Jueves, 19 de Octubre de 2017 Actualizado: 21:46 h.

El delegado de Rajoy pide rezar para que llueva y Page le suelta un 'zasca' épico

José Julián Gregorio cree que la solución para la escasez de agua pasa por rezar, en lugar de aprobar un Decreto de Sequía para la cuenca alta del Guadiana, pero el presidente de Castilla-La Mancha le solicita que "las oraciones vayan en el Boletín Oficial".

Page junto a Gregorio, delegado de Rajoy en Castilla‑La Mancha | Foto: Ignacio López
Page junto a Gregorio, delegado de Rajoy en Castilla‑La Mancha | Foto: Ignacio López

TOLEDO.- Rezar para que llueva, esa es la solución que el delegado del Gobierno de Mariano Rajoy en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ofrece como alternativa al Decreto de Sequía solicitado para la cuenca alta del Guadiana tras la negativa ‑según él "prescripciones e indicadores" que se deben seguir antes de poder aprobarlo‑ por parte del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. 

Así lo señalaba tras la reunión mantenida con el departamento de García Tejerina, al ser preguntado al respecto durante la inauguración del II Open de Ganado Frisón en Talavera de la Reina, donde pedía que "recemos todos para que llueva porque lo necesitamos"

Reconocía que la situación que está atravesando el país es "muy grave", y por ello es necesario plantear "medidas efectivas y trabajar todos" poniendo en práctica "esas técnicas".  Asimismo apuntaba la necesidad de "mirar todos juntos al futuro" tanto la administración central como la autonómica, sin "echar zancadillas en el ámbito del agua". 

Algo a lo que esa misma tarde respondía el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García‑Page, señalando que prefiere "otra vía" para garantizar que se atiende la grave situación de sequía que vive la región, y para ello su Ejecutivo volverá a exigir el Decreto de Sequía para la cuenca alta del Guadiana en vía parlamentaria la próxima semana. 

"Yo busco el entendimiento y ojalá que coincidamos en las mismas oraciones, pero es bueno que los que gobernamos ayudemos a la divinidad y que las oraciones vayan en el Boletín Oficial, porque si no, vamos a llegar a la conclusión de que la sequía que padecemos en el Guadiana o el desastre del Ato Tajo que vemos a su paso por Toledo, va a ser solo cuestión de que rezan más en otros sitios", sentenciaba Page. 

Algo en lo que insistía también este lunes durante su participación en la tradicional romería del Valle de la capital regional, señalando que se va a reclamar "con urgencia" que los decretos de ayuda a la sequía que tienen otras cuencas como la del Segura y el Júcar "sean también una realidad" en Castilla-La Mancha, "porque tanto derecho a las ayudas tenemos aquí como en el resto de España, ayudas que en un ochenta por ciento van al Levante y que donde deben ir es a la cuenca mayoritaria", la de esta región. 

Recuerda que la sequía "no es de derechas ni de izquierdas" y que lo importante es que la gente "cumpla con su palabra y con los compromisos adquiridos". De este modo, mostraba su deseo de que se pueda avanzar en un "nuevo y auténtico" Pacto del Agua "porque hoy por hoy, lo único que hay es una rendición absoluta de mis antecesores a todos los postulados por interés de partido". 

RECADO AL NUEVO PRESIDENTE DE MURCIA

Pero estas no han sido las únicas manifestaciones del presidente regional en materia de agua durante estos días, ya que también ayer daba la bienvenida al debate al nuevo presidente murciano, Fernando López Miras, a quien tiende la mano para "discutir como comunidades autónomas aquello que es muy difícil arreglar en Madrid", aunque sin pasar por alto las declaraciones de López Miras quien, en su toma de posesión, se mostró partidario de defender el blindaje del trasvase Tajo-Segura

Unas declaraciones que "dejan al descubierto que sigue sin existir la famosa paz del agua que nos vendieron hace unos años, y lo que seguimos teniendo es la misma miseria, que algunos quieren blindar", lamenta Page. En este sentido, garantiza que “bajo ningún concepto, Castilla-La Mancha va a permitir que se sustente un nuevo Pacto sobre el agua en la miseria de toda la España seca”, al tiempo que recuerda que el Tajo “clama y lleva muchos años muriéndose”.