Viernes, 20 de Octubre de 2017 Actualizado: 03:22 h.

ENTREPEÑAS Y BUENDÍA ROZAN EL NIVEL DE EMERGENCIA

El Tajo entra en coma: ya no hay agua para trasvasar

La aparición de peces muertos y manchas verdes dispara las alarmas. Los embalses de cabecera han perdido más de 14 hectómetros cúbicos en solo una semana, situándose en el 15% de su capacidad total y por debajo del umbral mínimo no trasvasable.

Estado actual del embalse de Entrepeñas | Foto: @rioTajoVIVO
Estado actual del embalse de Entrepeñas | Foto: @rioTajoVIVO

TOLEDO.- Situación de alerta en los pantanos de la cabecera del Tajo. El agua embalsada en Entrepeñas y Buendía ha bajado 14,19 hectómetros cúbicos respecto a la semana pasada, situándose en 378,497 hectómetros cúbicos, por debajo así del umbral mínimo no trasvasable de 400 hectómetros cúbicos. 

Y es que según los datos facilitados hoy por la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), a fecha ocho de mayo, se encontraban al 15,29% de su capacidad total de embalse, que asciende a 2.474 hectómetros cúbicos. 

En concreto, el embalse de Buendía almacena 6,012 hectómetros cúbicos menos que en la semana anterior y acumula 243,814 hectómetros cúbicos, que suponen el 14,87 % de su capacidad total de embalse, que se sitúa en 1.639 hectómetros cúbicos. 

Por su parte, la reserva de agua en el pantano de Entrepeñas ha bajado 7,229 hectómetros cúbicos y almacena 141,645 hectómetros cúbicos, el 16,96 % de su capacidad total, que es de 835 hectómetros cúbicos. 

Una situación que contrasta radicalmente con la que se registraba hace tan solo un año, cuando por estas fechas los pantanos de la cabecera del Tajo almacenaban 547,8 hectómetros cúbicos, el 23,23% de su capacidad total de embalse. 

Y sin embargo, desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se han seguido autorizando, mes tras mes, los trasvases a través del acueducto Tajo‑Segura, el último de 15 hectómetros cúbicos el pasado 11 de abril. Algo que podría volver a producirse, a pesar de la dramática situación en la que se encuentran los embalses de la cabecera del Tajo, puesto que según el último informe de la CHT todavía serían trasvasables otros nueve hectómetros cúbicos, los que faltan para que se alcance el nivel de emergencia, por debajo del cual no se podría trasvasar salvo tirando de Real Decreto. 

Una situación de alerta de la que también se ha hecho eco la Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía, desde la que denuncian que "la falta de agua" y los "bruscos descensos" ocasionados por el trasvase Tajo-Segura "dejan sin oxígeno al agua", lo que provoca "la muerte directa de las especies que habitan en los embalses y el río"

Asimismo advierten que el próximo verano será "de gran mortandad" para la economía, las poblaciones y sobre la propia naturaleza, todo ello "gracias a la nefasta gestión del Memorándum del Tajo" que, critican, "solo lleva cuatro años en vigor y en dos ocasiones ya ha dejado en evidencia la vergonzosa situación". 

En la totalidad de la cuenca hidrográfica del Tajo, los embalses almacenan esta semana 5.818,046 hectómetros cúbicos de agua, que son 93,221 menos que la pasada semana y que suponen el 52,858 por ciento de la capacidad total de almacenaje, que es de 11.007 hectómetros cúbicos.

TEÑIDO DE VERDE A SU PASO POR TOLEDO

Pero la grave situación en la que se encuentra el río Tajo no solo se aprecia en sus embalses de cabecera, sino que también tiene su reflejo a lo largo de su recorrido. Señales que el río va mostrando, y que advierten del peligro de muerte que le acecha, como las que han aparecido estos días a su paso por la capital regional, donde las espumas blancas que lo han poblado durante meses han dejado paso a grandes manchas de color verde.

Manchas verdes en el río Tajo a su paso por Toledo | Foto: Cadena SER

Una situación que la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha relacionado con los efectos del trasvase y las altas temperaturas, apuntando que esto conllevará "la muerte importante de peces". En este sentido, ha asegurado que "se está trasvasando mayor cantidad de agua de la que está llegando a la ciudad de Toledo", de ahí que el bajo caudal unido a las altas temperaturas favorezca la aparición de algas, que acaba con el oxígeno y lleva a la mortandad de peces en el río. 

Y es que aún en la retina de los toledanos permanecen las impactantes imágenes de junio de 2012, con la aparición de cientos de peces muertos en el Tajo a su paso por Toledo, debido a una situación similar. 

MÁS AGUA TRASVASADA QUE EN EL RÍO

También se pronunciaba sobre la situación del Tajo la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García Élez, quien ha señalado al "escaso caudal del río" como la causa del "estancamiento del agua" que ha propiciado la aparición de algas a su paso por Toledo. 

Asimismo, la titular de Fomento ha denunciado que estos días era "mucho más" el agua trasvasada al Levante que la del río Tajo, ya que se enviaban a Murcia 20 metros cúbicos por segundo y "el río estaba llevando tan solo 15 a su paso por Toledo".

García Élez se ha referido así al "expolio" que sufre el río Tajo a través del trasvase, convirtiéndolo en "un río en estado de coma", tal y como se denunció desde Castilla-La Mancha ante la Unión Europea.