Sábado, 21 de Octubre de 2017 Actualizado: 01:26 h.

AGUSTINA GARCÍA ÉLEZ DESVELA LA DECISIÓN

Castilla‑La Mancha lleva ante la Fiscalía el último y polémico trasvase del Tajo autorizado por Rajoy

La consejera de Fomento del Gobierno de Emiliano García-Page anuncia acciones legales contra el Ejecutivo central por enviar hacia Levante el agua del río Tajo, pese a que sus embalses de cabecera están a menos del 10 por ciento de su capacidad.

La consejera de Fomento, Agustina García, muestra fotos sobre la evolución de los embalses de cabecera del Tajo | Foto: Álvaro Ruiz
La consejera de Fomento, Agustina García, muestra fotos sobre la evolución de los embalses de cabecera del Tajo | Foto: Álvaro Ruiz

TOLEDO.- La consejera castellano‑manchega de Fomento, Agustina García Élez, ha desvelado hoy que el Gobierno de Emiliano García-Page va a denunciar ante la Fiscalía de Medio Ambiente el último y polémico trasvase del Tajo al Segura que ha autorizado el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

La titular de Fomento ha hecho este anuncio en su intervención esta mañana en el Parlamento autonómico, durante el debate general relativo a la situación de la cuenca del Tajo propuesto por el PSOE, al que ha asistido como invitado el portavoz de la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche, Miguel Ángel Sánchez. Del mismo modo, ha avanzado que Castilla‑La Mancha acogerá un encuentro nacional de expertos en materia de agua para “ofrecer soluciones a este gravísimo problema”.

García Élez ha subrayado que el agua, la planificación hidrológica y el estado del río Tajo son una "prioridad" del Ejecutivo castellano‑manchego, sobre todo en el momento de "excepcionalidad" que viven los embalses de cabecera, que acumulan el menor volumen de agua de los últimos 22 años.

La consejera se ha referido así a la situación en que se encuentran los embalses de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía. A día de hoy, ambos acumulan 233,48 hectómetros cúbicos ‑un 9,43 por ciento de la capacidad total‑ cuando hace un año exacto había 436,16 hectómetros ‑un 17,65 por ciento‑ es decir, una diferencia de 203,29 hectómetros cúbicos y más de ocho puntos porcentuales menos.

Ha subrayado que las tres cuartas partes del agua que han perdido los embalses de cabecera en el último año han ido al Levante, y ha criticado los veintitrés trasvases del Tajo al Segura aprobados por el Ejecutivo central esta legislatura (además de doce cesiones de derecho), siete de ellos con los pantanos por debajo del mínimo trasvasable de 400 hectómetros cúbicos.

"No queremos judicializar nada, no queremos ninguna guerra del agua pero cuando no se oye nuestra voz hay que alzar donde sea necesario", ha dicho García Élez.

AUSENCIA DEL PP EN LA DEFENSA DEL TAJO

La consejera también ha reprochado al PP que en un tema "tan importante" para Castilla-La Mancha "pierda el tiempo" hablando de otra cosas, en respuesta a la ausencia de los diputados conservadores de las Cortes regionales como señal de protesta porque el presidente de las Cortes, el socialista Jesús Fernández Vaquero, no les ha permitido hablar de la situación de Cataluña, que no figuraba en el orden del día.

Un pleno que ha aprobado, con la ausencia del PP, la propuesta de resolución del PSOE que insta al Ejecutivo central a cambiar su política de agua y derogar la normativa que emana del memorándum y le exige el trasvase cero definitivo y un caudal ecológico real superior al actual, además de pedir que el Gobierno regional tenga más presencia en los órganos de decisión.

En su intervención, el portavoz del grupo parlamentario de Podemos, David Llorente, ha exigido la dimisión de la ministra de Agricultura y la directora general del Agua como responsables del "trasvase encubierto" del viernes y ha avanzado que Unidos Podemos ha pedido al Gobierno central explicaciones sobre este trasvase y si tiene "constancia" de que la cabecera del Tajo no llega al 10 por ciento de capacidad.

Por su parte, el presidente del grupo socialista, Rafael Esteban, ha señalado que el cese del presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Miguel Antolín, por estar en contra de "ese trasvase ilegal", ha sido la "consecuencia más ruin y más desdichada de un Gobierno que solamente mira por esquilmar esta cuenca del Tajo y favorecer otros intereses diferentes en otras cuencas".

Aunque los diputados del PP han abandonado el pleno durante este punto del orden del día ‑y no han votado la propuesta de resolución‑, el portavoz popular Francisco Cañizares ha intervenido en su turno y ha expresado el "rechazo injustificable" a la venta de agua del Tajo, a pesar de que su partido la autorizó.

También ha dicho que el tema del agua sí está relacionado con Cataluña porque el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero "echó atrás" el Plan Hidrológico Nacional para "satisfacer" a Esquerra Republicana de Catalunya, ha argumentado.