Domingo, 20 de Agosto de 2017 Actualizado: 23:01 h.

SITUACIÓN CRÍTICA

Rajoy, dispuesto a trasvasar hasta el lodo del Tajo a golpe de orden ministerial

Autorizado un nuevo trasvase del Tajo al Segura, esta vez de 7,5 hectómetros cúbicos. Con un río al límite, el Ejecutivo del PP da luz verde a esta cesión de agua desde los embalses de cabecera, que se encuentran a un paso del nivel de emergencia.

Estado del embalse de Entrepeñas | Foto: GuadalajaraMedia
Estado del embalse de Entrepeñas | Foto: GuadalajaraMedia

TOLEDO.- Un nuevo trasvase amenaza la crítica situación del río Tajo. Ni la agónica situación que presentan los embalses de Entrepeñas y Buendía, ni la falta de caudal de la que adolece el río, ni los últimos episodios de algas registrados a su paso por la ciudad de Toledo han conseguido frenar la política trasvasista del Ejecutivo de Rajoy, que aun rozando los pantanos de cabecera el nivel 4 ‑el de emergencia‑ ha autorizado una nueva cesión de agua hacia el Segura. Un nuevo trasvase de 7,5 hectómetros cúbicos para el mes de mayo. 

Una autorización firmada este lunes por la ministra García Tejerina, que hoy publica el Boletín Oficial del Estado. Siendo así, a golpe de orden ministerial ‑puesto que al encontrarse en situación de nivel 3 las condiciones hidrológicas así se requiere‑, como el saqueo al Tajo se sigue consumando.  

Una orden ministerial en la que se recuerda que en situación hidrológica excepcional ‑como la actual‑, cuando concurran condiciones hidrológicas de nivel 3 ‑ya desde hace tiempo en nivel de alerta‑ será el Ministerio el que pueda autorizar "de forma discrecional y motivada" un volumen mensual de hasta 20 hectómetros cúbicos para trasvasar. Motivos que en esta ocasión basan en el informe y propuesta emitida por la Dirección General del Agua el pasado 5 de mayo, según el cual a fecha 1 de mayo "las existencias efectivas" en el conjunto de los embalses de Entrepeñas y Buendía era de 376,9 hectómetros cúbicos, por tanto aún con margen de trasvase.  

Valores también recogidos en el informe de sequía publicado por la Confederación Hidrográfica del Tajo el 4 de mayo, en los que se mostraba que los embalses se encuentran al 15% de su capacidad, y al borde de pasar al nivel 4, el de emergencia, en el que según las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura "no se podrán aprobar trasvases". 

Pero mientras tanto, y cediendo a las presiones llegadas desde Levante, donde son conscientes que el trasvase se les acaba porque el Tajo no da más de sí, el Ejecutivo de Rajoy autoriza un nuevo trasvase para el mes de mayo, aunque en esta ocasión rebaja el volumen a los 7,5 hectómetros cúbicos.

Un volumen similar al que han perdido ambos embalses en la última semana, 7 hectómetros cúbicos cada uno, situándose ambos 100 hectómetros cúbicos de agua embalsada menos que en la misma semana del año pasado. Y es que hace un año, Buendía se encontraba en estas fechas al 21% de su capacidad, con 345 hectómetros cúbicos embalsados, mientras que Entrepeñas registraba 243 hectómetros cúbicos, al 29% de su capacidad

Sin embargo hoy, entre ambos embalses no superan en estos momentos los 372 hectómetros cúbicos, cifra cada vez más próxima a los 368 que marcan el paso al nivel 4 de emergencia. 

Una situación dramática de la que el río Tajo ya viene mostrando sus síntomas en los últimos meses, los cuales en las últimas semanas se han acentuado, con un río sin caudal, plagado de algas y que se queda sin oxígeno para los peces, lo que podría hacer que a no tardar mucho volvieran a producirse situaciones como la de junio de 2012, cuando el escaso caudal y las altas temperaturas ocasionaron la muerte de centenares de peces en el río a su paso por Toledo. 

"ATAQUE" A LOS TOLEDANOS

Una ciudad desde la que se vive este trasvase como un nuevo "ataque" a un Tajo "maltratado". Así lo ha manifestado la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, quien en sus redes sociales ha recordado que el río es "una fuente de riqueza fundamental" para la ciudad de Toledo, y por ello "quien ataca al Tajo está atacando a los toledanos".

Por su parte, desde el Gobierno que preside Emiliano García-Page consideran que con esta nueva autorización de trasvase el Ministerio de Agricultura está "rozando el ridículo", al aprobarlo escudándose en "las aportaciones previsibles para los próximos meses", trasvasándose así "el agua que se supone que va a llover". Así lo ha asegurado el vicepresidente del Ejecutivo castellano-manchego, José Luis Martínez Guijarro, quien ha avanzado que también se recurrirá esta nueva derivación de agua del Tajo al Segura. 

Así lo ha asegurado en declaraciones a los medios de comunicación en Toledo, donde ha criticado la decisión del Gobierno al tener en cuenta la situación en la que se en encuentran los embalses de cabecera y los "serios" problemas medioambientales" que presenta el río a su paso por la capital regional. Por ello consideran que esta nueva autorización es, como mínimo, "una falta de respeto institucional", ya que para el vicepresidente sería merecedora de "otras palabras más gruesas". 

Martínez Guijarro ha subrayado lo "insostenible" de esta situación, que ha supuesto que en lo que va de legislatura en Castilla-La Mancha el Ejecutivo de Rajoy haya autorizado 23 trasvases, que han supuesto 390 hectómetros cúbicos de agua "más de la que queda en estos momentos en la cabecera del Tajo".

LISTOS LOS CAMIONES CISTERNA

Una situación que podría llevar en las próximas semanas a que municipios de la región se vean obligados a abastecerse de agua con camiones cisterna, según apuntan a periodicoclm.es diversas fuentes. Y es que aunque la orden ministerial publicada hoy por el BOE autorizando un nuevo trasvase contemple las aportaciones de los próximos meses, lo cierto es que la situación de sequía es alarmante y solo resta seguir la recomendación del delegado del Gobierno de Mariano Rajoy en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, y ponerse a "rezar para que llueva", -que aplicó hace menos de dos semanas para los regantes del Guadiana- visto que el Ejecutivo al que representa en la región no tiene intención de acabar con los trasvases. 

Cabe recordar que el anterior trasvase al que daba luz verde el Gobierno de España se autorizaba el pasado 7 de abril, con publicación en el BOE cuatro días después. Entonces, tomando como referencia los volúmenes embalsados del 1 de abril, cuando se acumulaban 399,6 hectómetros cúbicos, la ministra de Agricultura autorizaba un trasvase de 15 hectómetros cúbicos, el doble de lo que para el mes de mayo se ha podido "arañar" ante la crítica situación del Tajo.