hacer llegar las personas que puedan haber visto algo o tengan alguna pista, para lo que se han repartido carteles en todo el municipio.

Cero muertes desde 2008

La protectora de animales y plantas ‘San Francisco de Asís’ lleva trabajando en Hellín desde el año 2008, en el que se hicieron cargo de la perrera municipal a través de un convenio con el Ayuntamiento, con la intención de evitar más muertes de los animales que acogía el consistorio.

Desde ese año, han conseguido proporcionar un hogar de acogida o adopción a los perros o gatos recogidos, o en su defecto, han financiado una residencia para los que no han encontrado un hogar, consiguiendo así “cero muertes” en la ciudad.

Nala, la perra que también tiene la mandíbula rota | periodicoclm.es